*

Si la pandemia no nos extingue, la crisis climática lo hará, aseguran líderes mundiales

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 10/03/2020

La pandemia de covid-19 nos hizo creer que este año sería una excelente oportunidad para recuperar nuestro planeta y aunque esa es nuestra crisis más inmediata, la crisis del medioambiente es más preocupante

Líderes mundiales advirtieron a las Naciones Unidas esta semana que si la pandemia de coronavirus no extermina a la especie humana, la crisis climática sí lo hará, pues, aseguran estos gobernantes, dicha situación es un "Armagedón ambiental".

La terrible advertencia en la Asamblea General de la ONU vino de los líderes de todos los rincones del mundo, desde las naciones insulares –que corren el riesgo de quedar sumergidas por el aumento de los niveles del mar– hasta África central, donde se espera que el aumento de la temperatura sea 1.5 veces superior a la media mundial.

La reunión anual de los líderes mundiales se está llevando a cabo en gran parte de manera virtual debido a la pandemia de covid-19. Junto con la crisis de la salud mundial, también se ha hecho énfasis en el aumento de las alertas rojas de la naturaleza.

"Ya estamos viendo una versión del Armagedón ambiental", dijo el primer ministro de Fiji, Frank Bainimarama, recordando los incendios forestales en el oeste de Estados Unidos y señalando que el trozo de hielo que se separó de Groenlandia era más grande que varios países insulares.

Pese a ello, la pandemia de coronavirus ha desviado los recursos y la atención de lo que podría haber sido el tema más importante en la reunión de la ONU. Como parte de las medidas que se han implementado durante la emergencia sanitaria de este año, la cumbre climática global de la ONU se pospuso hasta finales de 2021.

En 2015, la mayoría de las naciones firmaron el Acuerdo de París con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura mundial a un nivel por debajo de los 2ºC. Sin embargo, los científicos han demostrado que las actuales tendencias mundiales indican que estamos muy cerca de superar el límite de los 2ºC y, por ello, muy lejos de cumplir dicho compromiso.

Un nuevo estudio encontró que si la temperatura promedio mundial asciende en tan sólo 0.9ºC más, la capa de hielo de la Antártida Occidental alcanzará un punto de derretimiento irreversible. Esta capa tiene agua suficiente como para elevar el nivel de los océanos de la Tierra en 5 metros.

Han sido pocas las promesas que surgieron en la reunión de las Naciones Unidas, aparte del anuncio de China de que aspira a que las emisiones de dióxido de carbono alcancen su punto máximo antes de 2030 y a lograr la neutralidad del carbono para 2060.

En medio de las preocupaciones en las que el mundo está distraído, no fue una sorpresa que el movimiento estudiantil Fridays for Future ("Viernes por el Futuro"), encabezado por Greta Thunberg, regresara a las calles esta semana en varios países del mundo para impulsar las primeras grandes manifestaciones por la acción climática en meses.

La pandemia de covid-19 es nuestra crisis inmediata, sin duda; sin embargo, el cambio climático sigue siendo la mayor amenaza para los medios de vida, la seguridad, el bienestar y la seguridad alimentaria de todo el mundo.

Desde las Islas Marshall, libres de covid-19, el presidente David Kabua utilizó el ejemplo del virus para pedir más ayuda inmediata y urgente:

El cambio se basa en la protección de los más vulnerables, porque los que están en primera línea –ya sea los trabajadores de la salud que luchan contra la pandemia o los pequeños países insulares que dan la alarma sobre el cambio climático– son fundamentales para la supervivencia de todos nosotros.

El continente africano también hizo un llamado urgente, pues en general la población de los países que lo integra es la que menos contribuye al calentamiento global pero, paradójicamente, es quien más sufre sus consecuencias.

"Al favorecer soluciones basadas en el respeto a la naturaleza también estamos preservando la salud de nuestros pueblos", dijo el presidente Issoufou Mahamadou de Níger, parte de la región del Sahel al sur del desierto del Sahara, donde se espera que el aumento de la temperatura sea 1.5 veces superior a la media mundial.

"Nuestro hogar mundial, que estaba repleto de millones de especies de criaturas dadas por Dios, tanto grandes como pequeñas, se está muriendo lentamente", dijo el presidente de Kenya, Uhuru Kenyatta, quien el año pasado señaló que su país era el único de África que había alcanzado el objetivo de hacer que la energía renovable constituyera el 75% de su combinación energética.

Es de suma importancia que los gobiernos se comprometan a la reducción de las emisiones de carbono, que son las principales responsables del aumento de la temperatura mundial. Pero también deben comprometerse a implementar medidas más drásticas que favorezcan a los sectores más vulnerables, la redistribución de la riqueza es extremadamente relevante. Y esto debería ser el resultado de la modificación del sistema de producción en el que las sociedades humanas han vivido desde hace al menos un par de siglos.

 

También en Pijama Surf: Si la explotación del planeta continúa, surgirán nuevas pandemias: científicos

 

Imagen de portada: Mike Marrah / Unsplash