*

X

Por primera vez desde 1882, el Reino Unido generó electricidad sin quemar carbón

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/12/2019

En un logro sin precedentes, el Reino Unido generó la energía eléctrica que el país consumió durante toda 1 semana sin el uso de combustibles fósiles

¿Llegará el día en que la humanidad deje de depender del carbón, el petróleo y otros combustibles fósiles? A juzgar por lo que pasó recientemente en el Reino Unido, las probabilidades parecen ser alentadoras.

En efecto, de acuerdo a un anuncio hecho por el Operador del Sistema Eléctrico de la Red Nacional, por primera vez desde 1882, la electricidad del Reino Unido fue generada  sin carbón durante 1 semana.

Como es sabido, en prácticamente todo el mundo la principal forma de generar electricidad ha sido históricamente a través de la quema de carbón, una roca sedimentaria, resultado de la descomposición milenaria de restos vegetales, la cual impulsó en buena medida la Revolución Industrial y en nuestra época aún suministra el 25% de la energía primaria consumida en todo el mundo (sólo detrás del petróleo), y se usa para generar el 40% de la producción mundial de electricidad. Las plantas generadoras de electricidad suelen quemar el carbón para hervir agua y usar el vapor resultante para impulsar inmensas turbinas magnetizadas, cuyo movimiento produce la energía eléctrica.

Con todo, actualmente no hay duda de que los combustibles fósiles son también uno de los principales factores responsables del proceso conocido como efecto invernadero y, por consecuencia, de la aceleración del cambio climático relacionada directamente con las actividades humanas. Asimismo, los residuos resultantes de la quema de carbón también han sido asociados con enfermedades de las vías respiratorias en el ser humano y afectaciones a otras especies de seres vivos (principalmente, el dióxido de carbono).

En ese sentido, la acción implementada por el gobierno del Reino Unido es alentadora, pues de alguna manera hace pensar que un futuro libre de emisiones de gases de invernadero podría ser posible. Los planes del gobierno británico prevén que la totalidad de la energía eléctrica del país pueda liberarse del carbón en el año 2025 y, por otro lado, que para el año 2050 el Reino Unido será un país "cero emisiones", por completo, en todas sus actividades. Un propósito sin duda ambicioso pero, a decir de las autoridades involucradas, asequible.

Entre las formas de generar electricidad consideradas "limpias" se encuentran la energía eólica, la energía nuclear y la energía hídrica (o hidráulica), las cuales tienen también la ventaja de ser energías renovables (lo cual no es el caso de los combustibles fósiles). Quizá la energía nuclear es la más polémica, pues en su historial está asociada a no pocos desastres ecológicos y humanos.

 

También en Pijama Surf: Nikola Tesla, la energía libre y la electricidad inalámbrica

Te podría interesar:

La piel de los pulpos podría reproducirse artificialmente para crear maquillaje y ropa que cambia de forma y color

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/12/2019

Reproducir artificialmente la piel de los pulpos podría crear una nueva era para el camuflaje y los cosméticos.

El futuro de la moda y del maquillaje podría parecerse a una película de ciencia ficción. Rostros caleidoscópicos, vestidos que cambian de color, camisas que muestran patrones geométricos mutantes o soldados que se mimetizan con la naturaleza. Y todo gracias a los pulpos, esos "extraterrestres del mar".

Al menos esto es lo que cree el científico Roger Hanlon, quien en los últimos años ha estudiado cefalópodos en su laboratorio de biología marina de la Universidad de Chicago. Hanlon cree que las habilidades únicas de estos animales podrían próximamente ser imitadas, una vez que sean entendidas del todo (algo de lo cual dice estar cerca). 

El secreto parece estar en la forma en la que un pulpo emplea la luz. Los pulpos tienen pigmentos en la piel y células que absorben la luz para que pueda ser manipulada de formas distintas con el fin de camuflarse. Esto, cree Hanlon, sería sumamente atractivo para las compañías de cosméticos, que al parecer ya estudian esta posibilidad, la cual quizá marcaría una nueva época en la historia del maquillaje y el empleo de pintura y pigmentos con fines de atracción sexual o simplemente con fines de expresión lúdica. Hanlon llama a esto "bioinspiración".

Pero eso no es todo, pues las células de la piel de los pulpos podrían utilizarse también en la investigación para tratar ciertas enfermedades como el melanoma y el vitiligo, e incluso en el desarrolló de músculos artificiales. La piel de los pulpos no sólo es capaz de cambiar de color sino que también puede cambiar de forma de manera radical, pues al parecer, los cefalópodos son el grupo animal con la piel más flexible. La clave en la investigación es la bioimitación de las células de la piel de los pulpos, que pueden ser reproducidas artificialmente en pequeños sensores capaces de manipular la luz en ciertos ambientes.