*

X

Médicos en China instalan 'máquina de la felicidad' en el cerebro de un paciente

Salud

Por: pijamasurf - 05/11/2019

Un hombre adicto a las metanfetaminas se convirtió en el primer paciente de un programa piloto que busca tratar las adicciones con estimulación craneal profunda

En el Hospital Ruijin de Shanghái, China, un hombre acaba de convertirse en el primer ser humano en recibir un implante cerebral que podría revolucionar el tratamiento médico que se le da a las adiciones, en especial la adicción a las drogas.

El hecho se dio a conocer hace unos días, luego de que el paciente –cuya identidad se conserva en el anonimato– presentara resultados positivos en este programa piloto, concretamente, haber pasado más de 6 meses sin consumir metanfetaminas, la droga a la cual era adicto antes de formar parte del experimento.

"Yan" (el nombre dado al paciente con fines informativos) sobrevivió a una cirugía de 72 horas en la que el equipo médico que intervino taladró su cráneo un par de veces para instalar dos electrodos en su cerebro, los cuales estimulan las regiones que se han asociado con el desarrollo de un comportamiento adictivo, particularmente el llamado "centro de recompensa".

Este procedimiento es conocido como estimulación craneal profunda y es utilizado desde hace varios años en el tratamiento de padecimientos sobre todo neurológicos, como la enfermedad de Alzheimer. Este es el primer caso en el que la estimulación craneal profunda se usa para tratar una adicción.

De acuerdo con la información dada a conocer, desde hace medio año Yan dejó de consumir metanfetaminas y, de hecho, asegura que la "máquina" en su cerebro es mágica, pues además de controlar su adicción, según su experiencia también controla otras expresiones de su comportamiento como la alegría, el enojo, la pena o la felicidad.

Esta descripción es en realidad precisa pues, en efecto, así es como funciona el mecanismo. Ayudado por una tableta electrónica, el doctor Li Dianyou, responsable del programa, es capaz de provocar en su paciente estados emocionales como la agitación o la satisfacción, con tan sólo tocar la pantalla de su dispositivo.

Con este programa, el gobierno y otras instancias de China buscan impulsar la generalización de la estimulación craneal profunda como tratamiento médico válido para padecimientos de orden psicológico.

¿Es este el comienzo de una nueva era en el tratamiento de los comportamientos adictivos? Por mucho tiempo en la historia, el ser humano ha batallado con esta inclinación particular de su conducta, sin que hasta ahora parezca que exista un "remedio" que cumpla con los estándares elevados de eficiencia que demanda la industria de la salud. Si quizá más personas estuvieran dispuestas a entender su vida y sus decisiones, la adicción sería menos un defecto por corregir y, más bien, una dificultad a remontar.

 

También en Pijama Surf: 3 acciones para liberarte de un comportamiento adictivo (desde la raíz)

Te podría interesar:

Existen indicios de que el porno está haciendo impotentes a los jóvenes

Salud

Por: pijamasurf - 05/11/2019

Al parecer, el porno y su experiencia disociativa están creando una epidemia de disfunción eréctil

Según señala el diario The Guardian, un nuevo estudio muestra que entre el 14% y el 35% de los hombres de menos de 40 años de edad experimenta disfunción eréctil. Aparentemente, antes de 2002 las cifras eran de algo así como el 3% solamente.

Según Mary Sharpe, de la Reward Foundation, esto podría deberse al porno gratuito en Internet, pues el aumento en las estadísticas de disfunción eréctil coincide con la disponibilidad del porno en Internet y el streaming a alta velocidad que empezó más o menos en el año 2008. De hecho, existe evidencia clínica de que el porno es un factor determinante en esta condición. Al parecer, el choque entre la fantasía masturbatoria del porno y la realidad no deja bien parados a muchos jóvenes (no pun intended). 

La terapeuta Clare Faulkner le dijo a The Guardian que ahora tiene clientes en sus veintes con problemas de disfunción eréctil, lo cual ella cree que se debe a la experiencia disociativa del porno. Las personas que ven porno están acostumbradas a estar en control total de sus experiencias sexuales, lo cual no ocurre en el mundo real. 

Existen en línea sitios o foros de ayuda como NoFap, cuyo fundador Alexander Rhodes de 29 años es un caso prototípico, ya que creció viendo porno desde los 11-12 y a los 19 ya tenía disfunción eréctil, pues inevitablemente comparaba su relación con el porno. Este es el problema de que la educación sexual caiga en manos de los sitios de porno. 

Diversos estudios muestran que a los 14 años, el 93% de los niños en Gran Bretaña ya han visto porno. Algunos investigadores señalan que el porno es una de las explicaciones para el hecho de que los millennials están teniendo menos sexo que las generaciones pasadas. Esto, combinado con la llamada "ansiedad del performance" o la presión por desempeñarse bien durante el sexo (la cual también viene, al menos en cierta medida, de la cultura del porno), está haciendo que algunos jóvenes recurran a implantes penianos para asegurar sus erecciones.

Es cierto que muchos de estos problemas podrían solucionarse si las personas tienen una relación honesta y comunicativa con sus parejas -pues muchas de las dificultades en estos temas tienen que ver con una falta de comprensión o con miedo a ser juzgados-, pero también es indudable que el porno contribuye a la generación inicial de estos problemas.