*

X

En 2019 Woodstock cumple 50 años y será celebrado con este festival

Buena Vida

Por: pijamasurf - 01/05/2019

El legendario Festival de Woodstock, símbolo del movimiento hippie y la contracultura de mediados de siglo en Estados Unidos, cumple 50 años

En la memoria colectiva de la humanidad, el Festival de Woodstock ocupa un lugar emblemático como símbolo de la liberación cultural ocurrida entre las décadas de 1960 y 1970 en los Estados Unidos. 

El movimiento hippie, el uso recreativo de sustancias psicodélicas, el pacifismo (de cara a la guerra de Vietnam), la llamada liberación sexual, la lucha por los derechos de la población afroamericana e incluso la sombra del comunismo confluyeron en este evento singular que se celebró entre el 15 y el 18 de agosto de 1969 en una granja de productos lácteos en las inmediaciones de las montañas de Catskill, al noroeste de la ciudad de Nueva York. 

50 años han pasado desde entonces y para conmemorar este aniversario, el Centro para las Artes Bethel Woods, fundado en el mismo lugar donde Woodstock se llevó a cabo, anunció la celebración de un nuevo festival musical, en honor a aquel, previsto para celebrarse en agosto de este 2019.

Por ahora no se sabe más al respecto, salvo que el festival tendrá igualmente una duración de 3 días y contará con la presencia de músicos conocidos y emergentes, además de otras actividades aledañas, particularmente conferencias en el estilo de las famosas TED Talks.

Darlene Fedun, directora del Centro, aseguró que la organización de este evento obedece a la misión de la institución de “preservar tanto el espíritu como la historia del Festival de Woodstock, así como de inspirar a nuevas generaciones a contribuir positivamente al mundo a través de la música, la cultura y la comunidad”.

Cabe mencionar, sin embargo, que este evento podría entrar en conflicto con otro festival igualmente conmemorativo encabezado por Michel Lang, uno de los organizadores del Woodstock original, quien anunció su intención de celebrar también los 50 años de éste y que ya en 1994 produjo un evento similar en ocasión del 25º aniversario, que incluyó a músicos como Aphex Twin, Collective Soul y Joe Cocker, entre otros. Con todo, hasta el momento Lang tampoco ha dado a conocer detalles como el lugar, la fecha o los participantes del festival de este año.

Originalmente, el Festival de Woodstock se promocionó como “Una exposición acuariana: 3 días de paz y música” (An Aquarian Exposition: 3 Days of Peace & Music); tomó el nombre con el que fue conocido posteriormente, a raíz de la ciudad homónima donde se celebró. Hace 50 años, su afluencia fue de 400 mil personas. Finalmente, un dato de interés es que posiblemente mucha de su celebridad se debe al documental Woodstock, dirigido por Michael Wadleigh (y editado, entre otros, por Martin Scorsese), filmado in situ y estrenado en 1970, mismo que fue acreedor a un premio Óscar en la categoría de Mejor Edición.

Es muy posible que un suceso tan emblemático, en un aniversario igualmente importante, se conmemore, y sin duda la mejor forma de hacerlo quizá sea recuperando el espíritu de libertad utópica que se respiraba entonces.

 

También en Pijama Surf: De hippies a microchips: los antecedentes contraculturales de Internet

Te podría interesar:

Empresario holandés quiere cambiar su edad legal de 69 a 49 para tener mejores prospectos en la vida (y en Tinder)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 01/05/2019

Emile Ratelband busca que una corte le permita bajar su edad de 69 años a 49; argumenta que es discriminado

Emile Ratelband es un empresario holandés que dice estar en una condición física superlativa. Según él, los exámenes médicos sugieren que fisiológicamente tiene 45 años. Los doctores le han dicho que "es un joven dios". Y el mismo así se siente, según informa una corresponsal de El País en Holanda.

A su edad, la mayoría de las personas están al borde de jubilarse. Pero Emile está llenó de vitalidad, se acaba de convertir al budismo y da clases de PNL. Antes fue panadero y restaurador, es una pequeña celebridad en su ciudad natal y ahora se desempeña como coach. Sin embargo, él mismo sufre un problema que lo merma: la discriminación por su edad.

Emile ha expuesto su caso a un tribunal de la ciudad de Arnhem, así que lo suyo no es sólo una queja de cómo es la sociedad. Para evitar sospechas, dice que renunciará a su pensión hasta que vuelva a cumplir la edad de la misma. Los jueces le han hecho preguntas interesantes, que bordean con el surrealismo. Por ejemplo: "¿Dónde quedan esos 20 años que usted quiere quitarse?", o "¿Quién era ese niño que sus padres cuidaron?". Su caso plantea una grieta ontológica, además de un problema burocrático. 

El problema que enfrenta Emile, quien tiene siete hijos de tres parejas, es sobre todo que ahora le cuesta encontrar pareja. Al parecer, la sociedad se guía por el número, más que por la apariencia: "Si entro en Tinder para concertar una cita y digo que tengo 69 años, nadie me responde. Si pongo que son 49, y con mi aspecto físico, estoy en una posición ventajosa". Y argumenta que si las personas transgénero pueden cambiar de sexo y manifestarlo en su pasaporte, él también debería poder hacerlo. Ratelband también es "fluido", pero no en cuanto al sexo, sino a la edad. Quizá Emile no está consciente de que en este sentido su caso no es especial, si bien él señala que su edad fisiológica de 45 (¿o 49?) años puede comprobarse. Este es el eterno dilema de innumerables personas que se aferran a su juventud y que quieren seguir accediendo a los cuerpos jóvenes. Lo que sí parece ser cierto, es que la sociedad tiene a glorificar la juventud y a discriminar y hacer menos a los viejos.

Tal vez Emile debería concentrarse más en estudiar a fondo el budismo y practicarlo, pues esta filosofía religiosa enseña a meditar en la muerte y a aceptar la impermanencia sin apegarse a los objetos de los sentidos. De cualquier manera, su caso es fascinante y revela un tema que será interesante en un futuro, cuando las personas empiecen a vivir más años: los "viejos" se sentirán todavía jóvenes y querrán seguir participando en el estilo de vida de la juventud, algo que ya se puede observar hoy en día, pero esto será más pronunciado.