*

X

¿Perros, gatos u otro ser humano? ¿Con quién duermen mejor las mujeres? (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 12/05/2018

La compañía que se tiene en el dormitorio suele ser clave para noches de descanso auténtico

Pocos momentos más íntimos que el sueño. ¿Quién tiene entrada a nuestra habitación en esos momentos en que nos disponemos a dormir? Los hermanos, para quien en su infancia creció con ellos, los padres en esa misma etapa de la vida, amigos muy cercanos (cuando comenzamos a tenerlos) y eventualmente una pareja (sentimental o sexual, de una noche o de varias).

Pero hay otro tipo de compañeros que a veces también comparten el dormitorio con nosotros: las mascotas. Con cierta frecuencia y desde tiempos remotos, hay quienes en sus momentos de descanso nocturno no dudan en admitir en sus aposentos a animales domésticos como los perros o los gatos, por razones diversas.

En un escenario tal, ¿es posible elegir a la mejor compañía para dormir, entre los animales y otro ser humano?

Hasta ahora, quizá la respuesta a esa pregunta cayera en el dominio de la opinión y la experiencia personales, pero gracias a un estudio científico realizado recientemente se puede tener una perspectiva más seria al respecto.

La investigación a la que aludimos fue realizada en el Canisius College de Buffalo, Nueva York, bajo la responsabilidad de los profesores Christy L. Hoffman, Kaylee Stutz y Terrie Vasilopoulos y publicada en la revista especializada Anthrozoös.

El estudio consistió en analizar los hábitos y la calidad de sueño de 962 mujeres estadounidenses, adultas, que vivieran en su casa con algún animal de compañía. De éstas, 55% dijeron compartir su cama con al menos un perro, mientas que 31% hacían lo mismo pero con al menos un gato. Asimismo, del total, 57% de las encuestadas compartían su cama con algún compañero humano.

De acuerdo con los resultados obtenidos, de estos tres tipos de compañía, aquella que en general es percibida como mucho menos perturbadora es la de los perros; en el caso de los gatos y de la compañía humana, ambos son percibidos por las mujeres como acompañantes con quienes se tiene noches agitadas y por lo mismo poco agradables.

Según las respuestas ofrecidas, los perros parecen triunfar en esta peculiar competencia porque su compañía está asociada con sentimientos de comodidad y seguridad. Los gatos y los humanos, por el contrario, comparten una misma cualidad: se mueven mucho durante la noche, por lo cual es difícil dormir varias horas de un tirón sin sufrir algún tipo de molestia o sobresalto.

Cabe mencionar, por otro lado, un detalle curioso. Entre las encuestadas, las dueñas de perros coincidieron en un hábito muy particular: levantarse e irse a la cama en horas tempranas, un comportamiento probablemente simbiótico entre las cualidades y necesidades de los perros y, por otro lado, las prácticas comúnmente asociadas con personas que hacen de sus mañanas el momento más productivo del día.

¿Tú qué opinas? Según tu experiencia, ¿quién es mejor compañero de dormitorio?

 

También en Pijama Surf: Hoy hay más personas solteras que nunca en la historia

Imagen de portada: Agathe Sorlet

Te podría interesar:

¿Quieres aprender a comer sano? Es muy fácil, todo se reduce a esta cuestión

Salud

Por: - 12/05/2018

Médicos y científicos coinciden en que para comer bien, es necesario alejarse de las fábricas e internarse en la floresta

Todos sabemos que las frases "Somos lo que comemos" y "Que tu comida sea tu medicina" tienen gran verdad. Y sin embargo, para muchos no es fácil incorporar esta sabiduría a su vida. Ciertamente tiene que ver con hábitos y disciplina, pero para empezar es necesario tener una mínima conciencia de qué comer, qué es sano. Evidentemente, la respuesta a esto varía un poco en tanto que "cada cuerpo es universo" (por citar otra frase popular); no obstante, existen algunos lineamientos básicos, y ninguno como el siguiente.

Según el doctor Mark Hyman:

La herramienta más poderosa que tienes para transformar tu salud es tu tendero. Si te sientes confundido de lo que comes, hazte esta pregunta: ¿Lo hizo un ser humano o lo hizo la naturaleza? La naturaleza hizo un aguacate, pero no un Twinkie. Comer sano es realmente fácil.

Casi exactamente la misma idea es planteada por Michael Pollan, uno de los periodistas más reconocidos que escriben sobre alimentos y plantas en general (su último libro es sobre plantas psicodélicas). Según Pollan: "Si viene de una planta cómelo, si fue hecho en una planta no lo comas".

La frases es perfecta, pero Pollan agrega: "No comas nada que tu abuela no reconocería como comida", y es que la mayoría de los alimentos procesados que vemos en el supermercado oscilan en una tenue linea entre ser comida y ser otra cosa, una especie "frankenfood", híbridos de la naturaleza cuyos efectos secundarios son difíciles de medir. Para los despistados, advierte: "debes evitar productos que hagan afirmaciones sobre salud. ¿Por qué? Porque una afirmación sobre sus beneficios saludables en un alimento es un fuerte indicador de que no es realmente comida". Claro que esto último no debe seguirse dogmáticamente siempre.

Consciente del importante factor de nuestra microbiota (el ecosistema de bacterias que viven mayormente en nuestro intestino), Pollan enfatiza la importancia de las fibras vegetales que alimentan a estos microorganismos. Reconoce también la gran cadena o madeja de interconexión biológica y dice: "Eres lo que come lo que comes". Y con gran ironía critica a nuestra civilización, que "ha conseguido un increíble logro: desarrollar la dieta que nos enferma a todos".