*

X

'Bohemian Rhapsody' es la canción del siglo XX más escuchada en nuestra época

Arte

Por: pijamasurf - 12/11/2018

El furor por el éxito de Queen, 'Bohemian Rhapsody', tiene ya efectos importantes

Una noticia que quizá alegre a muchos amantes de la música: de acuerdo con estadísticas reunidas de las plataformas de YouTube y Spotify, "Bohemian Rhapsody" es ya la canción del siglo XX más escuchada en nuestra época. Si se suman las reproducciones realizadas en ambos servicios de streaming, la canción de Queen ha sobrepasado las 1.6 mil millones de reproducciones.

La cifra es sin duda impresionante, y si bien se ajusta al hecho de que "Bohemian Rhapsody" nunca ha desaparecido realmente del gusto de miles o millones de personas en todo el mundo, no menos cierto es que su escucha creció exponencialmente luego del estreno en octubre de este año de la película homónima, una biopic dirigida por Bryan Singer sobre el frontman de Queen, Freddie Mercury.

Según recapitula Ben Beaumont-Thomas en The Guardian, la canción ha tenido un historial notable de éxito, pues aunque ya desde su lanzamiento en 1975 alcanzó el primer lugar de popularidad en el Reino Unido, en 1991 volvió a las lista de las canciones más escuchadas, luego de la muerte de Freddie Mercury.

Ahora, con el número actual de reproducciones en streaming, "Bohemian Rhapsody" se ha vuelto tan popular para las generaciones contemporáneas como lo fue en la época de su lanzamiento (proporcionalmente hablando). 

Asimismo, la canción de Queen ha destronado a "Smells Like Teen Spirit", la canción de 1991 de Nirvana que hasta ahora era la canción del siglo XX más escuchada actualmente. Por otro lado, "Sweet Child O’ Mine", "November Rain" (ambas de Guns N’ Roses) y "Take on Me" (de a-ha) son las otras canciones que completan el top 5 de esa clasificación.

Más allá del marketing y las transformaciones en la manera de consumir música que han ocurrido en los últimos años, valdría la pena preguntarse si este cambio en el gusto musical podría indicar también un cambio en la sensibilidad general, si acaso hemos pasado de una época dominada por cierta tendencia a la depresión noventera y grunge a una sensibilidad más bien feliz, o que al menos aspira a ello.

 

También en Pijama Surf: Las claves para entender 'Bohemian Rhapsody’, la canción más famosa de Queen

Te podría interesar:

Digi Lab: Workshop: El futuro del periodismo musical

Arte

Por: Luis Clériga - 12/11/2018

O cómo hackear la hiperdispersión en el panorama posdigital

Recién arrancada la XV edición de MUTEK México, el festival más importante de cultura digital a nivel Latinoamérica, la plataforma se dio a la tarea anual de generar las actividades paralelas en paneles y talleres. En esta ocasión, Ejival, fundador de Static Discos e importante comunicador mexicano, fue la voz que dio el banderazo de inicio al área de Digi Lab, acompañado nada más y nada menos que de John Twells, coeditor de FACT Magazine y fundador de Type Recordings.

En este taller se incentivó la participación del público, mientras que sus integrantes hablaron de nuevos medios, de disrupción, de un contexto capitalista voraz, pero también de "atajos" hacia nuevos discursos intermedios que puedan documentar el acontecer musical en esta época de altísima segmentación algorítmica, poca permanencia editorial y la sobreexplotación de los mercados por las plataformas de streaming principales del momento.

En la charla se generó una dinámica muy abierta con los presentes, al igual que en varias de las actividades experimentales y de talleres del festival, que normalmente terminan en una presentación (i. e. Hacklab, coordinado en la edición anterior por Leslie García y Paloma López del colectivo Interspecifics). John Twells puso la mesa para charlar de la situación socioeconómica de su natal Birmingham, en donde la gentrificación ha encarecido tanto el costo de los shows estelares, que se ha ido perdiendo el gusto por ir a conciertos de bandas locales y semilleros más accesibles económicamente.

De ahí, Ejival planteó un hack. ¿Cómo? Sí, una especie de «atajo inteligente», mediante un proyecto llamado Psiconavegaciones sonoras, en el que se busca plantear un ecosistema en el que la gente le da un marco de referencia histórica a la música, a través de un mapa. Este mapa sitúa diferentes características del contexto global al hablar de zonas, lugares, historias, la evolución y otras descripciones, que ayudan a generar una ruta de apreciación musical en diferentes lugares geográficos.

A grandes rasgos, el taller del Futuro del Periodismo Musical demuestra que se pueden desarrollar nuevas narrativas mediáticas y a la vez reunir una perspectiva de las escenas musicales al hacer énfasis en los pequeños ecosistemas, dándole relevancia a nuevos contenidos sin dejarse afectar tanto por la gentrificación de los mercados actuales, así dando luz a una documentación del verdadero avance musical de una urbe o una escena determinada.

 

Twitter del autor: @bizogramma