*

X

“Para ti soy el señor Presidente”: Emmanuel Macron a joven que lo llamó ‘Manu’

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/20/2018

Un penoso incidente entre la solemnidad del presidente de Francia y la feliz irreverencia de un joven estudiante

El pasado lunes, durante la conmemoración de una efeméride nacional que celebra a los caídos durante la segunda guerra mundial, el presidente de Francia protagonizó una escena que le ha dado la vuelta al mundo, al increpar a un adolescente que tuvo el mal tino de dirigirse a él de manera exageradamente familiar.

Los hechos ocurrieron en Suresnes, una comuna francesa perteneciente al departamento Hauts-de-Seine. Macron acudió al lugar donde cada 18 de junio, desde 1960, se recuerda a los franceses caídos durante la segunda guerra mundial. Al hacer el recorrido usual que suelen emprender los políticos en eventos públicos como este, Macron llegó hasta una zona donde se encontraba un grupo de adolescentes, uno de los cuales parecía estar preparado para la ocasión: apenas vio que el presidente se acercaba, comenzó a entonar los primeros versos de “L’Internationale” (la canción que se originó en la Comuna de París y que identificó a numerosos movimientos sociales del siglo XX) y acto seguido, saludó a Macron llamándolo con un amigable “Manu”.

El presidente montó en cólera y comenzó a increpar al joven, diciéndole que se encontraba en un acto oficial y que se tenía que comportar acorde a las circunstancias; lo trató de “imbécil” y al final le dijo que a él lo debía llamar “señor presidente de la república o señor”. El muchacho, visiblemente consternado, no tuvo otra reacción más que acatar la reprimenda. En este video puede apreciarse el intercambio entre el joven y Macron.

Más allá de la anécdota, el incidente condensa algunas actitudes que vale la pena señalar. Por un lado, ese pisoteo de la espontaneidad que se encuentra en la base de la educación y que poco a poco, conforme se repite en diversos ámbitos (la familia, la escuela, las instituciones sociales, etc.), va minando la autenticidad del sujeto, según argumentó con lucidez Erich Fromm

Por otro lado, sin embargo, vale la pena recuperar las palabras finales de Macron. Luego de reconvenir al joven, el presidente francés le dijo: “Antes de hacer la revolución, aprende a obtener un diploma y a alimentarte por ti mismo”. Si bien la primera condición es sumamente discutible, en la segunda podría concederse cierta razón al político, pues la autonomía personal es, en efecto, el único camino que conduce a la libertad auténtica. 

Si un día, como género humano, somos capaces de educar, a gran escala, personas que por encima de todo busquen valerse por sí mismas, quizá ese día descubramos que en el fondo no necesitamos de “presidentes de la república” ni que nos dirijan o nos reconvengan, porque somos suficientemente responsables para hacernos cargo de nuestra vida. 

 

También en Pijama Surf: Desamor y reconquista del instante: una fórmula contra el miedo a la libertad de nuestra época

Te podría interesar:

Estudio muestra que el paradigma de la belleza ideal femenina ha cambiado

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/20/2018

Estudio en el que participaron jóvenes universitarias sugiere que el ideal de belleza ha cambiado, acaso por influencia de las redes sociales

En la era de Instagram cualquiera puede ser top model, sin requerir de una agencia o un medio tradicional que difunda las imágenes. O mejor dicho, casi cualquiera, ya que se necesita belleza y un gran cuerpo. Sin embargo, las cosas se han democratizado un poco, como muestra un estudio reciente.

El paradigma colectivo de lo sexy parece haber dado un giro, de las modelos esbeltas que dominaron la industria las últimas 2 décadas, a una nueva figura que está más inspirada en el fitness. El imperio de los cuerpos tonificados. De los cuerpos que son logros del trabajo duro en el gimnasio. 

En una investigación realizada por científicos de la Universidad de Missouri-Kansas City se encontró que, para las mujeres universitarias, el nuevo estándar de belleza está lejos de la heroin chic de Kate Moss y se parece más al look musculoso y lleno de curvas de una modelo de fitness de Instagram. Para realizar el sondeo, se pidió a las jóvenes que evaluaran qué tan atractivas eran las participantes de Miss USA a lo largo de 15 años. Los resultados del estudio coincidieron con una tendencia reciente, observada en el concurso de belleza, a preferir cuerpos femeninos más tonificados.

Los investigadores citan sitios como Instagram, Tumblr y Pinterest, donde se postean imágenes de modelos que son admiradas por las jóvenes y que se cree que han influido en este nuevo estándar de belleza. Aunque estos resultados pueden ser identificados como positivos en general, existe una preocupante insatisfacción con la imagen corporal entre las mujeres jóvenes, quienes suelen compararse con modelos. Esto se veía antes acentuado, ya que en muchos casos las modelos que las jóvenes admiraban solían ser muy flacas, lo cual  es un peligro, pues puede propiciar el desarrollo de desórdenes alimenticios. El hecho de que el ideal ahora no sea el de un cuerpo tan esbelto, podría ayudar en este sentido.

Sin embargo, por otro lado, se podría argumentar que el incremento en la exposición a imágenes de modelos que son consideradas atractivas y admiradas, puede también aumentar el sentimiento de insatisfacción personal. Asimismo, los cuerpos de estas modelos en algunos casos son retocados tanto digitalmente como a través de operaciones, dando lugar a aspiraciones irreales o que requieren demasiada inversión. Y aunque en primera instancia estos cuerpos parecen ser más sanos,  se puede llegar al extremo y también distorsionar la verdadera salud para satisfacer un ideal de belleza, el cual, a su vez, puede ser otra distorsión. Y es que puede ocurrir fácilmente que la belleza no sea salud, especialmente cuando existe una presión social por tener una cierta apariencia que violenta la expresión natural. Asimismo, sería interesante realizar un sondeo para ver si los hombres tienen una preferencia similar, o lo que estamos viendo es una especie de masculinización de la belleza femenina que nace de cambios en la propia autoimagen de las  mujeres -y entonces, estaríamos presenciando una especie de  fragmentación o disociación en los polos sexuales. Pero esto es solamente especulativo, lo único que podemos decir de cierto es que hay una tendencia en las mujeres a ver como los cuerpos más tonificados como los cuerpos más deseables.

Por otro lado, un indicio de que esto no necesariamente conduce a una mayor salud colectiva, puede apreciarse en el hecho de que Instagram suele ser reportado como el medio social que más deprime a las personas, en gran medida debido a que éstas comparan sus vidas y sus cuerpos con los de las cuentas de modelos y celebridades.