*

X

Si logras entender y aplicar estas palabras de Epicteto en tu vida, evitarás mucho sufrimiento innecesario

Filosofía

Por: pijamasurf - 11/20/2017

La filosofía estoica invita al ser humano a vivir en austeridad, templanza y un examen continuo de nuestras acciones, nuestros deseos y nuestros pensamientos

La filosofía estoica ha cobrado cierta relevancia en tiempos recientes que, en cierta forma, es inesperada. Si de por sí la filosofía en general ocupa un lugar más bien marginal en nuestras sociedades contemporáneas, de todas las escuelas de pensamiento ha resurgido una que, en su momento, invitó al ser humano a vivir en austeridad, templanza y un examen continuo de nuestras acciones, nuestros deseos y nuestros pensamientos. 

Pero quizá si miramos esta suma de cualidades a luz de la hiperestimulación placentera en que vivimos, la producción y el consumismo económicos incesantes y la imposibilidad aparente de hacer una pausa para reflexionar sobre lo que hacemos, entonces puede ser que el estoicismo haya resurgido como un recurso del ser humano contemporáneo para de todos modos hacer eso que necesita: comprender el curso de su vida.

Es esta ocasión compartimos un fragmento en el que Epicteto, uno de los estoicos más célebres y destacados, expone con sencillez y claridad el que quizá sea el método más simple para evitarnos sufrimientos innecesarios en la vida, ese sufrimiento que advertimos cuando en medio de una situación de pronto nos preguntamos qué hicimos para llegar hasta ahí. En muchos de estos casos, esa adversidad se explica por un encadenamiento de circunstancias que sin embargo tienen un origen primero y único que Epicteto miró con lucidez. Veamos:

 

En cuanto a todas las cosas que existen en el mundo, unas dependen de nosotros, otras no dependen de nosotros. 

De nosotros dependen nuestras opiniones, nuestros movimientos, nuestros deseos, nuestras inclinaciones, nuestras aversiones; en una palabra, todas nuestras acciones. 

Las cosas que no dependen de nosotros son el cuerpo, los bienes, la reputación, la honra; en una palabra, todo lo que no es nuestra propia acción. 

Las cosas que dependen de nosotros son por naturaleza libres, nada puede detenerlas, ni obstaculizarlas.

Las que no dependen de nosotros son débiles, esclavas, dependientes, sujetas a mil obstáculos y a mil inconvenientes y enteramente ajenas. 

Recuerda pues que, si tú crees libres a las cosas por naturaleza esclavas, y propias a las que dependen de otro, encontrarás obstáculos a cada paso, estarás afligido, alterado y te quejarás continuamente de los dioses y a los hombres. 

En cambio si consideras lo que te pertenece como propio y lo ajeno como de otro, nunca nadie te forzará a hacer lo que no quieres ni te impedirá hacer lo que quieres. No increparás a nadie, ni acusarás a persona alguna; no harás ni la más pequeña cosa que no desees; nadie, entonces, te hará mal alguno y no tendrás enemigos, pues nada aceptarás que te sea perjudicial. 

Aspirando entonces a tan grandes bienes, recuerda que tú no debes trabajar mediocremente para lograrlos y que, en lo que concierne a las cosas exteriores, debes enteramente renunciar a algunas y dejar otras para otro momento. Pues si buscas armonizarlas y ambicionas estos bienes y también riquezas y honores, quizá no obtengas ni siquiera estos últimos, por desear también los otros; y seguramente dejarás de alcanzar los únicos bienes que pueden darte libertad y felicidad.

Así, ante toda fantasía perturbadora, apresúrate a decir: “Tú no eres más que pura imaginación y nada de lo que parece”. Enseguida examínala con atención y ponla a prueba. Para ello sírvete de las reglas que tienes, principalmente con esta primera, procurando distinguir si esa idea pertenece a aquello que depende de ti o, por el contrario, forma parte de aquello que no depende de ti. Y si pertenece a aquello que no depende de ti, piensa sin titubear: “Esto en nada me atañe”.

 

Las líneas provienen de los fragmentos conservados de Epicteto que se han editado bajo los títulos de Máximas, Manual o Enquiridión; este último es el término en griego con que se conoce en los estudios especializados a la compilación de enseñanzas que realizó Flavio Arriano de Epicteto, su maestro, labor por la cual la filosofía de vida del estoico llegó a nuestra época. 

En español, la editorial especializada en literatura clásica y filosofía Gredos cuenta en su catálogo con el ejemplar Disertaciones por Arriano, pero igualmente circulan en Internet algunas versiones del texto digitalizadas en formato PDF.

 

También en Pijama Surf: Por qué buscar el placer y evitar el dolor es lo que impide que alcances tu potencial

Te podría interesar:

5 canales en YouTube para aprender filosofía por tu cuenta

Filosofía

Por: pijamasurf - 11/20/2017

El quehacer filosófico está, en nuestra época, más cerca de lo que podríamos creer

Hasta donde sabemos, el ser humano es el único ser vivo que reflexiona. Es posible que otros seres piensen, que tengan conciencia de sí mismos, pero hasta donde podemos entender, sólo en el ser humano la capacidad de pensar y la conciencia se convirtieron en pensamiento reflexivo, esto es, en pensamiento que se pregunta por la causa de los fenómenos de la realidad, por su sentido y su significado, por la razón de existencia de sí mismo y todo aquello que le rodea. 

La filosofía ha sido llamada "la madre de todas las ciencias" porque justamente ese interés por la realidad y sus fenómenos se encuentra en el origen de todo procedimiento especulativo y de investigación.

Hablamos ahora sobre esto como una manera de introducir cinco canales de YouTube que tienen como característica común exponer la obra, ideas y métodos de algunos de los filósofos más importantes en la historia de esta disciplina.

Se trata de recursos útiles para iniciarse en el pensamiento filosófico, ampliar nuestros horizontes o formarnos un ánimo crítico y reflexivo, cualidades que, en general, suelen tener un efecto amplio y benéfico para nuestra existencia.

 

Grandes pensadores del siglo XX

Un programa transmitido en la televisión argentina, presentado por Ricardo Foster, filósofo, profesor en las universidades de Buenos Aires y de Maryland.

 

Filosofía aquí y ahora

Desde el 2008, en esta emisión también de origen argentino, el filósofo José Pablo Feinmann ha presentado algunos de los conceptos fundamentales del quehacer filosófico, la relación de la filosofía con otras disciplinas y algunos ejemplos de su actualidad. Los capítulos de todas sus temporadas se encuentran en YouTube.

 

Unboxing Philosophy

En un formato que combina ilustración y voz –y que resulta un tanto más cercano a esta época– Unboxing Philosophy es un canal en el que Daniel Rosende, licenciado en filosofía, retoma la idea del “unboxing” que suele asociarse a la primera presentación de los gadgets en medios, para aplicarla a la filosofía, sus conceptos, autores y más.

 

Seminario Virtual de Filosofía

En estos videos, profesores de la Universidad Autónoma de Madrid exploran diversos aspectos de la filosofía, desde cuestiones elementales como las razones para filosofar, hasta problemas un tanto más especializados.

 

La fonda filosófica

Otro canal que se sirve de los recursos digitales para ampliar el conocimiento de la filosofía. Por medio de explicaciones dinámicas y creativas, Darin McNabb reflexiona filosóficamente sobre distintos fenómenos de la realidad y del propio quehacer filosófico.

Estas mismas emisiones pueden encontrarse como podcasts en iTunes (en este enlace).

 

BONUS

Recomendamos también Cadena Áurea, un podcast en el que Ernesto Priani y Alejandro Martínez Gallardo exploraron lúdicamente nociones como la melancolía, la locura y la imaginación, y su indeleble presencia en la vida y el pensamiento del hombre.

 

¿Qué te parece? ¿Conoces otro programa en YouTube o en alguna otra plataforma que pueda estar en esta lista? No dudes en agregarlo a través de los comentarios de esta nota. Recuerda que pensar es siempre una actividad que se comparte y se hace con otros.

 

También en Pijama Surf: ¿Por qué leer a Nietzsche como un filósofo pesimista cuando enseña sobre todo a amar la vida?