*

X

¿Un triunfo para la nueva pornografía? Este es el primer video porno en YouTube (SFW)

Arte

Por: pijamasurf - 05/25/2016

Erika Lust, una de las artífices más creativas del nuevo porno, logra que YouTube albergue una de sus películas sin que esto vaya en contra de sus restricciones de contenido

Hace un par de semanas reseñamos en Pijama Surf una forma de hacer películas pornográficas que va a contracorriente de lo que usualmente pensamos de éstas. En concreto, se trata de un movimiento en el enfoque del erotismo, la sexualidad y el posible placer que se encuentra en ambos, el cual usualmente se considera desde la perspectiva masculina, patriarcal, en la que la mujer es únicamente objeto de goce para el hombre pero que, en el caso de iniciativas como la del colectivo de origen sueco New Level of Pornography, parte de una premisa distinta: hacer a las mujeres protagonistas de la pornografía.

Una de las principales representantes de esta nueva manera de contar la historia del placer sexual es Erika Lust, directora también sueca aunque residente en Barcelona que, desde hace algunos años, está impulsando proyectos interesantísimos en torno al erotismo y la pornografía. En XConfessions, por ejemplo, Lust y su equipo reciben las fantasías sexuales de cualquier persona y evalúan la posibilidad de montarlas en un cortometraje; en este caso, el valor de ese porno es que parte de sueños reales de personas comunes y corrientes y no tanto, como en el porno habitual, de situaciones desmedidas, exageradas y en última instancia irrealizables –¿o alguien conoce la historia de un encuentro desenfrenado que comenzó en la entrega de una pizza?

En este sentido, el video que ahora presentamos es un claro ejemplo de ello. Se trata de una edición para YouTube de un cortometraje dirigido por Lust. Como se ve, la situación retrata el coqueteo entre dos jóvenes en una biblioteca, ese juego de miradas que eventualmente evoluciona hacia otros acercamientos y que algo tiene de fórmula química: el delicado balance de la seducción, el deseo y la realidad del cuerpo y el placer. Con un giro final inteligente y quizá, sobre todo, francamente humano. 

“Esta edición especial de YouTube contiene toda la narrativa, contexto y erotismo, con personajes sólidos y una gran cinematografía, pero sin el sexo explícito”, dice acertadamente Lust al respecto.

Y es que quizá, más allá de la creatividad empleada para colarse a una plataforma masiva como YouTube sin violar sus restricciones de contenido, importa notar también la naturalidad con que Lust está tratando la pornografía, el fino entramado con que está tejiendo el deseo humano, la sexualidad y el erotismo: no como una arena en donde uno vence al otro o como un tablado donde el hombre debe representar el papel de hombre y la mujer lo mismo sino, más bien, como un territorio sí cruzado por la cultura pero también en el cual hay posibilidad de escaparse hacia las márgenes, encontrar un espacio de excepción en donde el sexo surge como una posibilidad limitada de encuentro entre dos subjetividades.

Actualización (28-mayo-2016): El video se encuentra ahora en el canal de Vimeo de XConfessions. Además, Lust realizó otro para reclamar a YouTube sobre la hipocresía de sus criterios de censura: contenidos en los que se denigra a la mujer, se le objetifica y su cuerpo se expone como una mercancía sexual campean en dicha plataforma, generan miles o millones de vistas, sin que YouTube haga nada al respecto, pero algo que intenta mirar de otra manera el erotismo es bloqueado casi de inmediato. ¿Por qué? A continuación compartimos ambos videos.

 

 

*Actualización (25-mayo-2016): Después de todo, el video dejó de estar disponible "porque infringía la política de YouTube sobre desnudos y contenido sexual". Por tratarse de una edición realizada ex profeso para esta plataforma, no pudimos localizar el contenido en algún otro sitio de la red. A cambio, compartimos este perfil de la actriz Amarna Miller, protagonista del cortometraje Do you find my feet suckable?, dirigido por Erika Lust y cuya versión para YouTube habíamos compartido. 

XConfessions Performers // Amarna Miller de Erika Lust en Vimeo

 

Te podría interesar:

Arqueólogos descubren metal extraterrestre en una daga que perteneció a Tutankamón

Arte

Por: pijamasurf - 05/25/2016

Al analizar una daga perteneciente al faraón Tutankamón, investigadores encontraron un componente metálico que no existe en la Tierra

La civilización egipcia es una de las más fascinantes que han surgido en la historia, en buena medida porque es también una de las más enigmáticas. La solidez de ciertos hechos sustentados por investigaciones arqueológicas e históricas rigurosas se combina con un buen espectro de especulaciones e imputaciones relacionadas con el cariz esotérico indisociable de dicha cultura (el cual se expresa desde sus ritos funerarios o historias míticas hasta la asociación de su desarrollo con entidades suprahumanas como el dios Thot).

En este sentido, la figura del faraón Tutankamón es uno de los símbolos de esa dualidad. Ya en vida, Tutankamón fue suficientemente polémico por su intento, un tanto inexplicable, por sustituir el culto de Amón y el resto de los dioses egipcios por la fe monoteísta en Atón, el “disco del Sol”. Defenestrado por uno de sus generales, Tutankamón terminó así su corto reinado, también a una edad temprana, aunque no acabó su leyenda, pues en la década de 1920, cuando el no menos legendario Howard Carter descubrió su tumba prácticamente intacta, se dijo que sobre ésta pesaba una maldición, la cual afectó a todos los implicados en el hallazgo.

Ahora, Tutankamón vuelve a causar sensación luego de que un grupo de investigadores de la Universidad de Pisa, el Politécnico de Milán y el Museo Egipcio encontró que una daga perteneciente al faraón fue forjada con un metal extraterrestre, obtenido de un meteorito que a la fecha se localiza en las cercanías de su tumba.

La composición del arma es de hierro, níquel y, en menor medida, cobalto y fósforo. Tiene además otro elemento desconocido, inexistente en nuestro planeta, relacionado directamente con el origen cósmico del material usado en la forja.

Y fue precisamente por este componente enigmático que los científicos se dieron a la tarea de indagar más sobre la daga. Al saber que en las inmediaciones del recinto mortuorio de Tutankamón se encuentra el meteorito Kharga (descubierto en el año 2000, a 250km al oeste de Alejandría) compararon la estructura química de ambos y encontraron que, en efecto, la daga había sido fabricada con un fragmento de la piedra estelar.

A este respecto cabe mencionar que entre los egipcios existió una amplia tradición de investigar y trabajar con objetos celestes llegados a la Tierra, en muchas ocasiones con el propósito de “transmutarlos”. En este sentido, ciertas hipótesis aseguran que la alquimia surgió en las fértiles riberas del Nilo, como un arte de transformar la “tierra negra” (al-kemia) en una materia valiosa.