*

X

Todo Bach, todo Mozart y todo Beethoven en estas tres playlists

Por: pijamasurf - 08/02/2015

Las obras de los tres compositores más notables de la música clásica reunidas cronológicamente en estas listas digitales
Beethoven

Imagen: Joseph Karl Stieler, 1820

La música que conocemos como “clásica” tiene tres grandes pilares que todos, de alguna u otra forma, conocemos: Bach, Mozart y Beethoven. Basta mencionar su nombre para sentir la contundencia del genio indiscutible. En su tiempo y a su manera, cada uno edificó paulatina y sostenidamente una obra admirable, sea por su profusión increíble (como en el caso de Bach y Mozart) o por su decidido afán vanguardista (como en Beethoven).

En este sentido, la música de estos compositores se filtró hacia nuestra vida de maneras un tanto azarosas, hasta el punto de volverlas identificables en casi cualquier circunstancia. Las Variaciones Golberg son del gusto del caníbal ficticio Hannibal Lecter, y escuchamos su aria en la adaptación fílmica de la historia. El andante del Concierto para piano y orquesta No. 21 de Mozart nos suena conocido desde el inicio, aunque no atinemos a decir muy bien por qué. Y claro, la “llamada del destino” con que comienza la Quinta Sinfonía de Beethoven la hemos escuchado hasta en dibujos animados.

Este acercamiento, sin embargo, es superficial y por lo mismo injusto. La obra de estos tres grandes es suficientemente diversa y sorpresiva como para que valga la pena invertir tiempo y dedicación en descubrir más. Incluso podría decirse que cada uno de los tres es por sí mismo un territorio, un universo al cual, como si fuésemos exploradores, podríamos adentrarnos, atisbar, llegar con ánimo abierto, dispuestos a encontrarnos con especies exóticas que nunca hubiéramos imaginado.

Porque eso, muchas veces, es una fuga de Bach, una broma irreverente e ingeniosa de Mozart, o la inesperada introspección de Beethoven: criaturas que saltan a nuestro encuentro para mostrarnos que el mundo siempre es más amplio de lo que nuestro intelecto y nuestra sensibilidad suponen.

Bach

 

Mozart

 

Beethoven

 

También en Pijama Surf:

Johann Sebastian Bach y la fascinante relación entre la música y las matemáticas

El efecto Mozart: escuchar música clásica nos hace más inteligentes

Te podría interesar:

Charles Bukowski y la "prostitución" de la escritura

Por: pijamasurf - 08/02/2015

"Charles Bukowski: On Writing" reúne correspondencia inédita del autor sobre ciertos tópicos fundamentales en su escritura

hank

Charles 'Hank' Bukowski escribió más de 40 libros, entre poemas, novelas, cuentos y los volúmenes de entrevistas que concedió al final de su vida. Sin embargo, los fans de Bukowski tienen un nuevo motivo de celebración gracias a la salida de Charles Bukowski: On Writing (Canongate, 2015), que contiene una selección de su correspondencia inédita.

The Telegraph publicó algunos extractos, de los cuales tomamos esta selección, que aborda sus conocidos ejes temáticos, tales como:

Los vicios

"Durante 7 u 8 años escribí muy, muy poco. Estaba muy borracho. Terminé en un hospital de beneficencia pública con agujeros en mi panza,  vomitando cascadas de sangre... Estaba escupiendo mi estómago por la boca y el culo".

"No iría con mi psiquiatra para contarle mis pesadillas. Iré a las carreras de caballos el próximo miércoles en la noche, me tomaré una cerveza barata y apostaré a que gana el caballo 6, ah, lalala lala lalala lalalala la".

On-Writing_3377973a

La "prostitución" de la escritura

"La mayoría de los poetas son jóvenes simplemente porque no han sido atrapados. Muéstrame un poeta viejo y yo te mostraré, más a menudo que nada, a un loco o a un maestro... fallas cuando comienzas a mentirte a ti mismo en el poema simplemente para hacer el poema. Es por eso que no reescribo mis poemas".

"Cuando trabajé en una revista aprendí que existen muchos, muchos escritores que escriben sin saber escribir en absoluto; y siguen escribiendo los mismos lugares comunes y trivialidades y tramas de 1890, y poemas sobre la Primavera y poemas sobre el Amor, y poemas que creen modernos porque están escritos en jerga o en estilo staccato, o escritos con puras minúsculas".

"D. H. Lawrence fue sólido hasta el final pero Henry Miller era más moderno, menos artístico, hasta que se puso a balbucear como en Star Trek... con William Faulkner, el público se lo tragó de un bocado --pero mucho de lo de Faulkner es pura mierda, pero es mierda inteligente, inteligentemente presentada".

"No me mainterpreten. Cuando digo que básicamente escribir es como prostituirse, no me refiero a que sea una mala vida, si uno puede salirse con la suya. Es un milagro entre milagros el poder vivir de tipear".

El ojo público

"Fama + inmortalidad son juegos para otras personas. Si nadie nos reconoce cuando vamos por la calle, estamos de suerte... volverte famoso en tus veintes es algo muy difícil de superar. Cuando te vuelves medianamente famoso después de los 60 es más fácil adaptarse. El viejo Ez Pound siempre decía 'Haz tu trabajo'".

El bien y el mal

"El bien y el mal y lo correcto y lo incorrecto siempre cambian; es un clima más que una ley (moral). Prefiero quedarme con los climas".