*

X

¿Necesitas dormir? Con la técnica 4-7-8 de respiración lo conseguirás en menos de 1 minuto

Salud

Por: pijamasurf - 07/11/2015

Basta concentrarse en la respiración para vencer el insomnio más tenaz

well_insomnia-superJumbo

Por diversos motivos, hay ocasiones en que el sueño escapa a nuestra voluntad de dormir lo más pronto posible y, por el contrario, la noche nos sorprende en el paseo insomne en torno a nuestra propia habitación, para parafrasear un poco a Xavier de Maistre y decir que en esos momentos uno es prisionero de la incapacidad para conciliar el descanso nocturno.

Los remedios para este mal milenario, acaso exclusivo del hombre, son múltiples, desde la consabida conseja de “contar ovejas” hasta métodos más cultos como las Variaciones Goldberg, que Johann Sebastian Bach compuso para el conde Kaiserling, quien por una enfermedad que le aquejaba no podía dormir durante varias noches seguidas. También se dice que ciertas infusiones como el azahar tranquilizan los nervios y ayudan a conciliar el sueño, e incluso hay quienes atribuyen esta cualidad a un buen orgasmo.

Quien sufra de insomnio seguramente conocerá sus propios remedios, y quizá también coincida en que en la respiración se encuentra uno de los más efectivos. Como sucede con otros ámbitos como la concentración mental o el ejercicio físico, la respiración es un poco como ese péndulo natural que nos hipnotiza y nos devuelve al instante presente, el único donde ocurren las cosas pero el cual a veces dejamos ir, tanto que de pronto no estamos en lo que debemos como, por ejemplo, dormir.

Andrew Weil, médico de profesión, desarrolló recientemente una técnica de respiración que promete hacer dormir a una persona en 60 segundos o menos, en especial en momentos en que verdaderamente está dispuesta a descansar. De acuerdo con Weil, el procedimiento es tan efectivo que la perseverancia en su uso podría tener efectos incluso en la vida diurna, particularmente en el manejo de la ira. Estos son sus pasos:

1) Exhala completamente por tu boca mientras realizas el sonido como de un silbido.

2) Cierra tu boca e inhala silenciosamente a través de tu nariz mientras cuentas mentalmente hasta 4.

3) Mantén la respiración el tiempo que tardes en contar hasta el 7.

4) Exhala completamente por la boca, de nuevo con un silbido ligero y mientras cuentas hasta el 8.

5) Esa es una respiración. Vuelve a inhalar y exhala como en el paso 1 para repetir el ciclo tres veces, con lo cual completarás cuatro respiraciones de este tipo.

Cabe mencionar que por consejo de su autor, esta técnica tiene que practicarse al menos un par de veces al día durante 2 meses continuos para que genere los efectos esperados.

Dulces y tranquilos sueños.

 

También en Pijama Surf: El enigma de las personas que duermen entre 4 y 6 horas sin que eso afecte su salud

Te podría interesar:

La posición en la que duermes podría estar drenando tu energía, revela estudio

Salud

Por: pijamasurf - 07/11/2015

Científicos descubren que la posición en la que dormimos afecta nuestro sistema de eliminación de desechos

20140710-sleepstyle-grid

Como cualquier planta productora de energía, el cuerpo humano también necesita un sistema de irrigación y eliminación de los desechos que genera. Estudios recientes han encontrado que el cerebro humano juega un papel importante en este sistema de eliminación de desechos en su interacción con el sistema linfático, que es el principal encargado de brindar sosiego al organismo. Sabemos ahora que dormir es esencial para echar a andar este proceso y que la posición en la que dormimos afecta la efectividad de esta desintoxicación y renovación naturales. Esto también explica por qué la calidad de nuestro sueño es tan determinante en el sistema inmune (el sistema linfático es parte de este sistema de defensa).

Maiken Nedergaard, del Medical Center de la Universidad de Rochester, identificó una serie de vasos que transportan fluido cerebroespinal a lo largo del cerebro, en cuyo proceso circulan y se desasolvan, por así decirlo, desechos acumulados en los espacios intracelulares. El funcionamiento de estos vasos depende de los movimientos de agua en el cerebro realizados por células gliales llamadas astrocitos, que forman parte de un sistema ahora llamado glinfático (por las células gliales y el sistema linfático). Cuando una persona duerme, la circulación cerebroespinal hace que los espacios intracelulares se expandan hasta en un 60%.

Según informa The Guardian, pruebas recientes con ratones de laboratorio descubrieron que la posición en la que se duerme afecta la eficacia del funcionamiento del sistema glinfático. Cuando los ratones dormían de lado hubo un mejor drenaje de líquido cerebroespinal en comparación con cuando dormían bocarriba o parados. Los investigadores sugieren que el mismo mecanismo debe de estar involucrado en la consolidación de la memoria, la cual es una de las probables funciones principales del sueño. Dormir de lado, teorizan, debe también mejorar nuestra memoria. Los estudios tendrán que continuarse para poder asegurar que estas afirmaciones son también validas en el ser humano, pero, debido a que los vasos linfático existen de la misma forma en nosotros, es muy probable que así sea. Incluso es posible que la preferencia que ha sido observada en ratones y humanos por dormir de costado (semejando el feto) sea una herencia evolutiva. 

Esta es una buena razón para ajustar la forma en la que nos entregamos al sueño. Para aquellos más inclinados al misticismo, otro interesante motivo es la posibilidad de que los momentos antes de dormir --lo que se conoce como el estado hipnagógico-- puedan ser un umbral de creatividad para minar ideas del inconsciente o, como sugiere este artículo, un ensayo para nuestro proceso de muerte consciente.