*

X

El enigma de las personas que duermen entre 4 y 6 horas sin que eso afecte su salud

Salud

Por: pijamasurf - 06/28/2015

¿Mutantes genéticos? Eso parecen ser las personas que, a diferencia de la mayoría, no necesitan dormir las 8 horas que dicta la regla del sueño y el descanso, sin que por ello su salud se vea afectada

churchill

En términos generales se considera que el lapso apropiado de sueño para el ser humano es de 8 horas, poco más o poco menos, pero nunca lejos de ese límite. Si bien se sabe que, en el pasado, este período no era tan riguroso y más bien se acostumbraban lapsos cortos y espaciados a lo largo del día, en los últimos siglos se asentó la práctica de dividir tajantemente la vigilia y el sueño, con la fijación de dicha temporalidad.

Con todo, la generalización no se impone sobre la singularidad. Desde hace tiempo se sabe que existen personas capaces de dormir un promedio de 4 horas diarias sin que eso afecte su salud de la manera en que sí sucede con la mayoría e incluso provocando que tengan vidas de mayores logros (ese fue el caso, por ejemplo, de Winston Churchill y Margaret Thatcher). Según ciertas estimaciones 1% de la población se beneficia de esta anormalidad que, como veremos, podría estar relacionada con una mutación genética.

Hace unos años, Ying-Hui Fu, genetista de la Universidad de California en San Francisco, se encontró con un par de mujeres, madre e hija, cuyo lapso de sueño era usualmente de 6 horas por día. Fu, que entonces estudiaba los efectos de la privación de sueño en el ser humano, analizó con más detalle los genes de estas mujeres y encontró que al menos uno de ellos mostraba una variación inusual. El científico replicó esta mutación en ratones de experimentación y, en efecto, los animales también comenzaron a dormir menos, sin que ello tuviera efectos evidentes en su salud general.

Poco después, siguiendo los resultados de Fu, el también genetista Allan Pack, de la Universidad de Pennsylvania, analizó el material genético de 400 personas hasta que dio con una mutación parecida a la de las mujeres de Fu pero en dos hermanos mellizos (a diferencia de los gemelos, los mellizos comparten únicamente 50% del ADN). Aunque Pack no encontró la misma mutación en el gen DEC2, sí observó otras parecidas que le llevaron a concluir que quizá no es un único cambio el que provoca la resistencia a la privación de sueño, sino que tal vez sea una suma de variantes lo que genera esta cualidad. Asimismo, por tratarse de una condición genética, es posible también que sea hereditaria.

Este par de estudios y otros experimentos afines sugieren el origen genético de dicho comportamiento, enigmático y quizá incluso envidiable.

 

También en Pijama Surf: Las personas inteligentes se duermen más tarde

Te podría interesar:

¿Necesitas dormir? Con la técnica 4-7-8 de respiración lo conseguirás en menos de 1 minuto

Salud

Por: pijamasurf - 06/28/2015

Basta concentrarse en la respiración para vencer el insomnio más tenaz

well_insomnia-superJumbo

Por diversos motivos, hay ocasiones en que el sueño escapa a nuestra voluntad de dormir lo más pronto posible y, por el contrario, la noche nos sorprende en el paseo insomne en torno a nuestra propia habitación, para parafrasear un poco a Xavier de Maistre y decir que en esos momentos uno es prisionero de la incapacidad para conciliar el descanso nocturno.

Los remedios para este mal milenario, acaso exclusivo del hombre, son múltiples, desde la consabida conseja de “contar ovejas” hasta métodos más cultos como las Variaciones Goldberg, que Johann Sebastian Bach compuso para el conde Kaiserling, quien por una enfermedad que le aquejaba no podía dormir durante varias noches seguidas. También se dice que ciertas infusiones como el azahar tranquilizan los nervios y ayudan a conciliar el sueño, e incluso hay quienes atribuyen esta cualidad a un buen orgasmo.

Quien sufra de insomnio seguramente conocerá sus propios remedios, y quizá también coincida en que en la respiración se encuentra uno de los más efectivos. Como sucede con otros ámbitos como la concentración mental o el ejercicio físico, la respiración es un poco como ese péndulo natural que nos hipnotiza y nos devuelve al instante presente, el único donde ocurren las cosas pero el cual a veces dejamos ir, tanto que de pronto no estamos en lo que debemos como, por ejemplo, dormir.

Andrew Weil, médico de profesión, desarrolló recientemente una técnica de respiración que promete hacer dormir a una persona en 60 segundos o menos, en especial en momentos en que verdaderamente está dispuesta a descansar. De acuerdo con Weil, el procedimiento es tan efectivo que la perseverancia en su uso podría tener efectos incluso en la vida diurna, particularmente en el manejo de la ira. Estos son sus pasos:

1) Exhala completamente por tu boca mientras realizas el sonido como de un silbido.

2) Cierra tu boca e inhala silenciosamente a través de tu nariz mientras cuentas mentalmente hasta 4.

3) Mantén la respiración el tiempo que tardes en contar hasta el 7.

4) Exhala completamente por la boca, de nuevo con un silbido ligero y mientras cuentas hasta el 8.

5) Esa es una respiración. Vuelve a inhalar y exhala como en el paso 1 para repetir el ciclo tres veces, con lo cual completarás cuatro respiraciones de este tipo.

Cabe mencionar que por consejo de su autor, esta técnica tiene que practicarse al menos un par de veces al día durante 2 meses continuos para que genere los efectos esperados.

Dulces y tranquilos sueños.

 

También en Pijama Surf: El enigma de las personas que duermen entre 4 y 6 horas sin que eso afecte su salud