*

X

Ciudadanos crean un manual práctico para legalizar la marihuana

Por: Ana Paula de la Torre - 08/04/2014

Una guía creada por ciudadanos expertos: un manojo de argumentos inteligentes para legalizar la marihuana y hacerlo correctamente

cannabisPor  la aceptación legal de la marihuana en algunos países como Uruguay, o sitios icónicos de la política mundial como Washington, se han cocinado nuevas iniciativas serias sobre el tema, y vienen desde la ciudadanía. Parece que, por fortuna, la discusión se ha tornado más seria que nunca.

Hoy, cada vez hay más especialistas que buscan incidir en la toma de decisiones públicas sin tener que convertirse en políticos. A esta tendencia, quizá, responde el trabajo editorial Cómo regular el cannabis. Una guía práctica, elaborado por especialistas. Un  texto que aporta a la argumentación sobre la legalización de la marihuana desde la arista más compleja: los cómos.

Transform Drug Policy Foundation, un centro de pensamiento con integrantes en el Reino Unido y en México y la asociación civil México Unido contra la Delincuencia han elaborado este manual sobre cómo debiera legalizarse la marihuana. Está dirigido a los tomadores de decisiones políticas, pero también al público que busca argumentos serios e inteligentes en pro de la legalización de aquella.

La guía práctica responde a  la pregunta "¿Cómo funcionaría la regulación del cannabis?" desde las formas de regular un mercado de cannabis, garantizar la calidad del producto para evitar que se vaya al mercado negro, el cultivo en casa, los clubes sociales y el cultivo a poca escala, benéfico para las economías.

Si estás interesado en nutrirte profesionalmente sobre este tema, este manual es ineludible. Muestra además un cambio en la perspectiva de una sociedad civil que, desde fuera, busca incidir en las decisiones políticas y, muy probablemente, de manera más enterada que los propios tomadores de decisiones.

Aquí, el manual en PDF.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

Te podría interesar:

Del piropo a los asaltos sexuales (el machismo mexicano en distintos niveles)

Por: Ana Paula de la Torre - 08/04/2014

¿Son inocentes los piropos en la calle? ¿Son la primera capa de un mundo oscuro de machismo y prepotencia?

piropo-en-la-calleCada vez que una mujer camina en la calle y es abordada con piropos, en particular de corte sexual, es hasta cierto punto turbada, por tratarse de un desconocido que se muestra atrevido y que, de algún modo, está  siendo intromisivo.

Muchos de los piropos y miradas acosadoras que se lanzan en la calle responden, en México, a una cultura masculina de altivez. Aunque muchos podrían parecer inofensivos e incluso simpáticos  en realidad, considerando los niveles de violencia a la mujer en este país, quizá son la punta de una arista más profunda y arraigada: un desdén cultural.

Hace unos años el metro del D. F. fue dividido. Los primeros tres vagones son para mujeres y niños, y el resto es mixto. Esto respondió a una protección justamente relacionada con el machismo. El acoso silencioso en el metro, los manoseos, las miradas abusivas y la intimidación se suceden persistentemente; la mujer es vista como un objeto de deleite, y ello enaltece al hombre atrevido, aquel que orgullosamente la perturba.

Recientemente una colaboradora de The Guardian, Nina Lakhani, radicada en el Distrito Federal, describió como incluso tuvo que cambiar su forma de vestir debido a la objetivación de la mujer en México, narrando cómo, en un día de calor, debe usar blusas con manga, por la intimidante sensación que le provoca viajar en transporte público con ropa de verano.

Lakhani asocia los feminicidios y las violaciones (se comete una cada cuatro minutos en este país) a una cultura machista manifestada en niveles cotidianos como el acoso sexual público que se hace, o con piropos, miradas o, en su caso más burdo, con manoseos.

Cuando la sociedad ha estado acostumbrada a tolerar los piropos en la calle como una manifestación simpática de espontaneidad, quizá también ha dejado que esa actitud acosadora alimente silenciosamente la misoginia y los feminicidios de Juárez, Aguascalientes, el Estado de México o Oaxaca. Hasta las acciones más pequeñas emiten un profundo trasfondo simbólico; ¿permitir que te piropeen es sano? Quizá no, si ampliamos la foto completa.

Como una campaña de concientización, hace unos días se publicó este video de mujeres que, con una cámara escondida, documentan el acoso sexual en la calle.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.