*

X

10 palabras sobre el amor que no existen fuera de su propio idioma y nombran experiencias únicas

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/13/2013

El amor es, en esencia, una emoción inefable, una pasión que nos arrebata y nos conduce a esas regiones donde el lenguaje solo balbucea, incapaz de expresar la realidad que estamos viviendo; aquí 10 palabras y expresiones que solo existen en su propio idioma en torno a esta manía.

loveEl amor se considera, desde tiempos remotos, la emoción humana inefable por antonomasia. Entre los griegos, por ejemplo, se le consideraba un tipo de locura, la manía erótica que Platón calificó en el Fedro como la posesión suprema.

Quizá por esto, porque los efectos que suscita la pasión amorosa rozan lo indescriptible, lo innombrable, esos límites donde el lenguaje se revela insuficiente, existen expresiones que intentan dar cuenta de dicha realidad: casi como en un proceso alquímico, reducir el amor tanto como sea posible a una serie arbitraria de signos inteligibles.

 

1. Mamihlapinatapei: en yagan, un idioma del pueblo aborigen homónimo que habita en las latitudes más australes de Sudamérica (especialmente en Isla Grande de Tierra del Fuego y Cabo de Hornos), la situación existente entre dos personas que al mismo tiempo que desean iniciar una relación amorosa entre sí, ambos se sienten reluctantes, renuentes, a dar el primer paso.

 

2. Yuanfen: en chino, una relación signada por el destino. Un concepto que encuentra su propia lógica desde el principio de la predeterminación que rige la existencia de una persona. Un poco como lo expuesto por el narrador de Deustches requiem, el cuento de Borges:

En el primer volumen de Parerga und paralipomena releí que todos los hechos que pueden ocurrirle a un hombre, desde el instante de su nacimiento hasta el de su muerte, han sido prefijados por él. Así, toda negligencia es deliberada, todo casual encuentro una cita, toda humillación una penitencia, todo fracaso una misteriosa victoria, toda muerte un suicidio. No hay consuelo más hábil que el pensamiento de que hemos elegido nuestras desdichas; esa teleología individual nos revela un orden secreto y prodigiosamente nos confunde con la divinidad.

 

3. Cafuné: en el portugués de Brasil, el acto de pasar los dedos tiernamente por el cabello del ser amado.

 

4. Retrouvailles: en francés, la alegría de reencontrarse con alguien después de mucho tiempo sin verlo.

 

5. Ilunga: en bantú, una familia de lenguas africanas no afroasiáticas (como el zulú y el suajili, entre otras), una persona que perdona una ofensa la primera vez, la tolera en una segunda ocasión pero nunca una tercera.

 

6. La douleur exquise: también en francés, el dolor que se siente cuando se desea a alguien que no se puede tener. “Buscan luego mis ojos tu presencia” (Sor Juana): la frustración de tenerte frente a mí y, sin embargo, no tenerte de ningún modo.

 

7. Koi No Yokan: japonés para la sensación de conocer por vez primera a alguien y, en ese mismo instante, saber que ambos están destinados a enamorarse.

 

8. Ya’aburnee: “Entiérrame”, una declaración en árabe que expresa la esperanza de que uno de los amantes muera primero, porque quien la dice supone que no podría vivir si el otro faltara.

 

9. Forelsket: en noruego, la euforia propia de la primera vez que uno se enamora.

 

10. Saudade: una de las palabras más características del portugués, polisémica; en el caso del amor, se refiere al sentimiento de amar aún a alguien que se ha perdido; también “un deseo vago pero constante por alguien que no existe y probablemente no pueda existir”.

 

También en Pijama Surf: Diccionario de lo intraducible: 24 palabras que no tienen equivalente fuera de su idioma

[Urbandud]

Te podría interesar:

Bret Easton Ellis contra el mainstream gay y salida del clóset de Jason Collins

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/13/2013

El novelista Bret Easton Ellis dirige algunas ácidas críticas a la cobertura mediática que tuvo la salida del clóset del basquetbolista de la NBA Jason Collins, quien apareció en la portada de la revista Sports Illustrated como una especie de vocero de la comunidad LGBT. El autor de American Psycho simplemente no podía permitirlo.

JasonCollinsM

Bret Easton Ellis es mejor conocido como autor de libros como American Psycho (sí, antes de que el personaje de Christian Bale descargara su narcisismo homófobo en forma de hachazos contra aquella rubia en la versión fílmica) y Less Than Zero, pero también como crítico de la comunidad gay. Como hombre gay, el autor encuentra sumamente enfadoso y absurdo el buzz en torno a la salida del clóset de Jason Collins, el primer basquetbolista profesional de la NBA en declararse abiertamente gay. Y tal vez el novelista tenga un par de puntos correctos.

Easton satiriza en una publicación de la revista OUT el circo mediático en torno a la sexualidad de una persona, lo cuál, predice el autor, con los años dejará de ser importante: "El Hombre Gay como Elfo Mágico ha jugado un rol tramposo de la autosantificación de los gay en los medios..." Según Easton, el tratamiento de las celebridades gay que asumen públicamente su preferencia sexual está fuera de proporción y sólo puede generar indiferencia dentro de la comunidad LGBT, pues genera divisiones innecesarias en una lucha común por la representatividad y la igualdad:

"Estoy totalmente a favor de salir [del clóset] en los términos que uno quiera, pero entronizarlo como la noticia más importante de la semana, para mí, en tanto hombre gay, me parece, bueno, un poco alienante". Y es que según Easton, el que estas noticias sigan siendo parte de la agenda mediática coloca a la comunidad gay como una anomalía dentro del discurso ideológico dominante: "En otros cinco años con suerte esto no importará, pero por ahora estamos atrapados en los tiempos que vivimos".

En sus palabras:

El reino del Hombre Gay como Elfo Mágico, el cual, cuando sea que salga [del clóset] aparece frente a nosotros como algún tipo de E.T. sagrado cuyo sólo propósito es ser colocado en la posición de recordarnos solamente acerca de la Tolerancia y Nuestros Propios Prejuicios y sobre Sentirse Bien A Respecto De Uno Mismo y de ser un símbolo en lugar de ser simplemente un tipo gay, está aún -lamentablemente- en el juego de los medios.

¿Crees que la preferencia sexual de una persona deba ser todavía (en el siglo XXI) motivo de noticia o crees, junto con Bret Easton Ellis, que las preferencias sexuales de las personas son un asunto privado? Sea como sea, algunas de las ácidas críticas del autor nos hacen pensar que las luchas por el reconocimiento político de las comunidades LGBT sólo se entorpecen si son tratadas como un show por los medios de comunicación, enfatizando el discurso exclusionista del patriarcado machista. 

[OUT]