*

X

Auroras en la atmósfera de Urano captadas por primera vez en la historia

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/15/2012

El célebre telescopio espacial Hubble, que se acerca ya al final de su vida útil, registra por primera vez en la historia un par de auroras ocurridas en la atmósfera de Urano.

Las auroras no son fenómenos atmosféricos exclusivos de nuestro planeta. Desde hace algunos años se sabe y en ciertos casos incluso se han registrado manifestaciones de estos fenómenos en los cielos de Júpiter y Saturno (en los archivos de Pijama Surf hay constancia de las auroras jupiterinas y también de las saturnales).

Ahora el célebre telescopio Hubble vuelve a aportar material para el asombro al dar cuenta de auroras ocurridas en Urano, de las cuales, si bien ya desde 1986 la sonda espacial Voyager 2 recogió pruebas que apuntaban a su existencia, nunca hasta hace unos meses se habían presentado las condiciones necesarias para captar una de estas en toda su presencia.

Fue en septiembre del año pasado cuando un equipo dirigido por Laurent Lamy, astrónomo del Observatorio de París, se enteró que una tormenta solar se cernía sobre Urano, por lo cual los científicos se apresuraron a hacer coincidir el atisbo del Hubble con el momento en que esta tormenta sobreviniera sobre el planeta.

Los resultados, por fortuna, fueron exitosos, y seis semanas después el telescopio espacial registró las primeras tomas de auroras en Urano. En ambas imágenes, las auroras son los dos puntos blancos que destacan sobre la superficie de la esfera. 

Además, la observación sugiere a los astrónomos nuevos indicios de que dichos fenómenos atmosféricos podrían estar relacionados también con la inclinación de cada planeta, pues la mínima duración que las auroras tienen en la atmósfera de Urano podría deberse a que dicho planeta posee un eje magnético a 60 grados de su eje de rotación, además de que este tiene una inusitada inclinación de 98 grados en relación con su órbita en torno al Sol (como si Urano fuera dando piruetas conforme se traslada).

Por otro lado, este podría ser uno de los últimos descubrimientos del Hubble, cuya vida útil está a punto de expirar.

[io9]

Te podría interesar:

Babuinos que aprenden a leer ofrecen pistas sobre los códigos cerebrales de la lectura

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/15/2012

Babuinos que aprenden a "leer" ofrecen pistas sobre los procesos cognitivos involucrados en la lectura.

El lenguaje humano es sin duda una de las manifestaciones más refinadas de nuestra inteligencia como especie, uno de los inventos más decisivos para dar el salto que nos separó del resto de los animales al menos en lo que respecta a este criterio.

Pero por esto mismo es también uno de los elementos más enigmáticos de nuestra naturaleza, uno en el que además estamos demasiado involucrados como para estudiarlo con la cercanía necesaria para obtener explicaciones efectivas sobre sus fundamentos más esenciales.

De ahí que las investigaciones científicas sobre el lenguaje humano pasen por un rodeo del que participan nuestros parientes evolutivos más cercanos, primates con los que seguimos compartiendo el tronco común de la evolución biológica.

Recientemente la revista Science publicó un interesante estudio realizado por un equipo de investigadores franceses coordinados por Jonathan Grainger, adscrito al Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y al Laboratorio de Psicología Cognitiva de la Universidad de Aix-Marseille, en el cual se examinó la capacidad de lectura de los babuinos, descubriendo que estos son capaces de leer (aunque no entienden lo leído) y distinguir palabras en inglés reales de meras reuniones de letras sin sentido.

En el experimento, Grainger y su equipo entrenaron a seis babuinos para que en tabletas electrónicas y a cambio de comida, identificaran combinaciones de letras que formaban palabras efectivas del inglés, recompensándolos cuando de cuatro palabras elegían las dos que tenían un significado real. Después de seis semanas, los babuinos fueron capaces de acertar en 3 de cada 4 intentos, es decir, en un 75% de las ocasiones.

Y si bien ninguno de estos primates entiende estrictamente lo leído ni se volverá angloparlante con este ejercicio, la investigación ofrece algunas pistas para entender tanto su inteligencia como los procesos cognitivos que resultan en el acto de leer.

De entrada parece ser que los babuinos fueron capaces de generar cálculos estadísticos sobre la frecuencia con que ciertas letras figuran en el idioma inglés, así como las combinaciones más probables de estas. Todo esto utilizando mucho más su razonamiento que su memoria, pues ni las palabras ni las combinaciones eran siempre las mismas.

El experimento se vuelve relevante porque, como bien afirma Stéphane Dufau, otro de los investigadores participantes, podría confirmar que la habilidad de leer pasa en parte por el contacto con el lenguaje en su manifestación más visual.

[Discovery]