*

X
Bayer, uno de los mayores productores de pesticidas en el mundo, podría ser también uno de los primeros responsables en la amenaza de extinción que pende sobre las abejas.

Hace un par de años informamos en Pijama Surf sobre la eventual extinción de las abejas por razones que entonces no se conocían con certeza, si bien se aventuraba que el uso de pesticidas podía encontrarse entre las principales causas de la muerte masiva de estos insectos.

Bayer, el principal fabricante de estas nocivas sustancias que se riegan sin conmiseración sobre los campos de cultivo, deberá rendir cuentas próximamente por la toxicidad de sus productos y su responsabilidad en esta posible extinción. El Tribunal Permanente de los Pueblos será el encargado de evaluar el caso y tiene como fecha límite este 6 de diciembre.

Los pesticidas fabricados por Bayer contienen dos químicos que se han asociado al llamado “colapso de colonias”: Imidacloprid y clotianidina, elementos esenciales de dos de los pesticidas de mayores ventas en el mundo, razón por la cual difícilmente Bayer aceptaría medidas restrictivas en su producción, sobre todo en países subdesarrollados de instituciones más inclinadas a los intereses personales y corporativos que a los del bienestar general (el medio ambiente incluido).

[Rebelión]

Te podría interesar:
Philippe Cousteau, uno de los hijos de Jacques-Yves, nos descubre la desconocida psicodelia cromática de los corales en las aguas del Mar Rojo.

Es costumbre que los documentales sobre la vida marina muestren a los arrecifes de coral en un aspecto que, de no ser por el atractivo propio de estos animales, quizá nos atreveríamos a considerar soso y un tanto inane.

Quizá por esto Philippe Cousteau, uno de los hijos del célebre icono ochentero y noventero de la exploración marítima vista desde la televisión, el francés Jacques-Yves Cousteau, se zambulló en las aguas del Mar Rojo para mostrar una cara prácticamente desconocida de los corales.

Echando sobre los arrecifes luz y azul y viéndolos luego a través de un filtro amarillo, Cousteau nos revela la psicodelia cromática del coral, pigmentación fluorescente sin duda desconocida para algunos o muchos de nosotros.

Y si bien no se conocen todavía las causas de esta florescencia, hay quienes piensan que podría ser una respuesta defensiva a la intensa luz solar que reciben, una especie de pantalla protectora.

 

[Deep Sea News]