*

X

Narcoviolencia en México generada por el gobierno al apoyar a un líder del narcotráfico

Política

Por: pijamasurf - 07/17/2011

Narcotraficantes señalan que la razón por la cual México está siendo devastado por una ola de violencia se debe al apoyo del gobierno federal al cártel de Sinaloa liderado por El Chapo Guzmán. ¿Es la estrategia para combatir al narco una farsa?

La estrategia de Felipe Calderón se sustenta teóricamente en combatir al narco con todo el aparato del Estado, en todo el país y hasta sus últimas consecuencias. No obstante que esto pueda ser una decisión de un enorme costo humano, argumenta que es necesario desarticular las redes del narco sin cuartel, atacando el problema a fondo para de alguna forma, eventualmente, construir los espacios necesarios para dar la seguridad al pueblo (y heroicamente alejar las malignas drogas de la juventud mexicana). Este raciocinio está sustentado por un principio moral de no hacer concesiones y aplicar la ley por igual y, sin embargo, parece que es una farsa gigantesca. La posibilidad de que el gobierno federal apoye a un capo del narco, Joaquín "El Chapo" Guzmán, y persiga a otros anularía, de ser cierta (como parece), la premisa en la que se basa la estrategia de Calderón y revelaría una realidad simulada —totalmente manipulada— a la vez que haría descollar una agenda oculta: la voluntaria desestabilización del país, posiblemente motivando la intervención militar de Estados Unidos o en su defecto simplemente la continuidad en aumento del negocio de las armas, el Estado policial y de una sociedad narcotizada.

Este fin de semana aparecieron dos narcomantas en Sinaloa, después de los atentados que sufrieron los escoltas del Secretario de Seguridad Pública estatal que dejaron 10 agentes y un civil muertos.

Una de las mantas contenía el mensaje de que si el Ejecutivo federal quiere acabar con la violencia en el estado debe quitar el apoyo que presuntamente se le brinda a un líder del cártel de Sinaloa.

Las mantas al parecer estaban escritas con la misma letra que unas mantas anteriores colgadas el 30 de mayo, por lo que todo indica que es un mensaje genuino de un grupo del crimen organizado opuesto al del Chapo Guzmán.

Como es sabido, el Chapo Guzmán logró escapar —por arte de esa magia negra que es la corrupción— de la prisión de Puente Grande hace diez años y desde entonces se ha convertido en el narcotraficante más poderoso de México y algunos dicen que del mundo —si no se toman en cuenta a los de cuello blanco. Según la periodista Anabel Hernández, Vicente Fox fue quien organizó la fuga del Chapo Guzmán en el 2001 a cambio de una cifra multimillonaria. Hernández sostiene que desde entonces la estrategia del gobierno panista ha sido acabar con los competidores del Chapo Guzmán organizados en distintos cárteles.

Hace un año el Chapo Guzmán aparecía como el segundo hombre más buscado en la lista del FBI, después de Osama bin Laden. Algunas personas han apuntado a que ese pódium no es casualidad, puesto que ambos son (o eran) miembros de las agencias de inteligencia estadounidense, piezas claves en el ajedrez geopolítico de la guerra contra el terror y la guerra contra el narco (los dos fantasmas de la destrucción)

El secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, ha sido acusado en múltiples ocasiones de proteger al Chapo Guzmán, lo cual parecería lógico. Eso o el Chapo ha logrado obtener los poderes de la invisibilidad.

El Chapo ha sido celebrado por Forbes como uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo, pero más allá de esta sarcástica lisonja, ¿qué tanto poder podría tener El Chapo si no contara con el apoyo de las más altas autoridades?

Ya hemos escrito varias veces sobre la participación de la CIA en el negocio del narcotráfico en todo el mundo, algo que va más allá de la mera teoría de la conspiración. Aquí esbozamos la hipótesis de que el Grupo de los Zetas, entrenado en la ilustre Escuela de las Américas —una institución que cuenta con brillantes agentes de la CIA, como el expresidente Noriega— está siendo usado por la CIA para hacer de México un Estado fallido.

Un narcotraficante  de los Zetas recientemente detenido, El Marmito, dijo que las armas utilizadas por el cártel de Los Zetas en contra de grupos antagónicos o en contra las fuerzas federales son compradas en Estados Unidos e incluso son vendidas por las propias autoridades del gobierno estadounidense.

Un nuevo reporte sobre armas realizado en Suiza indica que México se ha convertido en uno de los primeros importadores de armas del mundo.

Así que al parecer estamos en medio de un complicado negocio político y financiero cuya fachada es la llamada "guerra contra el narco", el "espectáculo" que hace que fluya el capital y que va llevando la agenda a donde se quiere llevar.

Te podría interesar:
Diputado del PRI señala que se tiene información sobre la presencia del grupo terrorista islámico Hezbollah en México, mismo que estaría trabajando con el narco.

En los últimos años se ha venido mencionando que el grupo terrorista islámico Hezbollah ("partido de Dios") se ha internado en el territorio mexicano, estableciendo una operación de recaudación de fondos y de capacitación de elementos del narcotráfico. Hace unos días el diputado federal de Jalisco por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Arturo Zamora Jiménez, dijo que según información de la Cámara de Representantes, Hezbollah ha formado una alianza con el narco mexicano en el norte del país.

Esta información —ya sea verídica o un nuevo episodio hilado dentro de la narrativa del terror— puede llegar a ser delicada, ya que una de las razones por las cuales Estados Unidos podría verse motivado para extender su participación militar y de inteligencia en México sería precisamente una amenaza terrorista en su frontera. Se ha especulado también que Estados Unidos ha vendido armas y apoyado secretamente al narco para crear las condiciones favorables para una intervención militar.

El diputado aseguró que ya envió una iniciativa al Congreso en búsqueda de que se tipifique el delito de terrorismo en México como todo acto que busque infundir temor entre la población y no solamente por cuestiones políticas.

El Vicepresidente del American Foreign Policy Council, Ilan Berman, ha emitido declaraciones sobre el arresto de un presunto miembro de Hezbollah en Estados Unidos que había ingresado en el 2010 a través de México, alertando al Congreso de ese país: “Estos arrestos apuntan a la extensa red organizacional que el grupo ha erigido en los últimos quince años y que opera fuera de las comunidades chiitas de países musulmanes, tales como en Tijuana, y además con socios activos en los cárteles de la droga”, dijo el experto.

Con información de OEM y Animal Político.