*

X
Al parecer el ajedrez político de Alán García se está derrumbando, su apuesta de apoyar a Fujimori y a Kuczynski, con la finalidad de dividir los votos y restarle apoyo a Toledo y a Humala no está funcionando
Desde hace cerca de un año la clase política del país andino ha preparado a sus ciudadanos para este crucial momento electoral. Del amplio abanico de candidatos, el primer elemento que sorprende es la ausencia de un representante del Partido Aprista Peruano. Alan García y la dirigencia aprista decidieron bajarse del protagonismo electoral a pesar suyo, las razones que los movieron a esta decisión son muchas, entre ellas tenemos un reducido apoyo de la ciudadanía a la gestión del Presidente García; escándalos de corrupciones relacionadas con su anterior Primer Ministro, Jorge Del Castillo y con miembros prominentes de su gobierno; espionajes criollos; grabaciones clandestinas a sus adversarios; el fracaso de sus políticas de gobierno en seguridad pública y transparencia; su afán privatizador de la Amazonía peruana; además de su política internacional incondicional a los intereses de los Estados Unidos. Todas ellas han armado un explosivo e indigesto ceviche político que ha hecho del Partido de Gobierno (el APRA de Alan García), la opción política más detestable para los peruanos. ¿Pero qué opciones quedan para los electores? Las respuestas son variopintas y en ellas se dibuja la mano de Alan Garcia, quién ha falta de candidato propio, promueve desde su fuego intimo y no tan intimo las candidaturas de Keiko Fujimori y de Pedro Pablo Kuczynski, personeros que también cuentan con las simpatías de Washington, aunque hay que aclarar que Alejandro Toledo sería un excelente Presidente para Obama. En el otro lado del ring mediático Ollanta Humala, figura de las pasiones nacionalistas peruanas trata de colocarse al centro del ruedo político y  aparecer como un candidato serio, maduro y responsable, lejos de las manifestaciones hormonales, populistas y antiimperialistas de Hugo Chávez. Humala lo está consiguiendo y hoy en día lidera las encuestas. Completa la lista de los protagonistas de esta conjura electoral el ex alcalde de Lima, Luis Castañeda, quién de favorito absoluto, paso a quinto absoluto, desinflado y en baja electoral, seguramente vera desde su balcón la definición de la segunda vuelta entre algunos de los primeros cuatro candidatos mencionados. El resto de los postulantes a la presidencia no cuentan salvo para la anécdota. Por otra parte, es importante tomar en cuenta las encuestas de los barómetros de la democracia peruanos (DATUM e IPSOS), cuyos resultados son no aptos para cardiacos. Humala, cuenta con una intención del voto de 21.2%, mientras que Keiko Fujimori lo sigue muy de cerca con un 20.7%, en tanto Alejandro Toledo no se queda atrás con un 20.1%, en tanto los otros dos candidatos importantes van a la baja, Pedro Pablo Kuczynski, el ciudadano estadounidense, con vocación presidencial peruana apenas alcanza el 14.6% y más atrás, Luis Castañeda con raquítico 13.9%. Así, los números nos confirman que la pelea está entre los tres primeros, en algo que los encuestologos llaman “empate técnico”. Brasil, Estados Unidos y Alan García Al parecer el ajedrez político de Alán García se está derrumbando, su apuesta de apoyar a Fujimori y a Kuczynski, con la finalidad de dividir los votos y restarle apoyo a Toledo y a Humala no está funcionando. El respaldo del Partido de los Trabajadores de Brasil a Humala y el desgaste del sueño estadounidense en el imaginario colectivo de los peruanos están encaminando a los partidarios del nacionalismo moderado a la Casa de Pizarro. No es un dato menor que el Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, haya calificado este proceso electoral de una “payasada”, y que el ciudadano estadounidense, postulante a la Presidencia del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, se haya quejado de la intervención extranjera brasileña, afirmando en todo caso que: “los brasileños son mejores que la gente de (Hugo) Chávez”. Y ciertamente que George Bush. En fin, el Perú va camino hacia importantes cambios políticos, transformaciones que sin duda influirán en la relación entre Suramérica y los Estados Unidos. Solo quedan dos semanas y esperemos que gané, como diría un amigo, el menos peor. Vínculos y links: http://elcomercio.pe/politica/734073/noticia-ppk-cuestionointervencion-gobierno-extranjero-humala http://www.larepublica.pe/27-03-2011/encuesta-de-apoyo-confirma-humala-en-el-primer-lugar http://elcomercio.pe/politica/734025/noticia-ipsos-apoyo-seis-partidos-politicos-pasarian-valla-electoral  
Te podría interesar:

Obama anuncia que no revelará imágenes del cadáver de bin Laden

Política

Por: pijamasurf - 03/28/2011

Argumentando que es por el bien de sus ciudadanos, Estados Unidos anunció que no darán a conocer imágenes de la muerte de Osama bin Laden

El presidente de Estados Unidos anunció que no harán públicas imágenes del cadáver de Osama bin Laden. Obama argumentó que  la decision se tomó como medida para proteger a los ciudadanos estadounidenses y no incitar una ola de violencia en su contra. Las supuestas imágenes serían brutalmente gráficas y en ese sentido generarían violencia con violencia. Obama añadió que publicar las fotos no convencería a los escépticos, partidarios de las teorías de la conspiración, de que Osama bin Laden murió y por otra parte no quisiera parecer como si Estados Unidos está vanagloriándose de su asesinato.

También se dio a conocer que Osama bin Laden fue asesinado sin estar armado. Por lo cual bien se podría haber tomado una foto en ese momento para probarle al mundo lo sucedido. Teniendo en cuenta que los navy seals llevaban equipo de video y estaban transmitiendo en vivo su operación al presidente.

El cuerpo de Osama supuestamante fue rápidamente enterrado en el mar, siguiendo el protocolo musulmán. Algo que ciertamente deja dudas sobre este caso, siendo que decenas de militares y expertos de inteligencia habían anunciado antes que Osama había muerto hace años.  En el fondo tiene que ver con la credibilidad del gobierno estadounidense. Existe cierta lógica en el razonamiento de Obama: mostrar una imagen de gore o snuff al mundo, no es precismante algo positivo. Sin embargo, se da por sentado que el gobierno de Estados Unidos tiene credibilidad, cuando se sabe que ha manipulado reiteradamente la información para justificar su cruzada contra el terrorismo y el mundo islámico. De entrada cualquier persona que analice lo sucedido el 11 de septiembre del 2001 se quedará con una serie de preguntas para cuya respuesta no ayuda en nada la forma en la que EU ha resuelto la mítica cacería de bin Laden.  Sin ningún tipo de evidencia más que la palabra del gobierno y de sus medios paladines, ¿por qué habríamos de creerles?  Tiene tanta credibilidad el gobierno de Estados Unidos como "el hombre lagartija", David Icke, que dice que el cuerpo de Osama bin Laden estuvo congelado diez años y que el mismo Obama es un reptil del espacio exterior. Afirmaciones al menos dudosas pero quizás comparabales con el discurso de Estados Unidos. Al parecer sigue en marcha el cuento de hadas global para adultos.

[NYT]