*

X

Arrestan a hombre del futuro en Suiza dentro del Gran Colisionador de Hadrones

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/01/2010

Hombre arrestado en el LCH en Suiza afirma provenir del futuro; Eloi Cole asegura tener la misión de eliminar el colisionador para evitar la destrucción mundial

En un caso simulado ya en varios guiones cinematográficos, en donde un personaje del futuro viaja a nuestro presente para impedir un suceso o la construcción de un artefacto que terminará por destruir al planeta, se ha reportado el arresto de Eloi Cole, un hombre que clama venir del futuro para salvar a la humanidad. Su misión es clara: sabotear el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) para evitar la eventual destrucción del mundo.

Recientemente el LHC ocupó los titulares tras lograr la colisión de partículas a una velocidad récord. Eloi Cole fue detenido mientras intentaba sabotear parte del proceso del LHC. Al ser cuestionado, en primera instancia reveló que buscaba combustible para operar su máquina del tiempo. Posteriormente confesó su misión de detener las labores del LHC y así prevenir la futura destrucción planetaria.

Pero la historia continúa. Resulta que Cole fue arrestado y trasladado a un hospital mental en Ginebra. Sin embargo, a las pocas horas de haber sido ingresado se desvaneció misteriosamente sin dejar rastro alguno, lo cual ha desconcertado profundamente a las autoridades.

El Gran Colisionador de Hadrones (crisol de la conciencia tecnofuturista), considerado como la máquina más costosa y más potente creada jamás por el ser humano, tiene el fin de recrear las condiciones originales en las que nuestro universo se creó para revelar algunos de los enigmas milenarios que han motivado siglos de trabajo científico y reflexión. Sin embargo, hay quienes aseguran que quizá la psique colectiva, incluso la de los más avanzados investigadores, aún no esta preparada para recibir algunas de las respuestas que el LHC tiene para nosotros. Ello nos recuerda a la ecuación evolucionista de los ensayos sobre neuropolítica del Dr. Tim Leary, en los que se plantea la extensión indefinida de la vida humana como máxima meta de la ciencia, pero para ello se recalcan dos requisitos indispensables: la migración espacial en busca de expandir nuestro hábitat y, en especial, la elevación de la conciencia-inteligencia del ser humano para ser capaz de acceder a estos nuevos portales de la evolución.

Anteriormente ya se había planteado la posibilidad de intentos futuristas de sabotaje al Gran Colisionador de Hadrones, como una posible explicación a la sistemática mala suerte que ha tenido el proyecto a lo largo de sus dos años de vida. ¿Qué fuerzas buscan impedir el correcto funcionamiento de esta máquina cuasidivina? ¿Realmente podrían estar pujando desde el futuro para detener su activación? Y en caso de que así fuera, ¿es esta una intención protectora o un sabotaje contra la expansión de la conciencia cósmica de una raza humana todavía primitiva?

Parece como si Dios, consciente de que al descubrir las reglas del juego universal este mágico juego terminará para todos, buscara extender el misterio en torno a la arquitectura original del tablero y mantener así el pulso narrativo del universo y de la conciencia: del juego cósmico. Seguramente el mainstream media y las versiones oficiales sepultarán esta historia como un caso más de la aislada psicosis de un individuo,  --y es que,  más allá de que sea un tributo parte  del "día de los tontos", es dificil leer este tipo de notas sin que se detonen en nosotros las neuroconexiones específicas para cuestionarnos los pilares de nuestra desgastada realidad racional. Una sonrisa que nos hace cuestionar la construcción de este programa de realidad.

 

via IT Grunts

Más información en The Daily Galaxy

Física cuántica muestra que la información también fluye del futuro al presente

El Gran Colisionador de Hadrones y su búsqueda de la partícula de dios podría estar siendo saboteado desde el futuro

Te podría interesar:

Científicos logran suspensión animada en el laboratorio

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/01/2010

Aunque los viajes intergalácticos con astronautas congelados esperando despertar a su llegada a un sistema estelar habitable, están aún lejos, científicos descubren lo que podría ser el secreto de la suspensión animada.

El mito de que el cuerpo o al menos el cerebro de Walt Disney yace en algun refrigerador esperando a que el hombre logre refinar la tecnología de la criogenización para que el genio masón de los dibujos animados recobre la vida y se integre a una sociedad espacial, está cada vez más cerca. Aunque claro, ni Disney, ni el gurú de la psicodelia Tim Leary, están criogenizados, como se rumora. Algo que si buscaría la princesa decadente del pop, Britney Spears con la compañía Alcor Life Extension Foundation.

El científico Mark Roth, del Laboratorio de Cáncer de Seattle, se interesó en la suspensión animada luego de estudiar un par de casos donde ésta ocurrió de manera espontánea en seres humanos.

Uno de los casos mencionados en los medios es el de Erica Nordby, una joven canadiense que en el invierno del 2001 salió de su casa sin estar bien abrigada y su corazón se detuvo dos horas después. Aunque la temperatura de su cuerpo había descendido a 16°C, fue rescatada y regresó a la vida después de que había muerto congelada.

Otro caso es del japonés Mitsutaka Uchikoshi, quien se quedó dormido en la nieve en el 2006. Fue hallado 23 días después con una temperatura corporal de 22°C y luego fue reanimado y recobró su estado normal.

La pregunta que surge es como algunas personas pueden entrar a un estado de animación suspendida y recuperarse, mientras que en general un cambio de esta naturaleza en la temperatura del cuerpo es letal.

Ahora el equipo de Roth cree que pueden estar en camino de respoder está interrogante luego de suspender a gusanos nemátodos y hongos de levadura, organismos que al igual que el hombre mueren cuando son enfríados a cierto punto.

El truco de la suspensión animada, creen Roth y su equipo, consiste en primero suspender el flujo de oxígeno antes de exponer a un organismo al frío.

Aunque la suspensión animada que permitiría viajes interestelares o posibilitaría una comunicación con seres queridos (o agentes secretos que se llevan un secreto a la tumba), como en el caso de la serie Fringe o la novela Ubik de Phillip K. Dick, parece estar aún lejos, una aplicación de estos descubrimientos podría ser aprovechada por los doctores que necesitan tiempo para atender a alguien herido o enfermo.

Vía The Register