*

X
Llama a tus amigos con la mente; la nueva era de interfaz entre el cerebro y la tecnología abre la puerta a una serie de posibilidades entre las que están envíar "pensamientos" por mensajes, percibir el ambiente de un lugar a través de las ondas cerebrales o hasta hackear cerebros.

Le quieres hablar a alguien y no quieres dejar de rascarte, sólo ve su foto en la pantalla y piensa en ella y tu iPhone hará el resto. Esto es lo que ofrece la nueva aplicación NeuroPhone desarrollada por la Universidad de Dartmouth.

Los usarios de esta aplicación deben de tener un auricular inalámbrico Emotiv, que sirve de lector electroencefalográfico (EEG) y que obtuvo el premio Red Dot a mejor diseño. La aplicación controlada por la mente muestra fotos de los contactos y cuando el usario ve la foto del contacto al que quiere llamar sólo piensa en él o guiñe el ojo (como en la serie de TV "Bewitched") y una señal específica de actividad cerebral detona el sistema y automáticamente el iPhone le marca a esa persona.

Por ahora el aparato de EEG es un poco invasivo y caro; se espera que pronto sean similares a los Blue Tooth y logren mayor penetración en el mercado. Y aunque quizá por el momento no es tan útil para personas que no sean discapacitadas, sus creadores imaginan una serie de aplicaciones bastante interesantes.

A diferencia de la activación por voz o registro ocular, la neurotelefonía permite el uso silencioso del teléfono así como la posibilidad de transmitir estados emocionales a otro usarios (ondas cerebrales que podrían ser reproducidas al incluir en los aparatos estimulación transcreaneal).

En un ejemplo de los dearrolladores, una maestra de idiomas está interesada en saber exactamente cuantos estudiantes -todos con sus EEGs auriculares- realmente entendieron su última pregunta. Sólo consulta su teléfono y recibe estadísticas en tiempo real, algo estilo The Wall-1984.

En otro ejemplo una persona entra a un bar y recibe la "vibra" general del lugar con sólo ponerse su aparato, puede ahorrase una buena cantidad de dinero en bebidas y regresarse a su casa si no encuentra la electricidad adecuada para "prender" la noche.

Nosotros imaginamos otra aplicación, entre parejas que quieren "sintonizarse" a los sentimientos del otro o durante una relación sexual que busca la fusión de un elctrorgasmo, se pueden utilizar aparatos de este tipo, incluso en el mercado existen estimuladores transcraneales, la llamada "máquina de dios" o simplemente una máquina de fotoestimulación, con la cual hemos experimentado con excelentes resultados, empalmando la luz y el sonido con las ondas alpha y theta del cerebro y los movimientos riítmicos del cuerpo: tecnotantra.

Esta tecnología presenta, al mismo tiempo, un incipiente peligro, sacado del mejor sci-fi, la posibilidad de hackear cerebros. Un artículo en la revista transhumanista H+ Magazine dice "si las señales de las ondas cerebrales pueden ser tomadas del aire para obtener el estado de ánimo del espacio , entonces las ondas cerebrales pueden ser hackeadas". (Una frase que recuerda a Terence Mckenna "si el mundo está hecho de código, entonces puede ser hackeado").

De la misma forma que los hackers de hoy pueden "oler" paquetes de información que pasan entre computadoras en el Internet, los hackers del futuro podrán "oler" paquetes de ondas cerebrales en el aire para reconstruir los pensamientos.

Vía H Plus Magazine

La nueva frontera de los hackers: tu cerebro Tecnología para leer la mente Nootrópicos: hackeando el cerebro con sintéticos
Te podría interesar:

El Pentágono lanza casería contra Julian Assange, fundador de WikiLeaks

AlterCultura

Por: pijamasurf - 04/13/2010

El gobierno estadounidense teme que Wikileaks siga publicando información confidencial que afecta su imagen y justifica la persecución como materia de seguridad nacional

La organización de activismo digital WikiLeaks, se ha convertido en una de las mayores herramientas de libertad de expresión en la era del nuevo periodismo. Fundada en 2006, y con un sitio en internet como eje de sus actividades, WikiLeaks se ha convertido en una comunidad de denuncia que reúne millones de documentos con información sensible acerca de diversos gobiernos, agencias de inteligencia, y abusos militares.

Recientemente el nombre de esta organización recorrió los medios alrededor del mundo tras la detención de un joven militar estadounidense, quien esta acusado de facilitar videos que muestran crímenes y comportamientos denigrantes por parte de miembros del ejército de este país. El video documentaba la masacre perpetuada desde un helicóptero del ejército de Estados Unidos en contra de civiles en Afganistán, con un saldo final de 12 muertes, entre ellas las de dos reporteros de la agencia noticiosa Reuters.

Hoy, una vez más, este vivo archivo de información que compromete la inexistente honorabilidad de múltiples entidades gubernamentales aparece nuevamente en las noticias: el Pentágono ha lanzado una persecución abierta en contra del fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange.

El gobierno de Estados Unidos, seguramente cansado de los vergonzosos episodios en los que se ha visto envuelto, cortesía de WikiLeaks, ha declarado una intimidante cacería en contra Assange alegando que su sitio podría publicar en los próximos días información delicada que amaneraría la seguridad nacional de su país.

Aparentemente los agentes que buscan a Assange no tienen una orden de arresto sino que simplemente “buscan contactarlo para solicitarle su cooperación”, una afirmación completamente dudosa para cualquiera que haya navegado por el contenido wikileakiano y comprobado las prácticas al interior de las agencias de seguridad estadounidense.

En Pijama Surf enviamos nuestro sincero apoyo a Julian y esperamos que se encuentre fuera de Estados Unidos en este momento, y que esta movida intimidatoria no merme los esfuerzos de WikiLeaks por transparentar la obscuridad "confidencial" de la política militar internacional.

via Daily Beast