Okunoshima, la isla japonesa habitada por conejos y ex armamento químico

Japón, siempre tan asombroso, tenía que ser el lugar del mundo que guarda una isla habitada por piezas de arte (en Naoshima) o un pueblo donde los zorros son los pobladores.

Japón poético, impregnado de zen, haikús y zakura, aunque también por la tecnología y la adicción por el trabajo, es un lugar paradójico y hasta cierto punto incomprensible para Occidente. Y en este país de las 3 mil pequeñas islas, existe otro sorprendente y peculiar fenómeno: su isla colmada de conejos entre las ruinas de laboratorios químicos de guerra.

Okunoshima fue el megalaboratorio japonés durante la Segunda Guerra Mundial para elaborar armas químicas cuyos efectos eran probados en los animales. Al finalizar la guerra terminó este proyecto; los trabajadores, entonces, liberaron a decenas de conejos que se propagaron hasta habitar una de las islas más extraordinarias aun en Japón.

 

 

© 2017 - pijamasurf.com Todos los derechos reservados