*

X

Celebrando el Día del Sueño: una guía de navegación onírica

Por: pijamasurf - 03/16/2013

Este 16 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño: nos unimos a la celebración con una compilación de las mejores en notas que hemos hecho en Pijama Surf sobre la dimensión onírica y sus delicias ocultas.

 bruno-dyan

Todos los seres humanos son también seres de sueño. El sueño une a toda la humanidad. Jack Kerouac

 

El sueño es parte del enigma y la delicia de existir y hoy 16 de marzo la Asociación Mundial de Medicina celebra su día. Aunque la intención oficial de este día tiene que ver con generar conciencia sobre la importancia de dormir bien para la salud, nosotros preferimos distendernos sobre la dimensión onírica, aquello del sueño que tiene que ver con su función evolutiva, con su riqueza simbólica y creativa, y con la apertura de la mente inconsciente: los mundos profundos de la información psíquica y la navegación por el reino astral.

Para unirnos a la celebración les compartimos aquí una selección de notas que hemos realizado en los últimos años explorando el mundo de los sueños.

 

Telepatía y precognición en los sueños: la mensajería del espíritu I/II 

Telepatía onírica y sueños compartidos: la mensajería del espíritu II/II

¿Podemos sanar soñando?

Sigmund, la app que permite pogramar tus sueños

¿Por qué soñamos?

Historia de los sueños lúcidos: escenarios para ensayar el futuro

Sexo en el cielo: sobre el significado de volar en los sueños

Soñar para sobrevivir: el significado evolutivo de los sueños

Oneironauticum: el arte de coincidir en sueños

Construye tu propia máquina para tener sueños lúcidos

Escritores del cielo en Hades: sueños lúcidos y el trauma original

 

Si las corporaciones multinacionales no pagan impuestos, ¿por qué deberían de hacerlo los ciudadanos?

Por: pijamasurf - 03/16/2013

Nuevo reporte publicado por el Wall Street Journal muestra que en el 2012 las grandes corporaciones evadieron cientos de miles de millones de impuestos estacionando ingresos en paraísos fiscales offshore

Businessman-with-money-via-Shutterstock

La semana pasada se dio a conocer un reporte en el que se reveló que  60 de las más grandes compañías estadounidenses colectivamente mantuvieron más de 160 mil millones de dólares en paraísos fiscales, lo cual les permitió ocultar el 40% de sus ingresos y no pagar impuestos sobre ellos.  Cada una de estas compañías por lo menos "estacionó" 5 mil millones de dolares fuera de su país, en una estrategia fiscal que se aprovecha de las lagunas legales.

La farmacéutica Abbot Laboratories incluso guardó más fuera del país de lo que ingreso dentro --8.1 mil millones en paraísos fiscales y 6 mil millones de ingresos totales. Microsoft logró argumentar que sólo el 7% de sus ganancias antes de impuestos fueron generados en Estados Unidos --teniendo 60 mil millones de dólares en el extranjero. Algunas compañías son tan buenas para la alquimia fiscal que simplemente llegan a no pagar impuestos en todo el año.

Estas cifras son apenas la punta del iceberg de una socorrida práctica de evasión fiscal que suele favorecer a las grandes empresas por sobre los ciudadanos comunes y corriente y que está difundida en numerosos países, no sólo Estados Unidos, que es solamente en cuestiones corporativa el ejemplo principal. Y aunque no pagan impuestos, las megacorporaciones tienen la influencia suficiente para exigir y casi obligar al gobierno de Estados Unidos a que las protega militarmente en sus desarrollos en el extranjero y a castigar a aquellos países que no les abren las fronteras con intervenciones militares  o embargos. Y por supuesto, cuando están al borde de la quiebra, y ya que lagunas legales y leyes a la medida les han permitido enriquecerse de sobremanera, pueden contar con que el gobierno las rescatará, ya que son demasiado grandes y su caída pone en riesgo a toda la economía.

Lo anterior lleva al analista Robert Scheer, del sitio Truth Dig, a preguntarse si ante una desigualdad tal es valido no pagar impuestos Calcula que los impuestos que no están pagando 19 de estas compañías serían suficientes para evitar los enormes recortes del presupuesto que serán efectuados en Estados Unidos. "El gobierno de Estados Unidos existe primordialmente para hacer más seguro el mundo para las corporaciones multinacionales, pero estas compañías no sienten la obligación de pagar de regreso esa protección", escribe Scheer, a lo que podemos agregar que consideran más inteligente sobornar e infiltrar a sus ejecutivos en puestos de influencia que pagar impuestos, ciertamente es más barato.

Este artículo no es un llamado necesariamente a burlar impuestos --puesto que surge la disyuntiva de si predicar con el ejemplo o valerse por sí mismo--, sino a reflexionar sobre la desigualdad que impera en la corporatocracia mundial. Tal vez a poner el dedo sobre el renglón y tratar de modficar la legislación de tu país, aunque esto en un principio suene utópico.

Lectura adicional: ¿Son las corporaciones más poderosas que las naciones? ¿Es el gobierno solamente el sirviente de la élite empresarial?