*

X

Eres lo que comes: fotógrafo echa un vistazo al refrigerador de 50 personas

Por: pijamasurf - 12/03/2012

El conocido lema “eres lo que comes” se renueva en la obra fotográfica de Mark Menjivar, quien pasó cuatro años registrando con su lente el interior de más de 50 refrigeradores en varias ciudades de Estados Unidos, revelando así la palpable evidencia —más allá de consignas, ideales y propósitos— de lo que una persona o una familia realmente es. 

Así, este atisbo —un poco voyeurista, un poco atrevido— a la intimidad gastronómica y casi digestiva de estas personas, constituye una exploración innegable por los hábitos alimenticios de la sociedad estadounidense y, como buen trabajo artístico, más que eso, pues a la par se revelan otras circunstancias de esta, como la brecha existente entre distintos sectores económicos de la población, las diferencias culturales, el abismo demográfico entre las grandes urbes como Nueva York y los pequeños poblados en, digamos, Texas. 

Y tú, si Menjivar tocara a tu puerta para fotografiar tu nevera, ¿qué encontraría? 

También en Pijama Surf: Impresionantes fotos muestran de qué se alimenta cada país.

[Co.Design]

Te podría interesar:

El Victoria's Secret Fashion Show 2012 (Programa completo)

Por: pijamasurf - 12/03/2012

Para algunos el show más sexy de la televisión, para otros un desperciable festival de programación mental y degradación del cuerpo femenino. Seguramente un poco de los dos: por una parte mujeres indudablemente hermosas (llamadas ángeles por el marketing de la marca de lencería más grande del mundo) en fantásticos atuendos de ropa interior elevada a la potencia onírica, pero al mismo tiempo un desfile de valores pueriles (música pop de Justin Bieber y Rihanna) y por momentos degradantes. Sobre el escenario todo el sistema del consumo y el deseo aspiracional al desnudo. Un show para que lo vean millones de zombies pero también para que fuera analizado por Baudrillard, Foucault o Lacan: la hiperrealidad, el curpo como objeto de poder, las fantasías eróticas con arquetipos infantiles, estados orales, el glam, y por momentos la belleza casi inalcanzable de las modelos pixelándose o robotizándose, revelando su carne de simulacro.