*

X

Sufre Facebook histórico retroceso: ¿El principio del fin o una mala temporada?

Por: pijamasurf - 06/19/2011

El último mes Facebook registró una pérdida histórica de miembros. ¿Estará la mayor red social del planeta acercándose a su propio límite de amigos?

Ataud con logo de facebook en señal de muerte.

Facebook se encuentra próxima a los  700 millones de usuarios. Sin embargo, no todo es alegría en el reino de Zuckerberg ya que últimamente se ha registrado, de acuerdo con Inside Facebook, una notable disminución en el ritmo de crecimiento de la mayor red social del planeta, tendencia que aparentemente se acentuó en mayo pasado. Cerca de seis millones de usuarios estadounidenses optaron por cerrar sus cuentas de Facebook, disminución que se suma a los más de un millón y medio de canadienses y cientos de miles en Reino Unido, Noruega y Rusia, en total, una pérdida aproximada de 9 millones de usuarios. Y a pesar de que durante ese mismo mes agregó a 11.8 millones de “amigos”, lo cierto es que la compañía de Zuckerberg no estaba, hasta ahora, acostumbrada a perder millones de usuarios periódicamente.

A continuación presentamos cinco teorías que tratan de explicar este retroceso en la expansión de Facebook, fenómeno que de acuerdo con algunas personas, entre ellas el lúcido teórico de los medios Douglas Rushkoff, sugiere que esta monumental red social podría estar cavando su propia tumba:

1) Facebook ha llegado a su propio límite de amigos

De manera similar a cuando un usuario alcanza los 5,000 amigos y Facebook le advierte que ha llegado a su límite, parece que ahora la comunidad linda ya con su propio tope de amigos. De acuerdo con Kent Bernhard Jr, analista para Portafolio, la compañía “podría estar llegando a un punto de saturación en mercados claves”. Lo anterior podría impedir a Facebook alcanzar su meta autoimpuesta: llegar a mil millones de miembros sin abrirse al mercado chino.

2) La gente se está cansando de Facebook

“Yo creo que la gente está eliminando sus cuentas por que están ‘quemados’", afirma Lindsay Mannering de The Stir. Incluso Bill Gates, amigo de Zuckerberg e inversionista en Facebook, cerró recientemente su cuenta alegando una saturación de invitaciones de amistad. “No lo culpo. Entre los feeds y las solicitudes de amigos es demasiado, se convirte más en una obligación que en una manera divertida de pasar el tiempo”.

3) Solo es un ‘bache’ temporal

Contrario a las dos teorías anteriores hay quienes consideran que este retroceso es pasajero y que no justifica las apocalípticas sugerencias alrededor de Facebook. “Cambios de temporada como graduaciones universitarias y otros factores de corto plazo influyen en los números de cada mes y ensombrecen lo que en realidad sucede”, asegura Eric Eldon, de Inside Facebook. Esta postura, a pesar de que no deja de reconocer lo intrigante de las estadísticas de mayo, sugiere que no debería sobredimensionarse el fenómeno.

4) Otras redes sociales se están fortaleciendo

Un factor importante que pocos toman en cuenta, en buena medida debido a las megalíticas cifras que Facebook presume en comparación con sus similares, es que en realidad sí existen competidores relevantes en el nicho de las redes sociales. Vale la pena notar que tanto Twitter como Linkedin registran un notable crecimiento precisamente en los países donde Facebook ha registrado sus mayores pérdidas (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido).

5) La gente está harta de los “abusos” de Facebook

Para pocos sigue siendo un secreto las artimañas de comercialización a las que recurre Facebook, sumadas a sus poco claros vínculos con organizaciones gubernamentales y agencias de investigación y espionaje y, en especial, a sus nefastas políticas de privacidad, diseñadas para que absolutamente nadie las lea y que en cambio obligan a todos sus “amigos” a ceder los derechos sobre cualquier material que comparten a través de está red. Eventualmente ello debería ofedner la dignidad de sus miembros y manifestarse a través e un cierre masivo de perfiles.

[The Week]

 

Los grandes banqueros del mundo aumentan sus sueldos en un 36%

Por: pijamasurf - 06/19/2011

A pesar de que el concepto "crisis económica" aún es parte de la retórica de la industria financiera, los mayores banqueros del mundo se auto aumentan el sueldo, en promedio, un 36%.

¡La crisis financiera finalmente ha terminado! O al menos en lo que respecta a los sueldos que los grandes banqueros del mundo se conceden. El diario británico Financial Times solicitó a la consultora especializada Equilar un informe para analizar los sueldos de los mayores ejecutivos de los 15 bancos que, en buena medida, fueron responsables por la debacle económica que azotó a los ciudadanos de prácticamente todo el mundo (claro, excepto a los de la propia élite) y cuyos efectos persisten en numerosas economías nacionales. El resultado fue confirmar que el salario de dichos ejecutivos aumentó, en promedio, un 36%, alcanzando los 9.7 millones de dólares anuales.

Pero la opulencia en el incremento salarial de estos individuos no solo contrasta con las condiciones económicas de un gran sector de la población mundial, sino que incluso desentona con el aumento en las ganancias de sus propias instituciones financieras: dichos bancos registraron un incremento de apenas el 2.9% en sus ganancias respecto al año anterior.

El primero en aparecer en esta vergonzosa lista es el presidente de JP Morgan Chase, Jamie Dimon, quien si bien en 2009 se encontraba en el lugar número 13, un voraz aumento de 1,541% lo llevó a ocupar la posición de "honor" gracias a los $20.7 millones de dólares que percibe anualmente. En la segunda posición aparece John Stumpf, presidente de Wells Fargo, también estadounidense, con un sueldo anual de $17.5 mdd. El tercer escaño es para James P. Gorman, consejero delegado de Morgan Stanley, con una retribución de 14,8 millones de dólares al año. En cuarto lugar aparece otro personaje que también decidió meter el acelerador para escalar posiciones: un incremento del 1,536% a su salario, resultante en $14.1 mdd, otorga dicha posición a Lloyd Blankfein, presidente de Goldman Sachs, famoso por su cínica declaración de que los banqueros hacían "el trabajo de dios".

Hace más de un año publicamos en PS un artículo titulado La CEOcracia, donde denunciábamos que el CEO promedio obtiene 90 dólares por cada dólar que gana el ciudadano promedio. Pero patéticamente tememos que esta irreal desproporción haya aumentado durante el último año, lo cual intensifica la denigrante naturaleza del diseño de nuestro sistema socioeconómico.

[Financial Times]