*

X

Esta mujer decidió exponer los cientos de penes no solicitados que recibió (NSFW)

Por: pijamasurf - 04/18/2016

Las mujeres se enfrentan al constante acoso de genitales masculinos en sus redes sociales. Exposiciones como las de Whitney Bell tratan de decir algo que debería ser obvio: una foto de tu pene en la bandeja de entrada de una mujer no es sexy, es acoso (y en algunas jurisdicciones es ilegal).

Imágenes via Vice

Virtualmente cualquier mujer que tenga presencia en redes sociales se ha topado (o se topará, por desgracia) con fotos no solicitadas de penes. Esto está comprobado en estadísticas, pero podrías preguntarle a cualquier amiga tuya y te dirá lo mismo. Poco a poco la gente va entendiendo que el envío de este tipo de imágenes no solicitadas no sólo no son sensuales, sino que son una forma de acoso.

Esta aparente condición sine qua non de la vida online de las mujeres puede modificarse con pequeñas acciones terroristas, como ventilar a los perpetradores en sus propias redes sociales; o hacer una exposición de arte, como Whitney Bell y “I Didn’t Ask For This: A Lifetime of Dick Pics”.

La exposición es una recreación de la casa de Bell, con unas 200 fotos no solicitadas de penes, lo que da una idea de cuán invasivas pueden ser este tipo de imágenes. En entrevista con Vice, Bell afirmó que personalmente no le molesta recibir fotos de penes de vez en cuando —especialmente si son de un hombre que le gusta—, pero que el problema es la parte de no solicitada.

Sólo para dejarlo claro: fotos de penes, codos, bocas, hombros, y especialmente penes que no te solicitaron, es acoso. Como dice Bell, el envío de este tipo de fotos "no se trata de sexo. Se trata de poder. Se trata de que estos tipos quieran ejercer ese control. A estos tipos que les pone saber que forzaron a alguna chica a vérselas. Ellos saben que la chica no va a voltear y decirles 'vamos a salir'. (...) No es una forma de ligar. Es como gritarle a una mujer desde tu coche. Sólo lo haces porque puedes, y porque el mundo te ha enseñado que está bien."

Pero el punto de esta clase de exposiciones es precisamente --¿pueden creer que sea necesario llegar a eso?-- enseñarle a los hombres que NO está bien enviar fotos de sus penes a las mujeres. Y sí, eso es algo que el feminismo está cambiando: "Pienso que mucha gente ve al feminismo como esta cosa agresiva cuando en realidad se trata de equidad. De que las mujeres son iguales a los hombres, y de la misma forma, los hombres son iguales a las mujeres. Este patriarcado que dice que los hombres no se pueden controlar a sí mismos y que sólo pueden hacer estas provocaciones groseras, que no pueden evitar acosar a las mujeres, está equivocado. El feminismo sostiene que los hombres son más que eso. Que son mejores que eso. Eso es lo que quiero mostrar."

Via Vice

¿Qué ocurre en tu cerebro durante un ataque de pánico?

Por: pijamasurf - 04/18/2016

El cuadro de síntomas durante un ataque de pánico es detonado por dinámicas que ocurren en una región específica del cerebro

Hasta hace unos cuantos años el término "ataque de pánico" era bastante inusual y pocas veces lo escuchábamos referido en una conversación. De pronto, de la mano del estrés epidémico y la creciente ansiedad de las sociedades contemporáneas, esta condición pareció masificarse hasta tornarse algo bastante común. Sin embargo, su actual popularidad no matiza lo infernal de las sensaciones que la caracterizan.  

De acuerdo con el National Institute of Mental Health de Estados Unidos los ataques de pánico son episodios en los que se presentan altos grados de ansiedad o miedo, con síntomas como taquicardia, sudoración, dificultad para respirar o incluso asfixia. La sintomatología genera a su vez cuadros de angustia y confusión que sumergen a quien los padece en una tajante pesadilla. 

Científicos que se han dedicado a estudiar la naturaleza de los ataques de pánico han detectado el origen de este fenómeno. Según un artículo del New York Times, estos episodios se generan cuando los transmisores químicos del cerebro que se encargan de procesar las emociones no funcionan adecuadamente. De algún modo, durante el ataque de pánico tanto el sistema nervioso como el cerebro son los responsables de desatar los síntomas. Es decir, no se trata de un cuadro físico como tal, pero tampoco puramente mental, sino que se manifiesta en un plano neuronal. 

De acuerdo con un estudio realizado en la University of Central London, durante un ataque de pánico se acelera una región del cerebro en la que se procesan el miedo y el dolor. Y como advierte el autor de dicha investigación (por cierto, publicada en Scientific American), Dean Mobbs: "cuando nuestros mecanismos de defensa funcionan incorrectamente, esto puede provocar una exageración desmedida de la amenaza, lo cual provoca una gran ansiedad y, en casos extremos, pánico".

Tan sólo en EEUU se registran anualmente más de 6 millones de episodios de ataques de pánico. Por esta razón resulta importante familiarizarnos con la naturaleza de dicho fenómeno para, así, poder lidiar con él. A fin de cuentas se trata de un incentivo más para el autoconocimiento (como especie humana), con el fin de vivir mejor.