*

¿Cómo reconocer a una persona narcisista? 10 conductas que las identifican

Salud

Por: Harmonía - 09/11/2022

El trastorno de personalidad narcisista se caracteriza sobre todo por actitudes de arrogancia y engreimiento
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

No existen pruebas exactas que puedan identificar el narcisismo, aun cuando se trata de un rasgo constitutivo de la psique humana. Incluso los terapeutas tienen que observar el comportamiento y las actitudes que presenta una persona para tener una idea más clara de si es o no narcisista.

Los siguientes son los principales rasgos y comportamientos característicos de un narcisista; observarlos te puede ayudar a identificar si en tu círculo amistoso, familiar o laboral estás lidiando con uno de ellos.

Es importante aclarar que no todos estos rasgos tienen que estar presentes para hacer una determinación de narcisismo. Según el Manual de Diagnóstico y Estadística, que los terapeutas usan como guía, una persona necesita mostrar el 55% de las características identificadas para ser diagnosticada con trastorno narcisista de la personalidad. 

El trastorno de personalidad narcisista se caracteriza sobre todo por actitudes de arrogancia y engreimiento, una sensación de superioridad y merecimiento, así como una constante necesidad de admiración y una falta de empatía. En resumen, son personas que se creen mejores que los demás. 

 

Rasgos que caracterizan a un narcisista

1. Sensación de superioridad

El mundo del narcisista se trata de bueno/malo, superior/inferior y correcto/incorrecto, y por supuesto él siempre se encuentra en el lado positivo de la ecuación. Los narcisistas tienen que ser (aunque sea sólo en su mente) los mejores, los más acertados, los más competentes, hacer todo a su manera, poseer todo y controlar a todos.

 

2. Necesidad exagerada de atención y validación

La necesidad de validación de un narcisista es como un embudo en el que los demás vierten palabras positivas y de apoyo, y estas simplemente fluyen por el otro extremo y desaparecen. No importa cuánto les digas a los narcisistas que los amas, los admiras o los apruebas, nunca sienten que es suficiente, porque en el fondo no creen que nadie pueda amarlos, pues a pesar de toda su arrogancia, son en realidad muy inseguros y temen no estar a la altura.

 

3. Perfeccionismo

Quieren que todo sea perfecto: ellos deben ser perfectos, los demás deben ser perfectos, los eventos deben suceder exactamente como se espera y la vida debe desarrollarse exactamente como ellos la imaginan. Esta es una demanda imposible, que hace que el narcisista se sienta insatisfecho y miserable la mayor parte del tiempo, por lo que suelen quejarse constantemente.

 

4. Gran necesidad de control

Dado que los narcisistas están continuamente decepcionados con la forma imperfecta en que se desarrolla la vida, quieren hacer todo lo posible para controlarla y moldearla a su gusto. Quieren y exigen tener el control, y su sentido de superioridad hace que les parezca lógico que deberían tener el control de todo; y si no es así, se alteran y se inquietan bastante.

 

5. Falta de responsabilidad

Aunque los narcisistas quieren tener el control, nunca quieren ser responsables de los resultados, a menos, por supuesto, que todo salga exactamente como quieren y se produzca el resultado deseado. Cuando las cosas no salen según su plan o se sienten criticados, el narcisista le echa toda la culpa y la responsabilidad a otra persona para mantener su propia fachada de perfección. 

 

6. Falta de límites

Los narcisistas no pueden ver con precisión dónde terminan ellos y comienzas tú. Se parecen mucho a los niños de 2 años: creen que todo les pertenece, todos piensan y sienten lo mismo que ellos, y todos quieren lo mismo que ellos. No saben aceptar bien un “no” como respuesta, por lo que harán todo lo posible para descubrir cómo obtener lo que quieren a través de la persistencia, engatusando, exigiendo, rechazando o haciendo pucheros. 

 

7. Falta de empatía

Los narcisistas tienden a ser egoístas, ensimismados y, por lo general, no pueden comprender lo que sienten los otros. Esperan que los demás piensen y sientan lo mismo que ellos. Rara vez se disculpan, se arrepienten o se sienten culpables, además de que tienen la idea de que son las demás personas quienes ocasionan sus sentimientos, especialmente los negativos. 

 

8. Falta de razonamiento emocional

Tratar de razonar y usar la lógica con el narcisista para que comprenda el efecto doloroso que su comportamiento tiene sobre ti, realmente es algo improductivo. Puedes pensar que si entiende cuánto te hirió, cambiará; pero tus explicaciones no tienen sentido para él, pues sólo parece ser consciente de sus propios pensamientos y sentimientos

 

9. Miedo al rechazo y al ridículo

Constantemente tienen miedo de ser ridiculizados, rechazados o evidenciados cuando se equivocan. Esto hace que sea difícil y, a veces, imposible que el narcisista confíe en otra persona. De hecho, cuanto más estrecha sea la relación, menos confiarán en alguien. Además, el miedo forma parte de su vida en otros ámbitos, pues pueden tener miedo a los gérmenes, a perder todo su dinero, a ser atacados emocional o físicamente, a ser vistos como malos o inadecuados, o a ser abandonados.

 

10. Incapacidad para ser verdaderamente vulnerable

Debido a su incapacidad para comprender los sentimientos, su falta de empatía y su constante necesidad de autoprotección, los narcisistas no pueden amar de verdad ni conectarse emocionalmente con otras personas. Cuando una relación ya no es satisfactoria, a menudo se sobreponen o comienzan una nueva tan pronto como sea posible.


Contenido cortesía de harmonia.la

 


Imagen de portada: La tríada oscura: los 3 rasgos de personalidad narcisista de los que debes cuidarte 

 

Imagen de portada: eurovisionary