*

Sáshenka Gutiérrez: la fotoperiodista que con este poderoso retrato ganó el Premio Ortega y Gasset

Sociedad

Por: Valentina Cisniega - 08/18/2022

El dolor de la enfermedad y la pérdida plasmado a través de la fotografía
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

El pasado mes de mayo, la fotógrafa mexicana Sáshenka Gutiérrez, de la agencia EFE, ganó el Premio Ortega y Gasset 2022 a la Mejor fotografía por la imagen que tomó de Sandra Monroy, una paciente con cáncer de mama que se sometió a una mastectomía bilateral.

En la imagen titulada Jódete, cáncer se puede ver a Monroy, una joven con el torso desnudo y llorando tras la intervención quirúrgica. A su lado se encuentran su madre y una amiga  brindándole consuelo.

El jurado destacó que la imagen, publicada en varios medios, “capta un momento de máximo dolor, en el que la herida aún es reciente y que aún logra transmitir esperanza”. El valor de esta fotografía denominada radica “en el retrato inusual de la intimidad en carne viva, que afecta a muchas mujeres en todo el mundo”.

La categoría de Mejor fotografía premia la imagen más destacada que haya sido publicada durante el año en curso en un medio de comunicación originalmente en español, ya sea impreso o digital.

Originalmente, Gutiérrez no había tomado estas fotos como parte de su trabajo sino, más bien, como una forma de acompañamiento a su amiga. Le realizó una cuidadosa sesión de fotos donde le permitió despedirse de sus senos. 

A lo largo de su tratamiento contra el cáncer, Sandra y Sáshenka se volvieron cómplices en la narración del dolor que significa una perdida. El cáncer de mana es un tema difícil de abordar para muchas mujeres que lo han padecido, y cada una elige su forma de procesar todo aquello que pasa por su mente. 

La fotografía es un arte que permite entender el dolor y las emociones del otro a través de un momento real congelado para la posteridad. No se necesitan grandes técnicas cuando lo que se tiene frente a uno es la expresión más pura de lo que siente el ser humano. 

Esta fotografía engloba tantas emociones que es difícil mirarla sin que se estremezca el corazón. 

 


También en Pijama Surf: Plaza de la soledad: las mujeres que preferimos olvidar

 

Imagen de portada: Sáshenka Gutiérrez / EFE