*

Las 5 A en las cuales basar la vida: atención, asombro, agradecimiento alegría y amor

Filosofía

Por: Pedro Luizao - 08/10/2022

Una enseñanza del maestro de meditación Pablo d'Ors
El mejor cotizador de autos en línea

Aunque es cierto que las fórmulas hechas se aplican mejor a los negocios que a la filosofía, a veces algunas personas encuentran una especie de clave mnemónica y sintética que puede tener gran uso. Esto es especialmente cierto, aunque raro, cuando dicha fórmula surge de la creatividad de individuos que tienen un dominio intelectual y práctico. Este es el caso de Pablo d'Ors, sacerdote católico y escritor que ha dedicado parte importante de su obra a escribir sobre la meditación

D'Ors viene una ilustre familia intelectual. Su abuelo Eugenio acuñó la genial frase que famosamente puede verse inscrita en la fachada de una casona de Madrid: "Todo lo que no es tradición, es plagio". Pero Pablo d'Ors no sólo esta interesado en las frases bellas, sino en las experiencias de transformación. 

En una entrevista reciente, el sacerdote hizo referencia a que nuestra época es neurótica, carece de silencio y ha perdido el dominio de su atención. D'Ors señaló una suerte de remedio para esta modernidad alienada y ansiosa, en la que todos están preocupados por las futuras generaciones:

Callarse más. Hablar menos. Conectarse sólo ocasionalmente a Internet. Meditar. No podemos dar a nuestros hijos nada que no vivamos nosotros. El problema no son nuestros hijos, sino nosotros.

Y comentó que en realidad la clave de una vida con sentido, una vida contemplativa, es la atención:

La atención lleva al asombro. El asombro al agradecimiento. El agradecimiento al amor. Y el amor a la alegría. Ese es el proceso, las 5 A: atención, asombro, agradecimiento, amor y alegría. Cualquier proceso formativo serio debería estar construido sobre estos pilares.

Aquí tenemos esta fórmula, esta "receta", si así se le puede llamar. Sabemos que las recetas existenciales suelen ser vanas simplificaciones, carnadas para hacernos creer que hay algo profundo en ellas, pero si meditamos sobre estos cinco puntos, nos daremos cuenta de que es difícil encontrar un diagnóstico y una orientación más claros para el predicamento contemporáneo. Ya decían los budistas y los hindúes que el universo entero nace de la letra A. Aquí, con cinco As, bien llevadas, tenemos un sendero profundo que está en el mundo pero no es del mundo, que ama y contempla, que se maravilla y agradece, que construye su propia mente pero que cuida también del otro. Más aún: que puede combatir las fuerzas enajenantes de una sociedad que no reflexiona, que no ofrenda, que no agradece, que niega el misterio y que no se detiene a contemplar. 

Atención, asombro, agradecimiento, amor y alegría.

 


También en Pijama Surf: Simone Weil sobre la atención como una forma de amor

 

Imagen de portada: Telva