*

20 años del estreno de 'Donnie Darko', una película que marcó a una generación

Arte

Por: pijamasurf - 01/22/2021

Recordamos 'Donnie Darko', una de las cintas más emblemáticas de los años de transición entre el siglo XX y el XXI

Para aquellos que crecieron a finales de la década de 1990 y principios del 2000, Donnie Darko (Richard Kelly, 2001) fue una película esencial, que logró captar una particular sensación de ser joven y ser diferente y querer ir más allá de lo socialmente aceptado para encontrar sentido en la vida. Abierta a un misterio cósmico y con cierta honestidad y valentía, la película de Richard Kelly creó un estilo particular, basado en la sátira y en la parodia de la cultura pop y un flujo de experiencias y situaciones oníricas. Donnie Darko fue la película que hizo un arte de lo raro, lo inexplicable, lo melancólico y lo trascendentemente awkward.

Por estos días se cumplen 20 años del estreno de esta cinta que no tuvo mucho éxito en taquilla, pero que casi de inmediato se convirtió en una película de culto, a partir de las sensaciones inolvidables que generó entre sus fans.

El protagonista, Jake Gyllenhaal, celebró el aniversario publicando imágenes de objetos de la producción de la película en su perfil de Instagram. Actualmente de 40 años de edad, Gyllenhaal dijo que la película cambió su vida y que veinte años después sigue topándose con personas que le preguntan "de qué diablos se trata". El actor sigue sin poder responder claramente a esa pregunta, lo cual es, en buena medida, parte de la genialidad de la cinta, que está abierta a múltiples interpretaciones (un poco como ocurre con la obra cinematográfica de David Lynch).

En líneas generales, Donnie Darko trata sobre un incidente premonitorio en el que existe la posibilidad de que se abra un agujero de gusano o túnel de tiempo. Este fenómeno está marcado por el extraño choque de un avión precisamente en la casa de Donnie, el joven protagonista de la historia. Los sucesos se desarrollan con la intervención ocasional de un misterioso conejo humanoide, el cual le permite a Donnie convertirse en un héroe, una especie de ser iluminado que encuentra en la vida cotidiana y un tanto trivial de un pequeño poblado de Virginia una dimensión cósmica, la experiencia del amor y la filosofía del viaje en el tiempo. 

Donnie Darko cuenta además con una de las mejores bandas sonoras de la época, con temas que generan estremecimiento y que erizan la piel. 

Pero, como decíamos, esto no es todo, pues Donnie Darko es también una metáfora sumamente sofisticada y original de las preguntas y contradicciones que surgen durante la adolescencia, sin duda una de las etapas más confusas de la vida para casi todas las personas. En este caso, Donnie es adolescente pero además es un adolescente raro, con ideas e intereses poco comunes y con una perspectiva de la vida que, aunque en formación, destaca ya por chocar frontalmente con los valores de la comunidad en la que vive. 

Donnie va así de aquí para allá, de la psicóloga a sus libros, de sus sueños a sus premoniciones, sin que parezca encontrar un punto donde "encaje" o sea aceptado o, dicho de otra manera, donde sus preguntas sobre la existencia encuentren un cierto eco más allá de la reprimenda o el desdén.

Más allá de las ideas un tanto complejas sobre la posibilidad de viajar en el tiempo o del ambiente siniestro que maneja la película, de alguna manera Donnie Darko también es la historia de un adolescente que reivindica el derecho a ser raro y a tener ideas raras, y el derecho a que esa rareza tenga un lugar en el mundo.

Después de todo, son las rarezas de cada cual lo que le otorga singularidad las personas y hace que no haya dos sujetos iguales en todo el mundo.

 


También en Pijama Surf: Esto es una guerra psíquica (sobre las causas secretas de las cosas)