*

X
Este descubrimiento vuelve a plantear la cuestión del uso de sustancias alucinógenas en un contexto religioso

El papel de sustancias como la cannabis, los hongos alucinógenos u otras sustancias psicodélicas en antiguas religiones es un tema que actualmente se discute de manera activa en la academia. El mítico soma de los Vedas (la bebida ritual del sacrificio) y las prácticas de los sadhus indios basadas en cannabis (mismas que siguen realizándose), son ubicuos en el hinduismo. Existe también la polémica mención de una bebida en los ritos de Eleusis que fueron parte esencial de la educación religiosa de los griegos y los romanos durante un milenio. Asimismo, se dice que la pitia en el oráculo de Delfos obtenía sus dones proféticos al aspirar los gases tóxicos que emanaban de una grieta en el suelo del templo, mientras mascaba simultáneamente hojas de laurel (árbol consagrado a Apolo). 

Hasta hace poco no se había confirmado la presencia de sustancias psicoactivas en el judaísmo, pero hace unos días arqueólogos israelíes anunciaron que encontraron residuos de cannabis en diversos artefactos en antiguos templos de Israel. El descubrimiento podría ser el uso ritual de cannabis más antiguo encontrado hasta la fecha.

El material hallado en las ruinas de un templo de Tel Arad se analizó en el laboratorio y se determinó la existencia de rastros de marihuana e incienso, lo cual sugiere algún tipo de uso ritual.

Estas sustancias fueron encontradas en el altar y ha sido datadas en el siglo VIII antes de la era común. Esta época correspondería a la de los libros más antiguos de la Biblia. Se cree que la cannabis era importada, ya que no se tienen registros de semillas o polen en el área, así que tal vez se traía cannabis en forma de resina o hachís.

Ahora, por supuesto, queda el trabajo más complicado de entender cómo era utilizada esta sustancia dentro de las prácticas rituales del judaísmo y estudiar si la práctica era un fenómeno común y más extendido. Existen innumerables especulaciones sobre el uso de cannabis posteriormente entre los judíos  y sus diferentes sectas, en la era en la que Jerusalén estaba bajo el poder romano, en la era de Jesús. Lo que es evidente es que la cannabis tiene una larga historia y la planta ha sido conocida por milenios entre los pobladores del sur de Asia y de Medio Oriente.

 

También en Pijama Surf: La cannabis ayudó a conservar este impresionante templo indio tallado en las rocas