*

X

Estos son los beneficios de reducir la jornada laboral a 6 horas, 4 días a la semana

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/14/2020

En los últimos años se ha examinado la posibilidad de reducir la jornada laboral, pero ¿cuáles serían los beneficios reales de esta propuesta?

Desde hace algunos años en ciertos ámbitos se ha discutido la posibilidad de reducir la jornada laboral, la cual, como sabemos, usualmente es de 8 horas diarias en la mayoría de los países del mundo (al menos en términos oficiales). Con cierto ánimo que proviene, de hecho, de los días de la Revolución Industrial, cuando surgieron algunos movimientos que vieron en la irrupción de las máquinas la posibilidad de que el ser humano aumentara su tiempo de ocio y recreo, en nuestra época igualmente hay quienes sugieren que el nivel de tecnología que se ha desarrollado y la automatización de numerosas acciones tanto industriales como cotidianas, entre otros factores, han generado las circunstancias necesarias para que el ser humano trabaje menos tiempo sin que ello tenga un impacto negativo en su calidad de vida.

La puesta en marcha de esta iniciativa depende mucho del panorama laboral en cada país en particular. En ese sentido, no parece sencillo generalizar y equiparar las experiencias de países tan disímiles entre sí. Con todo, vale la pena hacernos algunas preguntas con respecto a las ventajas y desventajas que la implementación de esta propuesta podría traer.

 

Aumento de la productividad

Uno de los argumentos a favor es el aumento de la productividad. En la sede de Microsoft en Japón, por ejemplo, se reportó un aumento en la productividad del 40% luego de haber pasado a una semana laboral de tan sólo 4 días (un experimento ocurrido en agosto de 2019, según reportó The Guardian).

Otro caso es el de Collective Campus, una empresa situada en Melbourne, Australia, que implementó un horario laboral de 6 horas diarias a cambio de que los empleados suprimieran por completo actividades que no eran productivas y sin relación con su trabajo (desde enviar correos innecesarios o evitar cierto tipo de juntas, hasta no perder el tiempo en Internet). Según la firma, este cambio derivó en un incremento tanto de la cantidad como de la calidad del trabajo realizado, además de que los empleados dijeron sentirse mejor a nivel psicológico y en otros indicadores de bienestar, pues de esa manera, con la reducción de su jornada laboral, tenían más tiempo para dedicar a su familia, sus amigos, sus intereses o para tan sólo descansar. Cabe mencionar que este último beneficio se observó también entre los empleados de Microsoft que participaron en la prueba mencionada.

 

Impacto ambiental

Otra ventaja de trabajar menos que puede citarse es el impacto que esto tiene en la huella de carbono. Reducir la semana laboral a 4 días de trabajo, por ejemplo, se traduce en millones de personas que usan menos transporte para trasladarse. También utilizarían menos recursos en sus trabajos, como es el caso del gasto de energía en aparatos electrónicos, o el empleo de objetos como los envases plásticos o de otros materiales que se usan en el consumo de comida. 

 

Calidad de vida

Por último, la ventaja más sobresaliente es el aprovechamiento del tiempo en favor del bienestar personal, pues al reducir la jornada laboral, ya sea en días a la semana o en horas diarias, un trabajador puede utilizar su tiempo en otras actividades, desde estar con sus seres queridos hasta hacer ejercicio, asistir a eventos culturales o incluso desarrollar un proyecto propio.

 

El riesgo de las pérdidas económicas

En cuanto a las desventajas de la reducción de la jornada laboral, una de las más temidas es la probabilidad de que las empresas tengan pérdidas económicas sustantivas. Por ejemplo, si los trabajadores no cumplen con la misma carga en menos tiempo, la empresa tendría que cubrir lo que falte para cumplirla, por lo que tendría que pagar horas extra o contratar a más gente que cubra las tareas inconclusas. 

 

¿Tú en qué ocuparías ese tiempo libre?

Una de las reflexiones más importantes es la del nivel de la experiencia personal. ¿Qué haríamos con más tiempo libre? No sabemos si este se usaría realmente o siempre en actividades a favor del bienestar personal o colectivo. Pensar en aprovechar el tiempo libre en actividades de esparcimiento o de cuidado de la salud también implica pensar en que esas actividades tienen un costo. Entonces, ¿reducir la jornada laboral implica que también los salarios se reducen? En el mejor de los casos, el salario seguiría siendo el mismo. Pero de no ser así, habría quienes optarían por buscar una segunda opción laboral para generar más dinero y poder cubrir sus gastos.

Bertrand Russell, al final de su Elogio de la ociosidad, en donde también aboga por una reducción sustancial en la cantidad de tiempo que el ser humano dedica a trabajar, previó este escenario un tanto idílico que, a su parecer, surgiría "en un mundo donde nadie sea obligado a trabajar más de 4 horas al día"; dice Russell:

Sobre todo, habrá felicidad y alegría de vivir, en lugar de nervios gastados, cansancio y dispepsia. El trabajo exigido bastará para hacer del ocio algo delicioso, pero no para producir agotamiento. Puesto que los hombres no estarán cansados en su tiempo libre, no querrán solamente distracciones pasivas e insípidas. 

En efecto: es posible que trabajar menos tiempo a la semana nos daría una oportunidad de reducir nuestros niveles de estrés y ansiedad, como pronosticó Russell, pues al menos en teoría tendríamos tiempo disponible para realizar actividades que nos relajaran y que haríamos sólo por el gusto de hacerlas, sin sentir obligación alguna.

Independientemente de las ventajas o desventajas de trabajar menos tiempo a la semana, esta es una gran oportunidad para reflexionar sobre el tiempo que le dedicamos exclusivamente al trabajo, incluso en horarios extraoficiales, pues los avances de la tecnología móvil son un factor de peso que contribuye a expandir las horas laborales en otros espacios de convivencia. ¿Qué tanto hemos dejado que el trabajo invada nuestro espacio íntimo y privado? ¿Qué tanto tiempo le dedicamos a nuestro bienestar? ¿Qué técnicas o métodos nos ayudan a desconectarnos de la constante necesidad de estar siempre ocupados?

¿Tú cómo aprovechas tu tiempo libre? ¿Crees que reducir la jornada laboral ayudaría a mejorar la calidad de vida de las personas? Queremos saber qué opinas y cuáles son tus recomendaciones para manejar la ansiedad que produce el trabajo.

 

También en Pijama Surf: La enfermedad de estar siempre ocupado, el gran mal de esta época