*

X

¿Cuáles son los países europeos más intolerantes? (ESTUDIO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/26/2019

Estudio del Pew Research Center muestra una tendencia hacia la intolerancia en el centro y este europeo

El Pew Research Center ha investigado la tolerancia religiosa en países europeos, uno de los temas políticos más candentes en el viejo continente ante la ola de migración musulmana, los ataques terroristas y, por supuesto, un pasado de violencia y genocidio.

En los últimos años hemos visto un preocupante resurgimiento de actitudes nacionalistas y de gobiernos que se acercan a la extrema derecha. Así que, ¿cómo perciben los europeos a los musulmanes y a los judíos?

En general son los países del oeste los que están más abiertos a las minorías, particularmente los países del norte, Holanda y los escandinavos. El sondeo del PRC muestra que países como la República Checa, Letonia, Lituania, Armenia, Georgia y Bielorrusia son los más intolerantes.

En general, los judíos son mejor aceptados en Europa que los musulmanes. Los países del norte superan el 90% de aceptación, contestando que estarían dispuestos a admitir a un judío en su familia. Curiosamente la República Checa, el país menos religioso de Europa, es uno de los más intolerantes. España, Portugal y Francia son los más tolerantes después de los países nórdicos.

Y este último mapa muestra los países que consideran que su cultura es superior a la de los demás. Particularmente elevado es el número en Grecia y en países cerca de la zona de los Balcanes. 

Te podría interesar:

El tecno-pezón japonés que permite que papás sean los que amamanten a los bebés

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/26/2019

El indispensable aparato japonés para que los padres den de comer a sus bebés

El mundo actual parece creer que hay una solución para todo a través de la tecnología. Un ejemplo puede ser este aparato japonés que permite que los padres amamanten a sus hijos y compartan las labores de nutrición con las madres. 

El Father's Nursing Assistant es básicamente un tanque de leche portátil que semeja unos pechos, con un pezón de silicio que se calienta -a una temperatura corporal como la de los pechos de una madre- para suministrar leche a un bebé. Además vibra y, según los fabricantes, ayuda al bebé a quedarse dormido. Por supuesto, también envía datos al smartphone (y seguramente, a las compañías de Big Data). 

El aparato busca ir en contra de los problemas causados por la alta demanda que suponen los bebés para las madres, las cuales suelen dejar de dormir por alimentar al infante y en ocasiones llegan a padecer trastornos de sueño (aunque las mismas hormonas que producen les permiten no sufrir demasiado en términos de salud, como se ha visto por milenios). Y ciertamente, esto podría ser positivo en un espíritu igualitario: que el padre asuma parte de este rol. Sin embargo, como dicen algunos críticos, este aparato no deja de ser similar a una botella sofisticada, por lo cual ciertamente para el bebé la experiencia y la nutrición no será la misma. ¿Para qué invertir en esta máquina si se puede, en caso de que sea necesario, utilizar una fórmula? Así que, aunque puede ser una alternativa más o menos divertida, una especie de juego ocasional, quizá tenga numerosos problemas si se utiliza frecuentemente o sea un desperdicio para la economía familiar. Una nueva necesidad creada.