*

X

¿Por qué pagaron casi 1.5 millones de dólares por la paloma Armando?

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/20/2019

Armando se convierte en uno de los animales más caros de la historia, sólo superado por perros y caballos

El mundo de las subastas puede ser realmente estrafalario y sorprendente, pero aunque llega a sorprender el precio en el que se venden ciertas obras de arte (lo cual generalmente responde a especulaciones del mercado), nunca se había visto algo como lo que ocurrió hace unos días: la venta de una paloma de larga distancia en mil 420 millones de dólares.

Generalmente, una paloma de carreras se llega a vender en 3 mil dólares, pero en nuestra época ya hay mercados para todo y la paloma Armando, aparentemente dueña de su rubro de competencia como ninguna otra paloma en la historia reciente, protagonizó una airada disputa encabezada por dos compradores de China que elevaron el precio de 600 mil dólares hasta casi 1.5 millones.

Armando ha ganado las últimas tres carreras que disputó, según informa la BBC: el Campeonato de Palomas Ace en 2018, la Olimpiada de Palomas en 2019 y la clásica del Festival de Angulema en Francia. Pero, notablemente, a sus 5 años de edad Armando está por retirarse y ya no competirá, así que la razón de su compra se debe a su genética. Esta superpaloma aparentemente podría proveer a su comprador de un linaje hegemónico en el sector de las carreras de paloma. Armando podría vivir hasta los 20 años y podría tener crías por lo menos hasta los 10. Entonces, se tratará seguramente de una paloma semental.

De cualquier manera el precio llamará la atención de algunos, aunque seguramente no le habría parecido demasiado caro a Nikola Tesla, el genial científico serbio que profesó un amor a las palomas por encima de cualquier otro ser terrestre. Y es que, a fin de cuentas, la paloma es el animal en el que viaja el espíritu.

Te podría interesar:

Rudolf Steiner predijo hace casi 100 años que nuestros métodos artificiales acabarían con las abejas

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/20/2019

El creador de la agricultura biodinámica y el sistema Waldorf previó en 1923 el desastre en ciernes que eran ya los métodos artificiales de cultivo

Hace unas semanas en el estudio global más extenso hasta la fecha se halló que existe una preocupante disminución en la población de insectos en el mundo, pues más del 40% de las especies de insectos está en declive y hasta 1/3 se encuentra en peligro de extinción. Entre las especies que más están en riesgo están las mariposas y la abejas. La importancia de los insectos no debe subestimarse, ya que juegan un papel esencial en la polinización y, por ello, se podría decir que gran parte del ecosistema mundial depende de ellos. Una frase atribuida a Einstein -aunque quizá apócrifa- que ha circulado en línea asevera que si las abejas se extinguieran, el ser humano sólo tendría unos años más de vida.

Desde hace algunos años muchos investigadores, apicultores y agricultores en general han notado una dramática reducción en la población de abejas en numerosas partes del mundo, lo que se conoce como colapso de las colonias de abejas. La causa más citada para explicar esto se debe a los insecticidas, pesticidas y otros productos químicos usados por el ser humano en el campo. Notablemente el filósofo, educador, inventor, agricultor y místico Rudolf Steiner, uno de esos hombres "renacentistas" que lo hacían todo, dio en 1923 una conferencia sobre las abejas que hoy resulta presciente:

No hay forma, en base a la situación actual, con los métodos artificiales usados para alimentar y criar abejas, de predecir lo que significarán estos procedimientos para el futuro en 50, 60 o hasta 100 años [...] Hoy es imposible objetar estos métodos artificiales aplicados al cultivo de abejas. Esto es porque vivimos en condiciones sociales que no permiten hacer otra cosa. De todas formas es importante obtener este entendimiento -que una cosa es dejar que la naturaleza siga su curso y ayudarla solamente a moverse en la dirección correcta cuando sea necesario, y otra muy distinta es aplicar métodos artificiales para acelerar las cosas-.

Palabras ominosas de Steiner, quien claramente debe considerarse como uno de los padres del movimiento "orgánico", especialmente por su método de agricultura biodinámica, pero también por su modelo educativo que hoy conocemos como las escuelas Waldorf. Aunque la advertencia de Steiner es muy general, es evidente que el pensador alemán tenía en mente métodos agresivos, como los que serían aplicados por compañías como Monsanto, los cuales no conciben a la naturaleza como algo vivo e interdependiente. La filosofía natural de Steiner era holística y estaba basada en el "empiricismo delicado" de Goethe, que trata a la naturaleza como un ser vivo que se revela ante una observación delicada y paciente, y no como una masa mecánica e inerte que está disponible para ser explotada sin ninguna reserva ni reverencia. Esta diferencia quizá sea realmente fundamental y, trágicamente, nuestra vida en el planeta podría quedar marcada por haber elegido un método científico más o menos brutal, siguiendo los conceptos de Newton y Descartes, y no uno sensible y delicado.

 

Cita: Bees, Anthroposophic Press, 1998, pp. 74-75 (citado en Michael Martin, The Submerged Reality, p. 136)

 

Ver también: 9 conferencias de Steiner sobre las abejas (en inglés)