*

X

Sapos montan serpiente para escapar de una tormenta en Australia (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/06/2019

Captan a una pitón con un 'pasaje' de 10 sapos montados en Australia

Ride the highway west, baby
Ride the snake, ride the snake.

Jim Morrison, "The End"

Increíbles imágenes capturadas en Australia muestran a un grupo de sapos montando una serpiente durante una fuerte tormenta. En las imágenes subidas a la red por Paul Mock, del poblado de Kununurra, en el oeste de Australia, se ve a unos 10 sapos de caña (Rhinella marina) montados sobre una pitón de 3.5m que se mueve sinuosamente en el pasto.

Temiendo que la tormenta de 70mm de lluvia causara una inundación cerca de su propiedad, Mock salió en la noche y encontró a la pitón local Monty, que estaba también huyendo de la tormenta, pero con una banda de sapos que habían "pescado" un ride.

A Mock le pareció fascinante que la serpiente no se interesara en alimentarse de los sapos. Lo más extraño es que, tras analizar las imágenes, diversos biólogos sugieren que en realidad los sapos de caña se intentaban aparear con la serpiente, colgados de su piel viscosa, buscando la supervivencia en medio de los extremos de la naturaleza.

Te podría interesar:

Un cuento de hadas hecho realidad: fotógrafo capta raro reno blanco en la nieve

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/06/2019

Una feliz aparición en el norte de Noruega: un reno blanco muy amigable

Un fotógrafo noruego se encontró con un reno blanco mientras caminaba por la montaña en el norte de ese país escandinavo.

Mads Nordsveen compartió la imagen y ésta ha alcanzado decenas de miles de likes, ya que el fenómeno no sólo es muy raro sino que conjura un cierto deleite estético fantasmal, pues el reno se alcanza a mimetizar con el paisaje. Y uno sólo puede imaginar lo que es encontrarse en la nieve con un reno o un ciervo blanco (algo que ocurrió hace unos años en Suecia), que a la vez está asociado con todo tipo de leyendas mágicas en las que suele simbolizar la pureza. Incluso existen tradiciones en Escandinavia que consideran que ver un reno blanco es algo sumamente auspicioso. Casi como ver un unicornio. Y por supuesto, para aquellos que celebran el espíritu navideño, puede ser una grata sorpresa.

Nordsveen ha dicho que el reno se mostró bastante amigable y curioso; incluso parecía estar posando, y hubo un momento en el que ambos se miraron directo a los ojos.

El color blanco en estos animales no se debe a que sean albinos, sino a una rara mutación genética que elimina el pigmento de su piel.