*

X
Canadá es uno de los lugares de más fácil acceso y con mayor abundancia de luces del norte

Canadá, con su vasto territorio y sus latitudes nórdicas, es junto con Islandia y los países escandinavos uno de los mejores lugares para presenciar auroras boreales en el mundo. La inmensidad y la enorme riqueza natural de este país, sin embargo, permiten que el avistamiento de estas sublimes tormentas geomagnéticas esté coloreado y contrastado por imponentes paisajes difíciles de superar. 

Cualquiera que haya visto una aurora boreal sabrá que es uno de los espectáculos más inolvidables que se pueden presenciar en la naturaleza. Para cazar estos fenómenos se recomienda visitar ciertos lugares al norte en invierno -Yukón, Newfoundland, Manitoba, etc.- o seguir el calendario de tormentas geomagnéticas, las cuales suelen intensificarse cerca de los equinoccios. 

Las auroras ocurren cuando partículas cargadas procedentes del Sol son guiadas por el campo magnético de la Tierra e inciden en la atmósfera cerca de los polos. Cuando esas partículas chocan con los átomos de oxígeno y nitrógeno, que constituyen los componentes más abundantes del aire, parte de la energía de la colisión excita esos átomos a niveles de energía tales que cuando se desexcitan devuelven esa energía en forma de luz visible. La interacción de las partículas solares con la Tierra dibuja hermosos velos de colores, verdes, morados, amarillos y rojos. El cielo se vuelve un rave angelical de plasma y fotones.

 

EL SONIDO ETÉREO DE LAS AURORAS BOREALES: LA MÚSICA DE LA MAGNETÓSFERA

Dentro del proyecto Natural Radio, Stephen P. McGreevy documentó el sonido de distintas auroras que aparecieron en Canadá y Alaska. Básicamente, captó las ondas electromagnéticas presentes durante estos fenómenos y las tradujo mediante un receptor ELF-VLF. La grabación se realizó utilizando un equipo McGreevy WR-3, con un receptor WR-4b E-Field VLF y una antena vertical de 3m.

Te podría interesar:

Un cuento de hadas hecho realidad: fotógrafo capta raro reno blanco en la nieve

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/17/2019

Una feliz aparición en el norte de Noruega: un reno blanco muy amigable

Un fotógrafo noruego se encontró con un reno blanco mientras caminaba por la montaña en el norte de ese país escandinavo.

Mads Nordsveen compartió la imagen y ésta ha alcanzado decenas de miles de likes, ya que el fenómeno no sólo es muy raro sino que conjura un cierto deleite estético fantasmal, pues el reno se alcanza a mimetizar con el paisaje. Y uno sólo puede imaginar lo que es encontrarse en la nieve con un reno o un ciervo blanco (algo que ocurrió hace unos años en Suecia), que a la vez está asociado con todo tipo de leyendas mágicas en las que suele simbolizar la pureza. Incluso existen tradiciones en Escandinavia que consideran que ver un reno blanco es algo sumamente auspicioso. Casi como ver un unicornio. Y por supuesto, para aquellos que celebran el espíritu navideño, puede ser una grata sorpresa.

Nordsveen ha dicho que el reno se mostró bastante amigable y curioso; incluso parecía estar posando, y hubo un momento en el que ambos se miraron directo a los ojos.

El color blanco en estos animales no se debe a que sean albinos, sino a una rara mutación genética que elimina el pigmento de su piel.