*

X

6 de enero de 2019: el primer eclipse de sol de este año

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/04/2019

El año astronómico comienza con un evento mayor: un eclipse parcial de sol; entérate de los lugares y la hora desde donde será visible

Este 6 de enero, un día particularmente significativo en el calendario de influencia cristiana, tendrá lugar el primero de tres eclipses solares previstos para este 2019, en este caso, un eclipse parcial.

El fenómeno comenzará a observarse desde la tarde del día 5 en las inmediaciones de Alaska, alcanzando en este lugar su punto de mayor visibilidad a las 5:33 de la tarde. Después se moverá hacia los países del Extremo Oriente: en Pekín, China, podrá observarse a partir de las 7:34 de la mañana y hasta las 9:41, y en Tokio, Japón, desde las 8:43 y hasta las 11:36 (en todos los casos se trata de la hora local). En otros países como Corea y Rusia también podrá observarse.

Como podemos notar, será un espectáculo que disfrutarán exclusivamente los países de esas regiones. El siguiente gráfico muestra con más detalle la zona de visibilidad del eclipse.

Cabe mencionar que los eclipses de sol siempre vienen “acompañados” de un elipse de luna, que en esta ocasión ocurrirá entre la noche del 20 de enero y la madrugada del 21, mismo que podrá observarse en buena parte del planeta, del continente americano a los países del Medio Oriente.

Asimismo, es frecuente que pasados 6 meses lunares de un eclipse solar ocurra otro. Este año será así, ya que el 2 de julio de 2019 se espera un eclipse total de sol.

 

Te podría interesar:

Científicos logran producir por unos minutos el quinto estado de la materia en el espacio

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/04/2019

Científicos logran generar un condensado de Bose-Einstein en un cohete espacial

En 1995, un grupo de científicos probó que existe un quinto estado de la materia (además del sólido, gas, líquido y plasma), el cual se puede crear solamente a estados ultrabajos de temperatura. A esto se le conoce como el condensado de Bose-Einstein y es usado para realizar experimentos teóricos en la mecánica cuántica; por ejemplo, para estudiar las ondas gravitacionales. Ahora, por primera vez un grupo de científicos alemanes logró generar un condensado de Bose-Einstein en el espacio, haciendo un experimento en el cohete espacial MAIUS-1.

Los científicos consiguieron que una especie de chip atómico de miles de átomos de rubidio 87 alcanzara una temperatura casi del 0 absoluto, esto es -273.15. El chip atómico es una "trampa magneto-óptica" que atrapa a los átomos de rubidio formados por rayos láser (sí, suena completamente ininteligible y a la vez, como una descripción de ciencia ficción).

Lo maravilloso de esto es que cuando los átomos en gravedad cero alcanzan una temperatura cercana al 0 absoluto su individualidad se desvanece y empiezan a actuar como un "superfluido" o un "superátomo", con todos los átomos vibrando en sincronía, algo que anteriormente ha sido descrito como luz líquida. Este "quinto estado de la materia" tiene propiedades extrañas como cero fricción y viscosidad, y permite que la luz fluya alrededor de los objetos.

Estudiar el condensado de Bose-Einstein es problemático en la Tierra debido a las fuerzas gravitacionales; es por esto que los científicos probaron a hacerlo en el espacio, donde es más fácil realizar experimentos precisos, según dijo Maike Lachmann de la Universidad de Hannover. El vuelo espacial duró apenas 6 minutos en los que se realizaron cientos de experimentos previamente programados, ya que fue en un vehículo no tripulado.