*

X

Narcos mexicanos se hacen tumbas con aire acondicionado y vidrios blindados

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/25/2018

El colmo del absurdo de la opulencia

Una de las muestras más llamativas del poder y lo absurdamente ostensible del narcotráfico, una cultura de la no cultura, es la reciente tendencia entre capos de la droga de hacerse tumbas con aire acondicionado, vidrios blindados y hasta TV con cable. Ni en la muerte se vale sufrir vejaciones. Tumbas de dos pisos con columnas, escaleras, vitrales y salas para dolientes han aparecido en los últimos años en cementerios como el de Jardines del Humaya, en Culiacán. Otras tumbas cuentan con sistemas de alarma e iluminación nocturna.

Aparentemente, los narcos buscan dejar así sus testimonios de poder y supuesta respetabilidad. Incluso algunos, quizá queriendo ser algo así como nuevos faraones, podrían estar buscando confort y lujo aun después de la muerte. Otros tal vez han sido elevados a cuasi santos de una religión confusa, como el famoso Jesús Malverde. Lo que queda claro es que se llevan su estilo de vida hasta la tumba. Vana esperanza, sin duda, creer que sus posesiones materiales pueden hacer algo por ellos.

Te podría interesar:

Niño de 8 años gana 22 millones de dólares al año como crítico de juguetes en canal de YouTube

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/25/2018

La máxima estrella de YouTube (al menos en relación a sus ingresos) es un niño de 8 años

El fenómeno de los "youtubers" está en su apogeo. Se trata de videobloggers, la mayoría de ellos jóvenes, que apelan en muchos casos a los niños y adolescentes, mostrando tips, tutoriales, comentarios sociales o compartiendo su vida. Más allá de que culturalmente el nivel de los "youtubers" pueda cuestionarse, es indudable que YouTube permite a muchas personas eliminar los "intermediarios" y generar una forma de vida independiente. A veces, a niveles estratosféricos. 

Tal es el caso de Ryan, un niño de 8 años que encabeza la lista de los usuarios con mayores ingresos en YouTube según un listado reciente dado a conocer por Forbes. Ryan tiene, junto con su familia, un canal llamado "Ryan ToysReview", en el que básicamente reseña diferentes juguetes. Este canal le significa 22 millones de dólares brutos al año, un incremento del 100%, con respecto a lo que ganó el año pasado, lo cual le permitió a Ryan escalar del octavo lugar al primero, de acuerdo con Forbes.

La historia de Ryan es una historia común entre youtubers, si bien llevada al extremo. Como muchos youtubers, Ryan empezó viendo videos de YouTube, cuando tenía 4 años, y diciendo que él quería hacer algo así: tener sus propios videos. Se ve tan fácil y divertido.

Un video de Ryan, el primero, en el que abre una caja con 100 juguetes de Pixar Cars, tiene ya 935 millones de views. Actualmente, el canal sólo hace reseñas de juguetes que salen al mercado y comida infantil. Ryan ya tiene un acuerdo con Walmart para vender su propia línea de juguetes. El niño de 8 años no es nada tímido: "Soy entretenido y divertido", dice. Un showman en ciernes, y también, un imperio multimillonario. Y aunque parece ser una historia de éxito y felicidad, en el fondo podría ser algo más bien triste.