*

X
Una estimulante oferta de fiestas en la capital fiestera de invierno: Tulum

Tulum se ha vuelto, indudablemente, uno de los grandes hotspots mundiales para vacacionar con una orientación hacia la fiesta. En la última década, Tulum y la Riviera Maya se han convertido en invierno en algo así como lo que es Ibiza en verano: el centro mundial de la música electrónica. Las playas y junglas del Caribe mexicano se llenan de los DJs más reconocidos del mundo y su entourage de modelos, socialités, productores y technoaficionados. De diciembre a enero, Tulum se convierte en la capital de la fiesta de México y posiblemente del mundo.

La oferta de fiestas y eventos en estas fechas en Tulum es enorme. Se pueden esperar fiestas constantes en el Papaya Playa, como la famosa fiesta del Mayan Warrior o en Maxa Camp, pero desde el año pasado el protagonista dominante es Sound Tulum, una especie de festival itinerante que es hosteado por los mismos artistas o intervenido por famosas fiestas de otras partes del mundo. Sound Tulum es un sello de fiestas temáticas que ocurren entre el 29 de diciembre y el 13 de enero. El festival ofrece eventos casi todos los días en diferentes lugares, incluyendo cenotes en la selva, clubs de playa y playas secretas. Hace unos años este modelo fue de alguna manera establecido por el festival BPM, el cual ha sido cancelado por problemas de violencia. Sound Tulum, sin embargo, es de un nivel superior tanto en la calidad musical como en la producción y por supuesto también en los costos de los boletos, lo cual restringe el acceso a ciertas personas.

Todo arranca el 29 de enero, en la noche presentada por Bedouin con la intervención de Saga (Ibiza). El 31 es la ya tradicional fiesta de Año Nuevo presentada por Flying Circus, con artistas como Audiofly y Olivier Koletzi. El 2 de enero es All Day I Dream, en la playa del Blue Venado Beach Club, con Lee Burridge y otros artistas, empezando desde la tarde. El 3 de enero es Paradise Tulum con Jamie Jones, Art Department y Joseph Capriati en una locación en la selva. El 4 de enero es Frequencies, una noche de techno con Richie Hawtin y Ellen Allien, entre otros. El 5 de enero es el ya clásico de Tulum y del glam techno Solomun +1 y Dixon, en el cenote de Zamna Tulum. El 7 de enero es Dystopia y Luciano, con un line up bastante destacado que incluye a Jennifer Cardini, Nicola Cruz y Oceanvs Orientalis. El 9 de enero es la aclamada noche de Afterlife, presentada por Tales of Us, con artistas como Adriatique, Ame, Stephen Bodzin y otros. El 12 de enero es una fiesta en una “playa secreta” encabezada por Black Coffee. Y el 13 es la fiesta de clausura, de la cual están todavía por revelarse la locación y los artistas.

Como es evidente, la oferta de Sound Tulum es enorme e inabarcable si uno quiere mantener un mínimo de cordura. Dicho eso, habrá seguramente eventos memorables para disfrutar de la belleza paradisíaca de Tulum, con buenos beats, gente de todos lados del mundo y un clima ideal.

Para mantenerte a flote y divertirte al máximo en este largo festival, te compartimos los siguientes cinco consejos:

 

1. Toma agua

Mucho baile y fiesta y calor (a veces empiezan o acaban en el día). Esto es algo bastante obvio, pero no está de más recordarlo. Bebe agua, y tu cuerpo te lo agradecerá después.

 

2. Recuerda que hay muchas fiestas por venir

Hay momentos eufóricos, noches que parecen ser la revelación máxima de la existencia, llenas de  buena música, decoraciones fantásticas, y hombres y mujeres sumamente atractivos y demás. Pero no quemes todas tus naves en una noche. Recuerda que hay más fiestas por venir y que es mejor mantener la calma. Cool.

 

3. Protégete del caos y los imprevistos financieros en Tulum

Entre los viajes, la fiesta y las contingencias de un lugar paradisíaco pero caótico, es posible tener algunos percances (o algunas ansiedades). Revisa si tus tarjetas de crédito tienen servicios adicionales. Por ejemplo, American Express tiene un servicio 24/7 diseñado para resolver imprevistos en viajes. Las tarjetas de American Express además tienen un servicio de Protección contra Fraude, que consiste en una avanzada tecnología basada en un sistema inteligente. Este sistema es capaz de identificar cambios en los patrones de compra para detectar posibles fraudes y evitar el mal uso de tu tarjeta. Toma precauciones y no vivas esta experiencia sin ellas.

 

4. Prepárate para disfrazarte

Varias de estas fiestas son temáticas, generalmente con temas similares a los que se encuentran en Burning Man. Aunque las fiestas proveen a veces pinturas de colores y decoraciones, no está de más llevar algo si es que te interesa este aspecto estético. Generalmente, los looks son lo que podemos llamar “shamanic chic”.

 

5. Aprovecha la oferta gastronómica

Además de ser la capital invernal de la fiesta, Tulum ha desarrollado una formidable oferta de restaurantes que fusionan elegantes elementos de la gastronomía de diversos países con elementos rústicos e ingredientes frescos. Una buena cena antes de ir de fiesta es una gran forma no sólo de tener energía sino de ir entonando y disfrutar de los amigos y del lugar.

Te podría interesar:
Sobre crear silencio para establecer una relación con lo infinito

Sören Kierkegaard fue uno de los grandes filósofos del siglo XIX, considerado por muchos el primer existencialista. Kierkegaard, pese a su temprana muerte, fue sumamente prolífico y penetrante en un gran número de temas, desde la psicología hasta la libertad, la ética, la fe y la teología (y merece notarse que escribió en un rico diálogo entre diferentes seudónimos, siendo no sólo un gran filósofo sino un gran escritor). El filósofo danés escribió que la "ciencia y la academia enseñan el camino de la objetividad", pero la religión enseña el sendero de la subjetividad, de ser un sujeto que tiene una relación personal con lo infinito y sólo este camino de introspección, paciencia y recogimiento alcanza a revelar el mundo del espíritu. La importancia del silencio en Kierkegaard no puede sobrestimarse, desde haber escrito uno de sus textos más importantes bajo el seudónimo Johannes de Silentio, hasta una constante alusión y retorno al silencio y a la esperanza, en la obediencia (palabra que significa "escuchar" ob-audire). Una de las frases que más se citan de Kierkegaard es la siguiente:

El estado actual del mundo y de la vida en general es uno de enfermedad. Si yo fuera un doctor y me pidieran mi opinión, les diría "Creen silencio."

El remedio hace casi 200 años era crear silencio, para poder escuchar lo esencial y entrar en relación con lo infinito. Hoy parece aún más urgente crear silencio, pues no sólo hay más ruido en todas partes debido al crecimiento industrial y al mandamiento económico de siempre estar produciendo más, sino también hay menos disposición a esa relación con el espíritu o con lo infinito. Doble ruido: el tecnológico y el ideológico; no sólo las constantes irrupciones de las máquinas, sino también el ruido de lo insignificante, el barullo de lo intrascendente y distractivo, del constante entretenimiento y la banalidad, lo que Kierkegaard llamaba snakke. El poeta sufí Rumi dice lo mismo de esta forma: "Tal vez estés buscando en las ramas aquello que sólo se puede encontrar en las raíces". Tal vez la distracción, el entretenimiento y el dedicarnos a conseguir el éxito mundano sea un andar por las ramas, un detour que hace que nunca lleguemos al centro. Carl Jung escribió: "La pregunta decisiva para el hombre es si está relacionado con algo infinito o no". Ciertamente no podremos estar relacionándonos con algo infinito si no creamos silencio. Y si no nos relacionamos con algo infinito, nuestra vida será nimia, inane, fútil y hasta puede decirse que una absurda pérdida de tiempo (de tiempo que no es dinero, de tiempo que es kairos, el momento oportuno para el descubrimiento).

Kierkegaard escribió, en un texto que puede traducirse como Dos edades: "solo la persona que puede permanecer esencialmente en silencio puede hablar esencialmente, puede actuar esencialmente. El silencio es interioridad... La orientación del silencio hacia el interior es la condición para una conversación cultivada". Sólo desde la quietud interior nos podemos relacionar plena y significativamente con el mundo exterior y establecer una relación personal íntima.

El restante del diagnóstico del "Doctor Kierkegaard" es el siguiente: [...] Creen silencio. Lleven a los seres humanos al silencio. La palabra de Dios no puede escucharse en el ruidoso mundo contemporáneo". Unas décadas después, Nietzsche escribiría que Dios había muerto. Pero quizás simplemente había sido ahogado por un ruido cada vez más oneroso y ubicuo. 

Arnold Kone resume de buena manera el pensamiento de Kierkegaard en relación al silencio:

Kierkegaard le está diciendo a todos los seres humanos: deja de escuchar todas las voces de este mundo finito, escucha el silencio en todo su temor y temblor, y la voz vendrá. Y con ella, la fuerza y la valentía para 'obedecer' las exigencias íntimas e individuales de la visión personal del Bien.

Para concluir quiero citar a otro "Doctor" cristiano del silencio (aunque no doctor de la Iglesia), a Meister Eckhart: "En medio del silencio una palabra oculta me fue dicha. ¿Dónde está el silencio y dónde ese lugar en el que la palabra fue dicha? Está en lo más puro que el alma puede hacer, en su parte más noble, en el fondo, más aún, en la esencia misma del alma". Es allí, dice Eckhart, donde la Palabra está naciendo eternamente, el Logos, la luz del amor divino. ¿Pero quién tiene oídos para escucharla?

 

Twitter del autor: @alepholo