*

X
¿Estarías dispuesto a combatir por tu país?

Una encuesta de Gallup, una de las encuestadoras más reconocidas del mundo, averiguó cuáles son los países en los que las personas están más dispuestas a luchar -ir a la guerra- por el país, lo cual si bien no es una medida exacta, es algo bastante parecido al nacionalismo o al sentimiento de identificación con el país. 

En los últimos años se ha observado mundialmente un incremento en la sensación de nacionalismo, algo que preocupa a muchos analistas e intelectuales. Esto está particularmente relacionado a gobiernos de derecha conservadores, aunque no exclusivamente, pues los gobiernos de izquierda populista también llegan a fomentar el nacionalismo.

La lista de Gallup muestra que de los más de 60 países a los que se encuestó -y por lo tanto, no es una lista concluyente en un sentido global-, Marruecos y Fiji son los países con mayor disposición a ofrecerse para la guerra o algún tipo de lucha. En Europa son Finlandia, Turquía, Ucrania y Rusia los que más defienden sus colores nacionales en este sentido. España, Italia, Alemania y Holanda son los menos dispuestos.

En Latinoamérica, Panamá, Perú, Colombia y luego México (con el 59%) son los países que tienen una mayor disposición al combate. El 44% de los estadounidenses estarían dispuestos a tomar las armas por su país, según la encuesta, un 1% más que los argentinos.

Te podría interesar:

¿Quién está detrás de la caravana migrante? 4 teorías de conspiración

Política

Por: pijamasurf - 12/21/2018

La especulación sobre quién se beneficia por la caravana migrante ha llegado al punto de que algunos creen que hay una mano en la sombra que mueve las fichas

A continuación, exponemos una serie de teorías de la conspiración que se están manejando en los medios en torno a las causas y usos políticos de la caravana migrante. Pero antes hay que mencionar que, como ocurre con la teoría de conspiración en general, esto es meramente especulativo y nos coloca en territorios inciertos y pantanosos. Por una parte es indudable que las personas "conspiran", es decir, maquinan, ejercen su influencia de manera velada en busca de lograr sus intereses, distraer a la opinión pública o cambiar ciertos resultados (como una elección). Por otra parte, la realidad suele ser muy distinta de la imaginación y de las grandes narrativas "todo-abarcantes". Curiosamente, muchas de las teorías de conspiración empiezan como bromas o novelas de ficción -un ejemplo es la moderna versión de los Illuminati, la cual en gran medida se popularizó debido a la pluma del escritor de ciencia ficción Robert Anton Wilson-. La mayoría de las veces la realidad suele ser mixta, y las cosas que llamamos conspiraciones suelen ser una mezcla de oportunismo, manipulación mediática, ignorancia, necesidad de creer en algo que satisfaga una visión coherente de mundo, sesgo de confirmación... Así, en este caso es probable que, además de la genuina búsqueda de miles de centroamericanos que huyen de la violencia en sus países para encontrar una vida más digna (la cual debe ser respetada), también encontremos personas que buscan beneficiarse de este fenómeno social y que podrían ser responsables de incentivarlo. Con esa advertencia, procedamos a esbozar las teorías más populares hasta el momento.

 

1. Trump

Una teoría que empieza a ganar peso entre ciertos periodistas mexicanos. Es sabido que los presidentes de Estados Unidos utilizan la vieja táctica de dirigir la atención hacia un enemigo en común, una amenaza en torno a la cual unirse. Por ejemplo, el terrorismo -"los árabes que vienen infiltrados en la caravana"-, y ahora, posiblemente los migrantes. Este tipo de fenómenos sociales suelen ser aprovechados por los políticos, bajo lo que ha sido llamado por Naomi Klein "la doctrina del shock". Trump ha culpado directamente a los demócratas por la caravana migrante, no sólo por sus políticas más blandas, sino que los ha culpado expresamente de estar detrás de de ella, de ser los autores intelectuales de la misma. Y los medios estadounidenses hablan de una crisis nacional. Todo esto a 2 semanas de una importante elección en la que se votará una nueva Cámara de Representantes y 35 senadores, en otras decisiones electorales. Los periodistas Carmen Aristegui y León Krauze han señalado que la caravana claramente beneficia a Trump, si bien no han sugerido que Trump la haya fabricado. 

 

2. ISIS o algún otro organismo terrorista islámico

Esta es, por supuesto, una de las versiones manejadas por el gobierno de Trump, pero que tiene su origen en la siempre confiable y objetiva cadena de Fox News. La teoría sugiere que los organismos terroristas no sólo han infiltrado la caravana sino que secretamente la fondean, como un nuevo caballo de troya. Esto ha sido vinculado, a su vez, con la noción difundida por Trump de que la caravana está llena de criminales. 

 

3. Maduro

El vicepresidente Mike Pence ha dicho que el presidente de Honduras le aseguró que Maduro está financiando la caravana de migrantes. Pence también defendió la disparatada afirmación de Trump de que personas de Medio Oriente conforman buena parte de la caravana.

Por supuesto, la teoría más radical sería que Maduro la haya orquestado, con instrucciones de Trump, pero esto ya es para profesionales de la conspiranoia mundial. 

 

4. George Soros

Un alto ejecutiva de Campbell Soup, la icónica compañía famosa por sus sopas de tomate, hizo un tuit culpando al magnate globalista George Soros. Kelly Johnston fue antes secretario del Senado de Estados Unidos, así que no es cualquier ejecutivo, pero de cualquier manera resulta un tanto extraño. Johnston escribió que Soros y la organización Open Society tienen preparados un ejército de abogados en la frontera de Estados Unidos. Naturalmente, Campbell se deslindó de los comentarios. Extrañamente, esto ocurrió el mismo día en el que se encontró un aparato explosivo en el buzón postal de la casa de Soros en el estado de Nueva York.

 

Otras teorías, quizás más acertadas aunque menos interesantes para los que quieren una narrativa global, culpan a ciertos actores políticos en Honduras, como al periodista Bartolo Fuentes. Hay otras teorías aún más desaforadas, como aquella que culpa a Marcelo Ebrard (y a López Obrador) bajo la base de que Ebrard está casado con la ex embajadora hondureña.