*

X

La misteriosa mujer que se quedó con la mansión y la mayor parte de la herencia de Freddie Mercury

Arte

Por: pijamasurf - 11/08/2018

Mary Austin, la gran amiga de Freddie Mercury, quien se llevó gran parte de su herencia y guarda el secreto de sus cenizas

La vida de Freddie Mercury se ha vuelto tema de interés otra vez debido a una reciente película biográfica de él y de la banda Queen. Una de las historias más interesantes es la de la mujer que fue algo así como la esposa de Mercury, quien luego tuvo varias relaciones homosexuales.

Mercury conoció a Mary Austin cuando tenía 24 años y ella 19; Mary era una de las empleadas de la famosa boutique Bilba, donde se decía que trabajaban las muchachas más lindas de Londres en los años 60. Cuando se conocieron en 1969, todavía no se formaba la banda Queen y se emparejaron y hasta se fueron a vivir juntos. Aunque Freddie le pidió que se casaran, Austin sabía que había una cierta tibieza en Freddie, si bien ella lo idolatraba. Era la persona más segura de sí misma que había conocido. Lo del matrimonio se empezó a postergar. Anduvieron 6 años juntos; Austin pensaba que Mercury tenía relaciones con otras mujeres hasta que finalmente lo confrontó y él le dijo que más bien eran otros hombres.  Austin pensaba que Mercury en realidad no era  bisexual, sino francamente homosexual. Pese a esto siempre fueron grandes amigos, y aun después de que se separaron, Austin siguió siendo parte del entourage de la banda. Mercury dijo alguna vez que ninguno de sus amantes pudo reemplazar a Mary, pues ella era su único amigo, en verdad su esposa. Y honró esta amistad hasta la muerte.

Cuando Mercury murió de VIH en 1991, Mary estuvo con él, como siempre había estado. Y cuando se dio a conocer el destino de su herencia, Freddie le dejó la mitad de lo que en ese entonces eran unos 75 millones de dólares, incluida su mansión de 28 cuartos en Londres, donde Mary sigue viviendo, y parte de las regalías de su música, lo cual incrementa enormemente la herencia. Freddie le dejó apenas 600 mil dólares a su pareja, el 25% a sus padres y el otro 25% a su hermana. Así que Mary, su gran compañera, fue por mucho la más beneficiada. 

Mary Austin fue la encargada de esparcir las cenizas de Mercury tras su muerte. Pero nadie sabe dónde. Se teoriza que pudo haber sido en un lago suizo donde Freddie encontraba sosiego, en el jardín japonés de su casa, en Zanzíbar, donde nació Freddie, etcétera. 

 

Con información de El País y Biography

Te podría interesar:

Leonardo da Vinci padecía estrabismo, asegura investigador

Arte

Por: pijamasurf - 11/08/2018

Una condición médica pudo ser la ventaja creativa de Da Vinci

¿Qué convierte en genio creativo a una persona? Esta pregunta ha suscitado las respuestas más variadas, pues mientras algunos consideran que se trata de una cualidad innata, acaso genética, para otros el genio es más bien resultado de la tenacidad, la constancia y la curiosidad

Sin embargo, también puede ser que el azar intervenga más de lo que creemos, pues a veces la circunstancia más impensada se convierte en el factor distintivo que conduce al cultivo de la creatividad.

Ese puede ser el caso de uno de los genios más admirables de todas las épocas: Leonardo da Vinci. Pintor, inventor, teórico del arte, escritor en sus momentos libres, científico y varias otras cosas más. El artífice de imágenes ahora icónicas como la Mona Lisa o La última cena ha sido por muchos años objeto de interés y enigma, pues no puede entenderse cómo una persona puede ser capaz de crear tanto y con tanta calidad.

De acuerdo con un estudio reciente, es posible que al menos la singularidad que llevó a Da Vinci a convertirse en un pintor excelso haya sido nada menos que el estrabismo ocular, esto es, dicho coloquialmente, que el genio italiano haya sido bizco.

La investigación que sugiere esta posibilidad fue dirigida por Christopher Tyler, profesor de la Escuela de Optometría de la City University of London, quien analizó seis pinturas de Da Vinci y del maestro de éste, Andrea del Verrocchio, en particular el alineamiento en los ojos de las personas retratadas. Entre otras, Tyler realizó observaciones sobre El hombre de Vitruvio y Salvator Mundi.

En su análisis, Tyler encontró que Da Vinci tuvo una capacidad especial para representar escenas tridimensionales en planos de dos dimensiones, particularmente en sus obras pictóricas pero también en sus esculturas. En otras palabras, es posible que el artista pudiera alternar voluntariamente entre mirar con ambos ojos (y tener una visión estereoscópica) o con uno solo (y tener una visión monocular), esto debido a una forma particular de estrabismo conocida como exotropía.

En la historia del arte, se sabe que otros grandes pintores como Rembrandt, Picasso y Degas también padecieron algún tipo de estrabismo. Si a estos nombres se suma el de Da Vinci, queda claro que una condición médica no es en modo alguno un obstáculo para desarrollar un talento y, más bien, paradójicamente, puede convertirse en una ventaja.

 

También en Pijama Surf: Rutinas diarias de genios creativos (INFOGRÁFICO)