*

X

Este mapa recrea el viaje de 10 años que Ulises realizó en la ‘Odisea’

Arte

Por: pijamasurf - 11/06/2018

Un excelente recurso para acompañar la lectura de la 'Odisea'

De todas las obras de tiempos remotos que han sobrevivido, la Odisea es probablemente una de las más entrañables. La Ilíada, su hermana, con la que casi siempre se presenta, también es una obra admirable, pero la verdad es que ambas tienen talantes muy distintos. La Ilíada celebra la valentía, canta la tristeza, señala la locura: en general, es mucho más grave. 

La Odisea, por otro lado, es más bien ligera. Recordemos que su protagonista, Ulises (u Odiseo, según la forma más cercana al griego antiguo), recibió los epítetos de “el astuto” y “el de las muchas vías”), y que la inteligencia fue el don que recibía continuamente de Atenea, por quien era protegido. El ingenio, por otro lado, como en el caso de Hermes, se caracteriza por la volatilidad, y de ahí la ligereza: el ingenio sabe siempre encontrar la salida, como Odiseo en la cueva de Polifemo.

La Odisea es así uno de los primeros relatos de aventuras de Occidente, aunque no exento de enseñanzas. Como le gustaba señalar a Borges, Ulises y Simbad son personajes análogos, que van de isla en isla y de aventura en aventura impulsados por una motivación secreta y acaso incomprensible. En el caso de Ulises no es posible dejar de señalar la añoranza por Ítaca, la isla que dejó durante 10 años para participar en la guerra de Troya. El mapa que se encuentra en este enlace es una excelente compilación de los lugares que Ulises visitó en ese recorrido.

Un viaje largo, como escribió Cavafis, “lleno de aventuras, lleno de experiencias”.

Te podría interesar:

Un paraíso psicodélico: Las ilustraciones de Moebius de 'La Divina Comedia' de Dante

Arte

Por: pijamasurf - 11/06/2018

El tratamiento de Moebius

Las ilustraciones de La Divina Comedia son innumerables, y particularmente del Paraíso -entre ellas, las de Botticelli, Blake y Dalí-, pero seguramente al lector moderno le agradará saber que el ilustrador francés Jean Giraud, mejor conocido como Moebius, dejó también su versión de las escenas beatíficas, cuando Dante asciende guiado por la luz del amor que encarna en Beatriz y alcanza la visión de la deidad y la famosa rosa celeste.

La estética psicodélica, steampunk, híbrida y extraña de Moebius se encuentra con la pureza espiritual de las descripciones paradisíacas de Dante y le imprime una especie de carácter revulsivo, si bien no es para todos los gustos. Una Divina Comedia moderna, donde los ángeles visten trajes que parecen de ciencia ficción -Moebius iba a ilustrar Dune de Jodorowsky- y parecen ser entidades extraterrestres. El nuevo mito se mezcla con la eterna historia del cielo.

 

Lee también: Las ilustraciones que hizo Moebius sobre un viaje de Jimi Hendrix