*

X
Un recorrido por algunos de los momentos más memorables del XV aniversario de MUTEK México

Con toda la magia, vanguardia, producción y experiencias sensoriales que podrían suscitarse, MUTEK México cumplió década y media de existencia. Un festival que a lo largo de su historia se ha enfocado en presentar a los mayores talentos internacionales de la música electrónica y del arte digital; en un momento, además, en el que la sede de la edición latinoaméricana punta de lanza vive cambios sociales profundos.

El formato de MUTEK es claro: 5 días de talleres, presentaciones audiovisuales, performances en vivo y una clausura gratuita. El festival crece en cuanto a propuesta artística y adapta su infraestructura al momento histórico de México, logrando mantener o elevar sus estándares de calidad en cuanto a programación, producción, variedad y el nivel de sus actividades laterales.

Además de las esperadas presentaciones en vivo, la parte de laboratorios, pláticas y talleres fue exponenciada con el apoyo de diversas instancias internacionales pero también por el talento y público local, Digi Lab se colocó como una propuesta más fuerte, y el programa de AMPLIFY presentó workshops aún más numerosos, espaciados e incluyentes que en ediciones pasadas; tanto por incluir más participantes mujeres y del género trans, como por generar plataformas de colaboración y presentación dentro del marco del festival, con el apoyo de organizaciones como SAE Institute México y la fundación Alumnos.

Si se toma en cuenta que la música electrónica históricamente ha sido gestionada desde el sistema, este XV aniversario dio pasos considerables al enumerar un mayor porcentaje de talento femenino, novel e internacional, algunos artistas de culto, varios emergentes y propuestas más arriesgadas.

Aún se debe de hacer trabajo de balanceo, pero sin duda hubo pasos en más de un sentido: los escenarios se sintieron incluyentes, navegar entre ellos y en los espacios de la Fábrica (sede de los eventos Nocturnos) signifícó rodearse de instalaciones de lásers, de VR (realidad virtual), o de mappings casi museográficos, un contenido enriquecedor para cualquier fan hardcore o también ‘newbie’ de la experiencia MUTEK.

Aquí compartimos varias memorias de lo que este lienzo digital dibujó en su decimoquinta edición:

 

1. La perfección del ambient techno por Wolfgang Voigt, GAS*

Uno de los artistas más esperados del festival fue Wolfgang Voigt. Además de ser cofundador del sello alemán Kompakt Records, este veterano DJ y productor de Colonia fue uno de los pioneros del minimal techno.

En el tiempo reciente, Voigt hizo su regreso como GAS, proyecto inspirado por viajes lisérgicos en los bosques de su natal Colonia. En vivo, interpretó atmósferas nebulosas así como poderosos ritmos punzantes que jugaban con el vacío. El Museo Anahuacalli gozó de beats sepultados bajo la neblina en un set que por momentos recordaba a Biosphere y remitía a la perfección del ambient dub techno más lento.

Y no menor, esa misma noche, fue el momento de iluminación divina de Kazuya Nagaya & Florence To.

 

2. Amnesia Scanner: un debut de broken beat posapocalíptico

Esta fue una primera visita esperada: el dúo Amnesia Scanner atraviesa un gran momento en los escenarios más importantes de Europa por su reciente lanzamiento, Another Life, bajo el sello PAN. En su primera visita a México, este distópico proyecto finés tocó ritmos intensos y voces torcidas acompañadas por visuales que remiten al colapso de las estructuras capitalistas.

El sonido de este par radicado en Berlín es cercano a los broken beats industriales rotos y similar a un reggaeton posapocalíptico. Su debut fue casi tan importante como la primera visita de Modeselektor a México, pero aún más alucinante: Amnesia Scanner dio uno de los momentos más contundentes de todo el festival.

 

3. El contraste entre Microhm y el colectivo Interspecifics

Leslie García es una artista que difumina las líneas entre ciencia, espiritualidad y tecnología. Recientemente, estrena un álbum llamado Eternal Night para Static Discos, sello fronterizo encargado de entregar alguna de la mejor música electrónica y IDM de México. Paralelamente, se dedica a la investigación y al desarrollo de proyectos de mixed media bajo el colectivo Interspecifics.

En el marco de MUTEK MX, Leslie dio una doble presentación: por un lado, abrió el escenario principal del festival con el hermoso ambient techno lento de Microhm en colaboración con la argentina Milena Pafundi en los visuales; mientras que al siguiente día, presentó de manera audiovisual y grupal un trabajo de inmersiones tridimensionales del mundo bacteriano, como una especie de mapa microscópico cuidadosamente delineado por su colectivo acompañante.

Tras haber estado en varias latitudes, fue interesante ver que tanto Microhm como el colectivo Interspecifics estrenaran piezas completamente nuevas en su natal México, cuando normalmente por el estilo de la obra, su emancipación y por la atención del público, serían proyectos estrenados en Berlín, Sudamérica o alguna universidad del mundo.

 

4. JB Dunckel (Air) y Jacques Perconte presentaron Hypersoleils

Una de las sorpresas y a la vez actos más esperados de MUTEK MX fue el set de JB Dunckel, del grupo francés Air, acompañando por el cineasta experimental Jacques Perconte. El primero elevó las atmósferas con un set minimal conformado únicamente por un Roland Juno 60 y tres pedales; mientras que el segundo vestía una playera de Alchemy y lo acompañaba con fragmentos de cine experimental.

Juntos, Dunckel y Perconte recrearon iridiscencias pixeleadas y matizadas por un drone muy sutil: Hypersoleils es una pieza abstracta pero orgánica que cautivó el momento como 1 millón de soles que ascendían hacia un lugar muy alto de la imaginación de los presentes. La conjunción de ambos se sintió como una de las mejores piezas de ambient de todo el festival por su imaginario colorido, de horizontes vastos y entornos oníricos.

 

5. El Frente Nacional representando a la avanzada mexicana

Si algo ha procurado el festival a lo largo del último lustro, es ser incluyente con respecto a los colectivos locales y desarrollar narrativas que los vinculen con el talento internacional. Esta edición, no fue la excepción y el llamado Frente Nacional estuvo presente no únicamente en la pista.

Además de los DJs nacionales, hubo presentaciones y colaboraciones cercanas al avant-garde como la fragilidad, autenticidad y fuerza de Camille Mandoki en mancuerna con Sissel Vincent (de Suecia). También estuvo Gaspar Peralta, fuerte promesa fronteriza del piano clásico, quien desarrolló exploraciones electrónicas de forma más que contundente. Debit también sorprendió con un profundo e introspectivo set.

Nueve Vidas, alias del productor Luis Trasto, hizo lo propio al lado del ilustrador Rimiyoho (pseudónimo del ilustrador Fernando Sica), con un set de modular y animaciones en vivo muy poco visto en escenarios internacionales; mientras que el imparable Isaac Soto alzó las cejas de varios expectadores por un extraordinario show audiovisual al lado de Cirrina Lab.

 

6. Prurient y Rainforest Spiritual Enslavement: ¿catarsis o magia?

La respuesta corta es: ambos. Los dos son los nombres del músico experimental norteamericano Dominick Fernow, quien vino a estrenar el segundo proyecto alterno al lado de su amigo Low Jack. Como dato, Fernow es la cabeza de Hospital Productions, sello de noise bajo el cual tuvo la iniciativa de hacer una fiesta y campaña en conjunto con una productora local a favor de víctimas del Sismo 19S que afectara a México el año pasado.

En el marco del festival, Dominick elevó a los presentes tanto con su faceta más ruidista en solo como Prurient, al igual que bajo el híbrido casi artificial de Rainforest Spiritual Enslavement, en el que combinó grabaciones de campo de la selva, texturas y gises analógicos con beats casi narcóticos. Como el título de su álbum Ambient Black Magic lo indica, en vivo fue algo digno de un poderoso ritual esotérico.

Sin duda, estos sets de noise y drone fueron dos de los momentos más experimentales y exquisitos del XV aniversario de MUTEK México.


7. Aurora Halal y Avalon Emerson incendiando la pista

Por el lado female fronted, si hubo dos DJs y productoras que dominaron la pista de baile, fueron Aurora Halal y Avalon Emerson. Ambas han compartido cartel previamente y estuvieron en el escenario principal de MUTEK MX, pero en diferente día.

Aurora Halal es la creadora de la fiesta Mutual Dreaming en Brooklyn, pero a la vez su set a alta velocidad llenó el dance floor con una especie de euforia oscura, mientras que la californiana Avalon Emerson sorprendió por un set lleno de bajos y potencia. Elegancia, sensualidad, creatividad, inteligencia.

De punta a punta norteamericana, aunque cada una con su respectivo espacio y camino, tanto Avalon como Aurora demostraron que son de los talentos de club más progresistas del tiempo reciente y que es el momento en el que las mujeres pueden liderar su propio movimiento musical de forma autónoma.

 

8. Los sets estelares de Apparat, Nathan Fake y DJ Tennis

Apparat, Nathan Fake y DJ Tennis son de los nombres que captan la atención del gran público por su trayectoria en la corriente principal de la música pop. Quedaba la duda de si en el caso de los primeros dos, presentarían sólo un DJ Set o un Live Act. De los tres, el único que podría asemejarse a un set completo de música propia, fue Nathan Fake.

Completamente lisérgico, contó con visuales que representaban las nubes rosas de una de las canciones más emblemáticas del productor de Border Community (disquera fundada por su mejor amigo, James Holden). Mientras que el set de Apparat fuese acompañado por una serie de pantallas de LED, y DJ Tennis tuviera referencias abstractas en textos que despertaban un imaginario subconsciente un tanto más existencial.

Apparat hizo una selección enérgica con tracks propios.
DJ Tennis fue como viaje histórico de la música club.
Nathan Fake guió su set hacia un amanecer rosa.

Hay muchas cosas que se pueden juzgar del momento actual que vive la música, pero también hay que reconocer cuando hay una labor histórica detrás; y cuando los DJs representan algún momento histórico determinado de una corriente.

Casi nada se compara con escuchar canciones como Papua New Guinea” de The Future Sound of London mezclada por Sascha Ring junto a sus propios remixes, o disfrutar que Manfredi Romano detone Over The Ice” de The Field a las 5:00am entre otros himnos del techno y del deep house en una Fábrica de la zona industrial de México. Si “The Sky Was Oink” de Fake reivindicó algo o no, eso no es lo más trascendente cuando lo único que quieres es bailar y el amanecer te regala una epifanía espiritual.
 

9. La danza de Siete Catorce & Amazondotcom ilustrada por Z Effect

Mientras tanto, en el terreno del hallagazo, Siete Catorce hizo lo propio con su cómplice, la bella Amazondotcom. Esta pareja de Mexicalli/Los Ángeles dio un set de de bass music con tintes de darkstep y footwork que en principio parecía muy enfocado y controlado, hasta que se desbordó en un atasque de ritmos latinos sin precedentes.

Siete Catorce es considerado uno de los exponentes más representativos de la nueva música mexicana, por momentos empleaba paisajes experimentales que recordaban a su proyecto alterno Den5hion, mientras que su dueto con Amazondotcom fue algo que podía hacer pensar en cumbia y en jungle a la vez: ritmos tribales dentro de la línea del Teardropz EP que editaron bajo el sello londinense Nostro Hood System este mismo año, pero también con riesgo e improvisación.

Su inclasificable set además fue acompañado por Z Effect, una artista visual que trabaja realizando visuales en tiempo real con programación de código en vivo, tanto para compañías como para los foros underground de México; dando pie a una colaboración completamente inédita y de las más exóticas del festival.



10. La trascendencia y sincronía de NONOTAK

Uno de los aspectos más trascendentes del trabajo del arte digital y la electrónica contemporánea, es que así como se disuelven las reglas de lo que tenía que ser la música pop, el arte creado mediante la tecnología, también se deshacen todas las ideas de fronteras físicas.

El ejemplo de NONOTAK es uno que muestra que con buena voluntad y enfoque, puede lograr que la “estética del error” conquiste desde los despachos de arquitectura más exigentes de Europa, hasta más de 10 escenarios en el tercer mundo. Esa es la prueba de Takami Nakamoto, quien puede lograr que se enchine la piel y que las neuronas bailen mediante procesos arquitectónicos desde una ética punk en su proyecto colaborativo al lado de Noemi Shipfer.

¿París, México, Japón? Esto va más allá: podía encontrar los ecos de este glitch simétrico en los lugares menos esperados fuera del festival, en un puesto de merchandise, en pequeños stickers y postales, en sus viniles, en las áreas comúnes del festival, en las calles o incluso en un escenario principal, en un horario estelar. El error metafísico trasciende.



11. LAO estrenando un show en vivo

Lauro Robles es uno de los DJs más solicitados a nivel internacional, con grandes logros bajo su sello NAAFI y también algo de búsqueda bajo su alter ego DJ Hotmale (con el que maneja Extasis Records). Ha dominado las pistas de baile de todo el mundo, pero incluso para él, que ha estado en Estados Unidos, Sudamérica, en Asia y hasta en Polonia, MUTEK MX 2018 fue algo nuevo: el estreno de un set en vivo con música que jamás había tocado antes.

Con emoción y mucho carácter, este productor tomó el escenario B para disparar un set demoledor que dejaba ligeros destellos de la clásica Warp, pero a la vez cambios intensos como un trayecto a algún bajo barrio del Centro Histórico de México. El resultado fue un momento de maduración, en el que seguramente consolidará una nueva faceta de mayor detenimiento en producción. El set de LAO demostró que se puede ser extremadamente ecléctico sin dejar de ser subversivo, divertido ni de reinventarse en el camino.

 

12. Visible Cloaks, Varg, Croatian Amor y una nutrida sala de ambient

Desde Visible Cloaks hasta Varg, se compartieron diferentes vertientes de ambient, los primeros destacadamente con un homenaje al minimalismo japonés que sin ser nuevo, se siente fresco en 2018 porque nadie lo está haciendo tan bien, mientras que Varg cargó los sentidos hacia un terreno más nórdico y obscuro

Otros artistas como J Colleran y Croatian Amor colorearon el aire con hermosas atmósferas sonoras (o el mismo Varg con su proyecto alterno Flora). Incluso el novel dúo femenino local Bioluminik abrio la Sala C con atmósferas rítmicas que serán parte de su EP debut. ¿Será que hay una nueva apreciación por el ambient en un momento de posaceleración digital y streamings autómatas?

Si bien desde ediciones anteriores, MUTEK México ha dado pie a las posibilidades del ambient en vivo, es real que ahora fue más evolvente que nunca. Quizá en otras ocasiones hubiese sido impensable que artistas de nicho como Prurient, Varg, la misma Debit o la artista canadiense de live coding Myriam Bleu tuvieran filas enormes afuera de sus shows antes de empezar, pero ahora el público se moría por estar adentro, sin hablar, sólo contemplando y escuchando. Se agradece la nueva apreciación y vida sobre este género que en algún momento se consideró perdido o encapsulado de la época de Brian Eno.

 

13. Intercity Express en A/VISIONS

A/VISIONS tuvo la presencia del artista digital japonés Tetsuji Ohno este año. Aunque quizá algunos iban por otros proyectos más conocidos, descubrir Intercity Express fue un agasajo para los sentidos por la sincronía de patrones, elementos geométricos y el viaje nocturno que generaba ambientes audiovisuales con una precisión similar a la que han presentado sellos como Raster Noton (Alva Noto, Ryoki Ikeda), pero llenos de una psicodelia colorida y de beats programados por su creador Tetsuji Ohno.

 

14. Brandt Brauer Frick cerrando con la Orquesta Mexiquense

Este espectacular trío alemán es un viejo conocido del público mexicano, pues ya habían dado algunas de las presentaciones más impactantes de la historia de MUTEK hace algunos años en sedes como el Teatro de la Ciudad.

Sin embargo, para el XV aniversario hicieron algo especial pues pasaron meses trabajando una reinterpretación de su música con la Orquesta Mexiquense en una de sus versiones más extendidas. Este trabajo rindió frutos en una de las clausuras más bellas del festival.

Daniel Brandt, Jan Brauer y Paul Frick por sí solos han disuelto todas las líneas entre el jazz, el techno y la música de cámara de una forma única en el universo sonoro, pero para en esta ocasión, estuvieron acompañados por múltiples músicos mexicanos en la explanada del Museo Tamayo, bajo la dirección de Rodrigo Macías.

Este cierre, fue de lo más cercano a la esencia de la música orquestal que ha presentado el festival, quizá desde el ensamble de campanas de su contemporáneo Hendrik Weber: percusiones, un contrabajo y un teclado se entrelazaron a decenas de cuerdas orquestales detonando en el último gran clímax la decimoquinta edición de MUTEK México.



15. El miniescenario de Amplify y las reflexiones de equidad

Los talleres de MUTEK generalmente tienen buena convocatoria, pero en el tiempo reciente los laboratorios han llegado al punto de presentar algo en vivo en el marco del festival, con resultados variados. Para 2018, la sección de Amplify fue todo un simposio, cantidad de paneles, cursos y espacios de ensayo facilitados por dos universidades, tres embajadas y una fundación que facilitó un miniescenario en el marco del festival.

Al platicar con las partícipes, se llega a la siguiente conclusión: el festival se acerca a un mayor elenco de artistas femeninas, aunque quizá debería diversificar su cuerpo técnico y seguir replanteando y recreando un formato más horizontal con artistas que no son los “grandes nombres”, códigos de ética para seres humanos creativos y la responsabilidad de propiciar un espacio justo desde la gestión y la curaduría.

Da un espacio de seguridad donde se puede preguntar algo que normalmente no, por como es el asunto socioeconómico, esta vez dando oportunidad a mujeres hagan electrónica desde condiciones más marginales u hombres de otros estratos que el perfil promedio del festival. Generar esos espacios es fundamental para poder hablar de un verdadero equilibrio.

En cuanto al tema de las estéticas, ¿es propicio para la música electrónica voltear a ver la emergencia de otros géneros y otras estéticas? ¿Es posible transmutar los nucleos desde la raíz de la curaduría o la gestión? Estas reflexiones estuvieron presentes en la nueva sección de Amplify.

Por el lado de los alumnos que se presentaron en el miniescenario, en vez de seguir una línea estética internacional, se dio un asunto un poco más intuitivo, más auténtico en la forma en la que el diálogo sonoro y la emocionalidad dieron lugar a que los talentos noveles dieran en su propia búsqueda. Esperemos esos talentos puedan permanecer activos en un trabajo todo el año y en próximas ediciones.

MUTEK México definitivamente dio un paso en ese sentido para que estas estéticas tengan más escuchas. Después de 15 años, está evolucionando en ese sentido y, gradualmente, generando más confianza para que un público general, de esferas no privilegiadas, pueda acceder a plataformas internacionales más horizontales, justas y realmente incluyentes.

__________________________

*Gracias a MUTEK MX por las facilidades para realizar este artículo

Twitter del autor: @bizogramma​

Te podría interesar:

Este mapa recrea el viaje de 10 años que Ulises realizó en la ‘Odisea’

Arte

Por: pijamasurf - 11/28/2018

Un excelente recurso para acompañar la lectura de la 'Odisea'

De todas las obras de tiempos remotos que han sobrevivido, la Odisea es probablemente una de las más entrañables. La Ilíada, su hermana, con la que casi siempre se presenta, también es una obra admirable, pero la verdad es que ambas tienen talantes muy distintos. La Ilíada celebra la valentía, canta la tristeza, señala la locura: en general, es mucho más grave. 

La Odisea, por otro lado, es más bien ligera. Recordemos que su protagonista, Ulises (u Odiseo, según la forma más cercana al griego antiguo), recibió los epítetos de “el astuto” y “el de las muchas vías”), y que la inteligencia fue el don que recibía continuamente de Atenea, por quien era protegido. El ingenio, por otro lado, como en el caso de Hermes, se caracteriza por la volatilidad, y de ahí la ligereza: el ingenio sabe siempre encontrar la salida, como Odiseo en la cueva de Polifemo.

La Odisea es así uno de los primeros relatos de aventuras de Occidente, aunque no exento de enseñanzas. Como le gustaba señalar a Borges, Ulises y Simbad son personajes análogos, que van de isla en isla y de aventura en aventura impulsados por una motivación secreta y acaso incomprensible. En el caso de Ulises no es posible dejar de señalar la añoranza por Ítaca, la isla que dejó durante 10 años para participar en la guerra de Troya. El mapa que se encuentra en este enlace es una excelente compilación de los lugares que Ulises visitó en ese recorrido.

Un viaje largo, como escribió Cavafis, “lleno de aventuras, lleno de experiencias”.