*

X
Elon Musk ha dado a conocer detalles sobre el primer viaje a la Luna de SpaceX en el 2023

La empresa de Elon Musk planea ofrecer viajes comerciales a la Luna tan pronto como en el año 2023, y hace unos días Musk anunció que el empresario japonés Yusaku Maezawa es el primero apuntado para ser llevado por SpaceX al asteroide, en lo que será un viaje histórico, pues desde 1972 no se han realizado viajes tripulados a la Luna.

Si todo sale como está planeado, Meazawa viajará en el cohete Big Falcon, que tiene capacidad para entre seis y ocho turistas espaciales. Maezawa ha anunciado que quiere llevar en su viaje a seis u ocho artistas de primer orden para que lo acompañen al espacio sideral y, de regreso, hagan una obra sobre lo que vieron. 

Según el magnate japonés, si Picasso, John Lennon o Michael Jackson hubieran ido a la  Luna, seguramente nos habrían dejado obras maestras que podrían servir de inspiración para millones, lo cual él quiere propiciar ahora. Los artistas elegidos serían de diferentes campos. No se ha revelado cuánto tendrá que pagar Maezawa, pero se sabe que el japonés no tiene recato en gastar cifras estratosféricas: hace unos años pagó 100 millones de dólares por una pintura de Basquiat. Sin embargo, se ha calculado que el costo total del viaje de 2 semanas podría llegar hasta los 5 mil millones de dólares, lo cual ciertamente podría ser un problema para el japonés ya que, según Forbes, su fortuna sólo alcanza los 3 mil millones de dólares. Aunque ,seguramente, él y SpaceX llegarán a un acuerdo.

 

Ya han empezado las peticiones y sugerencias para elegir a los artistas que Maezawa debería llevar a la Luna

Te podría interesar:
Los hackers de The Fappening finalmente han sido sentenciados por difundir desnudos de celebridades

En el 2014 se llevó a cabo uno de los robos de imágenes de celebridades más famosos y abundantes en la historia de Internet, el llamado Fappening o el iCloud Leak, en el que se dieron a conocer imágenes de numerosas celebridades, la mayoría de ellas mujeres: Jennifer Lawrence, Kate Upton, Kirsten Dunst, Bar Rafaeli, Blake Lively y muchas otras. Las imágenes, tomadas de la nube por hackers, fueron publicadas en sitios de pornografía y tomaron el título de "the fappening", slang para algo así como el acontecimiento masturbatorio.

El 7 de octubre del 2014, en su primera entrevista luego del Fappening, Jennifer Lawrence declaró a Vanity Fair: "No es un escándalo. Es un crimen sexual. Es una violación sexual. Es desagradable", y agregó: "sólo porque soy una figura pública, sólo porque soy una actriz, no significa que yo pedí esto".

Sobre esto escribimos un artículo analizando lo sucedido: Fappening: ¿violación tumultuaria a Jennifer Lawrnce o doble moral del Internet?. Aquí un fragmento:

En su calidad de fruto prohibido, las imágenes de Jennifer Lawrence (a quien en realidad vimos actuar "desnuda", vestida de azul como Mystique en X-Men: Days of Future Past) y otras celebridades no ofrecen nada que no pueda encontrarse en los terabytes de porno fácilmente accesible, salvo en un punto: son la fatídica realización de la fantasía sexual colectiva emanada de un cuerpo que nunca poseerán. Algunos comentaristas lo equiparan a una violación masiva, tumultuaria, incluso demográfica. Las fantasías sexuales en la era del Internet suelen ser así: contemplativas, casi abstractas en su brutal especialización.

Ahora este caso ha completado su círculo con el anuncio de que George Garofano, de 26 años, tendrá que ir a la cárcel 8 meses por hackear las cuentas de 240 personas y vender las imágenes. Se pedía más tiempo, pero el juez determinó que durante el período del juicio Garofano había sufrido distintas vejaciones que ameritaban una reducción de la condena.

Garofano era el último de los tres hackers involucrados; los otros dos fueron sentenciados a períodos de 9 y 19 meses respectivamente. Finalmente, la demanda de J Law se cumplió, aunque tal vez no con la severidad que la actriz hubiera deseado.