*

X

La espectacular lluvia de estrellas de las Perseidas: máxima intensidad 11 y 12 de agosto

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/10/2018

No hay nada como ver luces caer del cielo y este es uno de los grandes momentos del año para hacerlo

Este fin de semana alcanza su máxima intensidad la lluvia de estrellas de las Perseidas, una de las que más linaje tienen entre los astroaficionados. Históricamente se creía, o al menos se especulaba, que estas estrellas provenían de la constelación de Perseo. En este caso, la historia es especialmente hermosa. Una de las correrías más famosas del promiscuo dios supremo Zeus es aquella en la que, infatuado por la belleza de la ninfa Dánae, se convirtió en lluvia de oro para lograr seducirla. 

La hija del rey de Argos, Dánae, fue encerrada porque un oráculo había vaticinado que la princesa probaría ser fatal para el rey. Sin embargo, Zeus (Júpiter) es capaz de superar todo obstáculo mortal y su longividente mirada, que patrullaba tanto la tierra como el cielo, se posó sobre la joven, de quien se enamoró. La forma en que la sedujo es, quizás, lo más fino de la historia. Zeus se coló a su aposentó como una lluvia de oro. De esa lluvia de oro seminal, nació el gran héroe Perseo. De aquí también que este mito era utilizado en la antigüedad para explicar el origen de las estrellas fugaces: una lluvia divina propiciada por los celestes.

El pico de las Perseidas, que se pueden observar desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto, ocurrirá en las madrugadas de este 12 y 13 de agosto, algo auspicioso, ya que coincide exactamente con la luna llena. La mayoría de estos meteoros provienen del cometa 109P/Swift-Tuttle (sólo aparentan caer de la constelación de Perseo). Este año se podrá observar entre 60 y 100 fogonazos por hora, una de las lluvias más abundantes de meteoros del 2018.  

Obviamente, se recomienda salir de la ciudad e ir a una zona despejada y sin contaminación lumínica. La lluvia de estrellas tiene su máximo esplendor después de las 12:00am, especialmente cerca del amanecer, por lo cual es un excelente pretexto para acampar. 

 

En este link puedes observar la dirección exacta el cielo de la cual estarán saliendo los meteoros cada hora de la mañana

 

Tiiempo Azimuth/Dircción Altitud
12:00  30°North-northeast 6.0°
 1:00 am 33°North-northeast 13.4°
 2:00 am 35°Northeast 21.3°
 3:00 am 34°Northeast 29.3°
 4:00 am 31°North-northeast 36.9°
  5:00 am 26°North-northeast 43.7°
 6:00 am 17°North-northeast 48.9°
 7:00 am North 51.6°

 

Te podría interesar:

Por qué la telepatía intergaláctica podría ser la mejor forma de contactar inteligencia extraterrestre

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/10/2018

Una idea que parece descabellada, pero no lo es tanto: la telepatía intergaláctica

Encontrar vida extraterrestre enviando señales de radio con fórmulas matemáticas no es muy probable. Simplemente porque el cosmos es enormemente vasto, ya que tan sólo para llegar al otro lado de nuestra galaxia -una entre miles de millones- el mensaje tardaría 100 millones de años. Así que habría que esperar otros 100 millones de años para recibir una respuesta. Y, cómo dice Rupert Sheldrake, para ese entonces "¿quién se va a acordar de la pregunta?". Así que si realmente queremos tener un buen prospecto para encontrar vida inteligente en otras partes del cosmos, debemos probar con algo más veloz que la velocidad de la luz. Esto es un problema para la ciencia, ya que aunque podemos pensar que nuestra tecnología va a aumentar exponencialmente, no existen indicios de que podamos viajar más rápido que la velocidad de la luz, si tomamos en cuenta las constantes universales aceptadas hoy en día y el límite que representa la velocidad de la luz. 

Sheldrake, aunque tiene un pedigrí científico -estudió en Cambridge y demás-, no es un científico que piense como la mayoría. La alternativa para resolver este predicamento, según él, es lo que la ciencia llama "el problema duro": la conciencia. La ciencia no sabe realmente qué es la conciencia; incluso, algunos científicos niegan su existencia o la rebajan a un mero epifenómeno de la complejidad de la materia. Sheldrake, quien es uno de los principales investigadores de la telepatía (aquí puedes consultar su evidencia), considera que la conciencia no sólo es fundamental sino que existe más allá del cuerpo; existe como un campo, como una mente extendida. Sus experimento con telepatía le hacen pensar que en lugar de invertir en millonarios proyectos como el SETI podríamos invertir en estudiar y desarrollar nuestra propia conciencia, y esto nos brindaría un método para responder a las grandes preguntas de la actualidad -ya no sólo sobre la existencia de Dios, sino sobre vida extraterrestre inteligente-. Entra entonces la "telepatía intergaláctica" (Sheldrake habla sobre esto en el minuto 1:18:00 en este video). La idea suena descabellada, como algo en lo que pensarían las huestes que usan sombreritos de aluminio, pero si uno la considera sin prejuicios, no lo es tanto. Y es que si la conciencia es fundamental y existe en todas las cosas, como muchos científicos empiezan a creer (gracias a la aceptación que está teniendo el panpsiquismo entre algunos de los neurocientíficos y filósofos más reputados, como Christopher Koch o Thomas Nagel), entonces es posible que haya enormes difusiones de conciencia, no sólo seres parecidos a nosotros. No sólo los animales, las plantas o los cristales podrían tener algún tipo de conciencia; también las estrellas, las galaxias e incluso el universo mismo podría ser algún tipo de superconciencia integrada. Pese a que la conciencia es lo más fundamental e íntimo que tenemos -todo lo demás es una inferencia- no conocemos realmente qué es y, menos aún, sus límites. Así que, por lo menos, sondear la conciencia debería ser tan importante como sondear las profundidades del espacio cósmico. Y quizás al hacerlo nos llevemos la sorpresa de que al profundizar en nuestro conocimiento de la conciencia logramos descifrar los secretos más remotos del universo. Telepatía integaláctica: he allí un poco de comida para la mente.