*

X

Encuentran relación genética entre la esquizofrenia y el consumo de cannabis

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/28/2018

Estudio sugiere que ciertos genes involucrados en la esquizofrenia aumentan las posibilidades de fumar marihuana

Desde hace unos años se estudia el vínculo entre el uso de marihuana y la esquizofrenia, uno de los temas más delicados en torno a la cannabis, una planta que, por otro lado, tiene una gran cantidad de beneficios medicinales.

En un estudio reciente en el que se analizaron datos del sitio 23andMe (que ofrece el servicio de diagnóstico genético), se encontró que los individuos con riesgo genético a desarrollar esquizofrenia suelen tener mayor propensión a consumir marihuana. Es importante notar que el estudio no concluye que la cannabis cause la esquizofrenia, sino que este trastorno o ciertos genes parecen provocar que la gente empiece a consumir cannabis. 

La investigación, publicada en la revista Nature, tomó en cuenta los datos de más de 180 mil personas, lo que la convierte, por mucho, en la más amplia hasta la fecha. Los científicos hallaron ocho variaciones genéticas asociadas con el uso crónico de cannabis, las cuales estadísticamente influyen y aumentan en un 11% las posibilidades de que un individuo fume marihuana. Particularmente notables fueron las variaciones en el gen CADM2, que está relacionado con la toma de riesgos en general y cuyas variaciones también están asociadas con la esquizofrenia.

Según Jacqueline Vink, investigadora de la Universidad de Radboud (en Nijmegen) y autora del estudio, esto no fue una gran sorpresa, ya que "estudios previos habían mostrado que la esquizofrenia y la cannabis estaban asociados". Los autores ahora intentaron descubrir si la relación era causal o no. La evidencia que encontraron sugiere que la vulnerabilidad genética a la esquizofrenia hace que sea más fácil que un individuo acabe fumando cannabis.

Por otro lado, los resultados de la investigación indican una relación causal significativa entre fumar cannabis y desarrollar esquizofrenia. Sin embargo, los científicos advierten que su estudio no necesariamente refuta una investigación anterior en la que se aseguraba que empezar a fumar cannabis en la adolescencia aumenta el riesgo de desarrollar este trastorno, especialmente en personas con riesgos de enfermedades mentales. Esto tampoco es demasiado claro, pero sí habla de que existe una compleja relación entre ambos fenómenos, que debe ser más estudiada.

Te podría interesar:

Este es el indicador que más se relaciona con tener un cerebro sano

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/28/2018

Esta puede ser una forma de saber si tienes un cerebro sano

La capacidad de nuestro cerebro de procesar información, tomar decisiones, recordar cosas y demás, es uno de los aspectos fundamentales que permiten a una persona funcionar de manera eficiente en el mundo. Es por ello que, con la edad, uno de los grandes temores de las personas es la pérdida de su poder mental, el cual se asocia comúnmente con el envejecimiento. 

Sin embargo, mucha gente alcanza a tener 70, 80 años y más, aún en plena facultad de sus capacidades. En un estudio reciente, publicado en Frontiers in Aging Neuroscience, se escaneó el cerebro de individuos de entre 59 y 84 años y se descubrió que aquellos que reportaron sentir una edad subjetiva menor a la edad física mostraron tener más materia gris en ciertas áreas críticas del cerebro. Asimismo, se desempeñaron mejor en pruebas de memoria y reportaron menos síntomas de depresión. 

Existen dos posibilidades que no pueden descartarse. La primera, la más obvia, es que las personas intuitivamente pueden sentir cómo envejece su cerebro. Quienes contestaron que tenían menos años (subjetivos), tenían una noción acertada de la edad de su cerebro. Por otro lado, también es posible que el hecho de sentirse jóvenes crea una actitud positiva que contribuye a la salud del cerebro. Por ejemplo, quien se siente joven suele intentar cosas nuevas y se mantiene aprendiendo y ejercitando su cerebro, lo cual obviamente favorece la salud física del mismo. Es probable que haya una mezcla de ambos aspectos y que, además, una actitud positiva pueda influir en la salud general del cerebro.

De cualquier manera, lo interesante y útil del estudio tiene que ver más con el hecho de que si alguien se siente más viejo de lo que es, esto es una importante señal, como dice uno de los autores de la investigación, para que evalúe su estilo de vida y busque realizar actividades que contribuyan a la salud cerebral, como hacer ejercicio físico, aprender un idioma, meditar, etcétera.