*

X

El efecto del "hermoso desastre": ser vulnerable puede hacerte atractivo

Sociedad

Por: pijamasurf - 08/10/2018

La vulnerabilidad por dentro se percibe como debilidad por fuera como valentía

Mucho de nosotros, especialmente los hombres, crecimos con la noción de que mostrar los sentimientos y más aún la debilidad (pedir ayuda, llorar, aceptar nuestra insuficiencia, y demás) era algo que debíamos de evitar. La razón por la cual se evitaba mostrar esta "vulnerabilidad" era, sobre todo, porque se creía que no era atractivo. Como si mostrar esta vulnerabilidad entrara en conflicto con la fuerza y la seguridad. Es evidente que una de las cosas que hacen más atractivas a una persona es su seguridad, su confianza en sí mismo y de hecho la vulnerabilidad es una muestra de esta seguridad, algo que en primera instancia podría parecer contraintuitivo.

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology muestra que las personas que muestran su vulnerabilidad suelen ser recompensadas por las demás personas. Esto, según los investigadores, en parte tiene que ver con que para las otras personas aquello que nosotros vemos como algo negativo no suele verse así para otras personas. Por ejemplo, podemos considerar que admitir un error, confesar que sentimos algo por alguien o pedir perdón es una situación que nos hace perder un cierto valor o que nos revela en una luz negativa, pero para las otras personas esto suele ser menos negativo e incluso puede hacer que piensen que somos valientes y que estamos abiertos. Los investigadores describen esto como "the beautiful mess effect", el efecto del hermoso desastre. Es hermoso justamente porque estas situaciones nos revelan como alguien vulnerable, por lo tanto alguien que es permeable, capaz de afectarse por las cosas que suceden, y no alguien que vive reprimiendo sus sentimientos y cerrándose al mundo. 

Una de las investigadoras, Ann Bruk, dice que ha tomado esta idea de la literatura, donde se suele mostrar que las personas aman ver la expresión de la verdad en toda su cruda desnudez en otras personas, aunque temen mostrarla en sí mismas. En realidad, como dice Brené Brown, "la vulnerabilidad es valentía en ti, y una sensación de ser inadecuado en mí". Desde dentro, la vulnerabilidad se ve como debilidad, pero desde fuera como valentía.

En el estudio publicado se realizaron diferentes en los que los voluntarios observaron muestras de vulnerabilidad y las compraron con su propia vulnerabilidad. Casi siempre se evaluó positivamente la vulnerabilidad de los otros. 

Los investigadores notan que los beneficios de expresar la vulnerabilidad tienen que ver con que construye confianza, y puede además incrementar el aprendizaje, y el perdón. Y un otro beneficio, en el caso de confesar el interés romántico, es obviamente el enorme aumento de posibilidades de que una relación se materialice. Pues, como otros estudios sugieren, es más fácil enamorarse de alguien que ya está enamorado de ti: su vulnerabilidad te da confianza. 

Te podría interesar:

Consejos para relacionarte con personas que no conoces sin sentirte raro o nervioso

Sociedad

Por: pijamasurf - 08/10/2018

Valiosos consejos para introvertidos

Susan Cain es una mujer introvertida que ha creado una plataforma llamada Quiet Revolution, en la que ofrece asesoría para personas que buscan tener nuevas relaciones o tienen problemas para hablar en público.

Cain sugiere que la clave para esto es cambiar de mentalidad. En vez de pensar "¿Qué les voy a decir?", hay que pensar "¿Qué puedo hacer para que los demás se sientan mejor?". Este simple cambio puede hacer maravillas, pues es el principio de una inteligencia emocional que, además, suele hacer que disminuya la ansiedad.

Por otro lado, es importante sentir una conexión o afinidad con las personas con las que se quiere conectar. Cain recomienda no ponerse presión por no poder hacer contacto con personas no afines sino, más bien, dedicarse a aquellos con los que se siente conexión. Después de todo, uno no sufre por no conectar con quienes no siente afinidad o interés, sino por no poder conectar con quienes cree que podría tener una gran relación.

Para poder estar en un estado de apertura, es importante trabajar internamente con el miedo. "Entre más paz sientes, más poder tienes", dice esta introvertida que a todas luces ha superado su problema de hablar en público. La forma de conquistar el miedo es exponerse a aquellas situaciones que nos producen temor pero de manera gradual, en eventos que no nos abruman, y poco a poco ir enfrentando situaciones más complejas. Se trata de hacer que tu personalidad no esté reprimida y pueda expresarse. Una buena estrategia es pensar en intentar que las cualidades y los intereses de los demás salgan a relucir. Esto crea una situación doblemente virtuosa, pues a todas las personas les gusta cuando una situación les permite expresar quienes son realmente, y por otro lado, hace que dejes de pensar en ti mismo y dirijas tu atención a los demás. De entrada esto ya hace maravillas, pues nuestra ansiedad existe justamente en el pensamiento que se obsesiona consigo mismo.

Cuando se trata de hacer una presentación, una estrategia muy buena, aunque básica, es simplemente pensar en qué les será interesante a los demás, y cómo se puede presentar de forma que les parezca atractivo -en lugar de pensar en qué quieres decir tú y en qué es lo que te interesa a ti-. Obviamente, uno conoce mejor y podrá hablar mejor de algo que le interese, pero al planear la manera de presentarlo resulta muy útil pensar en los demás.