*

X

Estudio muestra que el calor afecta la inteligencia

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/14/2018

Sí: el calor no es bueno para pensar

Es parte del sentido común la idea de que es más difícil pensar y, en general, llevar a cabo tareas cognitivas cuando hace calor. Esto ha sido confirmado por un estudio realizado por investigadores de Harvard. 

En el estudio se separó a dos grupos de estudiantes: uno fue colocado en un dormitorio nuevo con aire acondicionado y otro fue dejado en un viejo edificio sin aire acondicionado durante una ola de calor.

Los estudiantes hicieron exámenes en sus teléfonos tan pronto se despertaron en la mañana. Durante los días más calurosos, los estudiantes en el edificio sin aire acondicionado tuvieron un 13% menos de aciertos.

Los investigadores sugieren que por el cambio climático esto puede, en principio, afectar el desempeño cognitivo de todo el mundo, particularmente de ciertas secciones de la población que no tienen acceso al aire acondicionado, algo que puede ser sumamente caro y a la vez muy poco ecológico. Las conclusiones de esta investigación no nos dejan muy bien parados: disminución del desempeño intelectual o gasto excesivo de energía, con posibles consecuencias desastrosas. Así pues, será importante desarrollar maneras más eficaces para enfriar el ambiente.

De cualquier forma, el estudio parece también apuntar hacia algo que es sentido común: es más fácil escribir un tratado de filosofía en Alemania que en Jamaica.

Te podría interesar:

Científicos identifican la zona del cerebro involucrada en las experiencias espirituales

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/14/2018

Estudio parece haber encontrado la región cerebral asociada con las experiencias místicas o espirituales

Un grupo de científicos creen que han identificado la zona en el cerebro en la que se procesan los momentos que son descritos como espirituales o trascendentales.

Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Yale, la región parietal del córtex cerebral muestra una actividad que se correlaciona con las experiencias espirituales. De acuerdo con el neurocientífico Marc Potenza, las investigaciones como esta son particularmente importantes, ya que las experiencias espirituales tienen grandes impactos en la vida de las personas. Asimismo, entender estos estados podría tener aplicaciones en un futuro para la recuperación de adicciones, enfermedades mentales y el desarrollo de la resiliencia mental.

Para lograr tener una imagen cerebral de estas experiencias, los investigadores hicieron que 27 jóvenes intentarán revivir sus experiencias espirituales y las describieran, mientras se medía su actividad cerebral. 

Se encontró que los jóvenes tenían menor actividad cerebral en el lóbulo parietal (actividad involucrada en la conciencia del yo) al recordar estas experiencias. También se registró una disminución en las regiones asociadas con el procesamiento sensorial y emocional. Esto tiene algunas similitudes con las resonancias magnéticas con LSD, que muestran que los psicodélicos también disminuyen la actividad del ego.

El hecho de que exista una correlación entre la actividad neural y las experiencias de la conciencia no significa que la conciencia sea generada por el cerebro. Una forma de explicar esto es con la metáfora de la televisión. El aparato de TV no genera la imagen, sólo la sintoniza; lo que se ve en la imagen no está dentro de la televisión. Si la televisión se daña físicamente, la señal también se modifica; de la misma manera que si el cerebro se ve afectado, se altera el contenido y la experiencia de la conciencia.

 

Imagen: Víctor Tongdee