*

X

Canguros brincando intoxicados por comer pasto que contiene DMT (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/23/2018

Comer el pasto Phalaris aquatica es realmente un malviaje para los canguros

Videos de canguros brincando como locos, tambaleándose y probablemente alucinando circulan en este momento por la red. Australia está viviendo un problema de "staggering kangaroos", canguros intoxicados que se comportan de manera extraña, se caen y presentan problemas en los riñones (los cuales se vuelven verdes). En ocasiones, incluso pueden llegar a morir. Se ha identificado que la causa proviene de comer pasto de la especie Phalaris aquatica, la cual contiene altas concentraciones de DMT, uno de los psicodélicos más potentes del mundo.

Si bien es cierto que ingerir DMT de manera oral no tiene un efecto psicoactivo para el ser humano (de allí, por ejemplo, que sea combinado con un inhibidor, como ocurre en el caso de la ayahuasca), se ha encontrado que ocurre un efecto similar cuando se les inyecta DMT a las ovejas, que también presentan condiciones de intoxicación por comer este pasto, por lo cual es muy probable que también sea el DMT el que pone a los canguros en un estado de intoxicación descontrolada, la cual se acentúa por el dinamismo de estos marsupiales. 

Como dijimos antes, en el caso del ser humano, el DMT de este pasto o de otras plantas no es activo vía oral, así que no intentes comer mucho pasto para alucinar -pues quizá lo logres, pero no será una alucinación con la "molécula del espíritu"-. 

Te podría interesar:

Estudio muestra que los delfines se llaman por sus nombres propios

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/23/2018

Los delfines machos miembros de alianzas para acceder a hembras tienen nombres individuales

En el siempre fascinante mundo del estudio de la inteligencia de los cetáceos y particularmente de los delfines, se ha producido un nuevo descubrimiento que confirma la hipótesis de que los delfines se llaman por su nombre.

Un grupo de investigadores descubrió que los grupos de delfines machos de la especie con narices de botella en Shark Bay, Australia, tienen un nombre distintivo. Los delfines machos forman alianzas durante varios años, para poder ganar acceso a las hembras en fase reproductiva y a la vez proteger a sus propias hembras.

Los sonidos con los que se llaman dentro de estas alianzas son una especie de complejo silbido o pulso. Cada uno de estos sonidos distintivos tiene una serie de componentes espectrales que entran dentro de una cierta frecuencia. Los investigadores encontraron la firma sonora de 17 de estos silbidos. Estudiando los sonidos se determinó que cada uno es distinto, lo cual permitió descartar la hipótesis de que en las alianzas de delfines se producen silbidos generales. En otras palabras, los silbidos no representan la alianza, sino al delfín individual. Así que hay buenas razones para decir que estos sonidos son sus nombres.

Además, los machos viven en una especie de "bromance", intercambiando pequeños golpeteos amistosos, casi como los miembros de un equipo deportivo.