*

X
Luna nueva en Géminis; Mercurio y la Luna entran en recepción mutua

Este miércoles 13 de junio a las 14:43, hora de la Ciudad de México (a las 19:43, tiempo universal), ocurrirá la luna nueva. La luna nueva es el momento de completa conjunción entre la Luna y el Sol, en este caso en el grado 22 del signo zodiacal Géminis. Tenemos en este caso lo que se conoce astrológicamente como recibimiento mutuo: la Luna se encuentra en el domicilio de Mercurio (en Géminis) y Mercurio en el domicilio de la Luna (en Cáncer). Así, la luna nueva está teñida por la energía mercurial, la insaciable curiosidad y astucia de los gemelos, un signo que también connota un aspecto alquímico de la conjunción de los opuestos -tema que es intrínseco a todas las lunas nuevas-.

Evidentemente, la luna nueva es apenas una coordenada en un diagrama planetario mucho más complejo (actualmente dominado por Saturno retrógrado en Capricornio haciendo oposición a Mercurio en Cáncer y próximamente con la Luna y con el Sol), por lo cual la supuesta energía del día que pregona un horóscopo basado solamente en el signo solar o lunar es incompleta, a lo mucho una sugestión basada en un pequeño trazo. Dicho eso, algunas personas creen que los movimientos de la Luna son especialmente influyentes -por su cercanía- y se pueden observar sus efectos en las mareas y en ciclos hormonales, entre otras cosas. En todo caso, esta luna nueva de Géminis adopta el tema de la creatividad, la palabra, la curiosidad, la comunicación -o encontrar formas hábiles para comunicar las emociones: Mercurio con la Luna-. Mercurio es el Logos, la inteligencia racional cósmica, aunque en Géminis tiene una parte también traviesa y dinámica; la Luna simboliza el aspecto emocional; teóricamente se podría hacer una conjunción de estos aspectos masculinos y femeninos, del intelecto y la emoción. 

Tradicionalmente esta fase lunar era usada para realizar ayunos, limpias, purificaciones y sanaciones. En la agricultura, este es el momento de la siembra -si se siguen creencias antiguas-, de la inseminación de la nueva vida en el vientre de la Tierra. Utilizando el cosmos como un espejo simbólico de nuestra mente y nuestra vida sublunar, podemos jugar con los símbolos y los arquetipos y aprovechar este aparente momentum hacia lo nuevo para cerrar ciclos e iniciar nuevos proyectos o experimentos en nuestra forma de ser y relacionarnos con el mundo. Podemos, de alguna manera, impulsarnos con la fuerza y la claridad que creemos ver en estas fechas para convencernos e imaginar que las cosas pueden ser diferentes. La luna nueva es nacimiento pero, siempre, también muerte: un ejemplo simbólico de que podemos renovarnos y hasta renacer si dejamos atrás los atavismos de nuestra mente. La Luna es siempre un espejo de la energía del Sol, en sí misma sólo un vehículo de nuestra imaginación y nuestro deseo.

Te podría interesar:
Estas son las claves del hatha yoga, según el texto clásico de esta escuela

Yoga es un término amplio que agrupa diversas escuelas y prácticas espirituales. Sería imposible dar una imagen completa de qué es el yoga aquí. Lo que hay que mencionar es que gran parte del yoga que se practica en Occidente proviene de la tradición del hatha yoga y de los nath-siddhis, yoguis itinerantes devotos generalmente de Shiva. El hatha yoga tiene profundas influencias del tantra shivaíta y específicamente del tantra budista, como ha demostrado el académico James Mallinson. Curiosamente, el yoga que practicamos en Occidente se basa en prácticas de budismo tántrico (¡aunque mezcladas con gimnasia sueca!). Sin embargo, el budismo tántrico se fundamenta en aspectos del tantra hindú y algunos han teorizado que éste, a su vez, toma de la alquimia interna china.

Dicho eso, presentamos aquí una lista de los principios básicos del yoga siguiendo el texto central del hatha yoga, el Hatha Yoga Pradipika (Luz sobre el yoga), escrito en sánscrito por Svātmārāma en el siglo XV.

Atyāhārah prayāsaścha prajalpo niyamāghrahah janasangaścha laulyam cha shadbhiryogo vinaśyati 

El yoga [el poder o el estado de absorción unitaria con lo absoluto] es destruido por seis causas: comer en exceso, extenuación, hablar mucho, adherirse a las reglas (por ejemplo, bañarse en la mañana con agua fría, comer en la noche, comer sólo frutas), socializar e inestabilidad.

Utsāhātsāhasāddhairyāttattvajñānāścha niśchayāt janasangghaparityāghātshadbhiryogah prasiddhyati 

Las siguientes seis cosas aseguran el éxito en el yoga: la valentía, la perseverancia, el discernimiento, la fe y el desapego (a las personas).

Como podemos ver, como ocurre en todas las verdaderas prácticas espirituales, el yoga requiere de integridad moral y de purificación preliminar (ciertamente, no es sólo gimnasia). Las diez reglas de conducta o virtudes necesarias son:

La no violencia (ahimsa), la honestidad, no robar, la continencia, perdonar, durabilidad, compasión, humildad, moderación en la dieta y limpieza.