*

X
Esto redobla la esperanza de encontrar vida en Marte

La Nasa ha anunciado un histórico descubrimiento: su explorador Curiosity encontró material orgánico en el cráter Gale de Marte. El descubrimiento abre las puertas a la posibilidad de que exista vida en el planeta rojo o que haya existido en el pasado, si bien también existe la posibilidad de que el material orgánico haya llegado del espacio.

Además de este descubrimiento, se ha encontrado también metano en la superficie de Marte, un gas que en la tierra suele producirse de fuentes biológicas. 

Existen tres orígenes posibles en el caso del material orgánico: se puede tratar de remanentes de organismos vivos; reacciones químicas geológicas o material que llegó en un cometa o algo parecido. 

El vehículo de la Nasa encontró el material orgánico en una cama lacustre en el cráter Gale. Se cree que el agua en Marte antiguamente estuvo llena de moléculas orgánicas que pudieron estar vivas o al menos servir potencialmente como alimento para la vida, ya que las bacterias suelen alimentarse de éstas. Ahora los científicos seguirán investigando con redoblados bríos. Si logran encontrar ácidos grasos, esto será una posible prueba de vida.

Te podría interesar:

Hasta las montañas suizas han sido contaminadas por el plástico, descubre nuevo estudio

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/08/2018

La belleza inmaculada de las montañas suizas ha sido mancillada por la expansión tóxica del microplástico

Las montañas suizas son un símbolo de paz y majestuosidad, uno de los grandes rescoldos de la humanidad, pero desgraciadamente incluso ahí ha llegado la contaminación del microplástico, según nos muestra un nuevo estudio.

Un grupo de investigadores analizó la presencia de microplásticos en la tierra de 29 ríos en diferentes reservas suizas y se descubrió existencia de dichos materiales en el 90% de estas zonas. Muchos de estos lugares son reservas naturales protegidas y aisladas de la actividad humana. Esto es especialmente significativo, ya que sugiere que el plástico es llevado allí por el viento, pues se sabe que las grandes concentraciones de contaminación de microplásticos están en los océanos, además de que Suiza es reconocida por su limpieza y la eficiencia en cuanto a reciclaje. Casi el 100% del plástico usado en Suiza es reciclado o incinerado.

Esto hace sonar la alarma sobre los niveles de contaminación que deben de existir en países donde no se tiene el mismo nivel de manejo de desechos. Anteriormente ya se había encontrado presencia de microplástico en el agua que es suministrada en varias ciudades de gran parte del mundo. Y el microplástico ha aparecido en la miel, en la cerveza, en la sal y hasta en el pollo (especialmente en México). Se trata de un insidioso y ubicuo demonio contaminante, que puede ser tóxico.