*

X
Esto redobla la esperanza de encontrar vida en Marte

La Nasa ha anunciado un histórico descubrimiento: su explorador Curiosity encontró material orgánico en el cráter Gale de Marte. El descubrimiento abre las puertas a la posibilidad de que exista vida en el planeta rojo o que haya existido en el pasado, si bien también existe la posibilidad de que el material orgánico haya llegado del espacio.

Además de este descubrimiento, se ha encontrado también metano en la superficie de Marte, un gas que en la tierra suele producirse de fuentes biológicas. 

Existen tres orígenes posibles en el caso del material orgánico: se puede tratar de remanentes de organismos vivos; reacciones químicas geológicas o material que llegó en un cometa o algo parecido. 

El vehículo de la Nasa encontró el material orgánico en una cama lacustre en el cráter Gale. Se cree que el agua en Marte antiguamente estuvo llena de moléculas orgánicas que pudieron estar vivas o al menos servir potencialmente como alimento para la vida, ya que las bacterias suelen alimentarse de éstas. Ahora los científicos seguirán investigando con redoblados bríos. Si logran encontrar ácidos grasos, esto será una posible prueba de vida.

Te podría interesar:

Tortuga 'punk-rock' tiene 'pelo' verde, pero está a punto de desaparecer

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/08/2018

Esta llamativa tortuga parece ser una joven rebelde de los bajos mundos, pero lleva 40 millones de años evolucionando y ahora está a punto de desaparecer

La tortuga del río María es una de las especies más extrañas y llamativas que además se encuentran en peligro de extinción.

Es por su apariencia radical, como de un mutante punk-rocker, que el programa EDGE la ha utilizado para promover una importante iniciativa que busca salvar a los reptiles más amenazados del mundo.

Esta tortuga (Elusor macrurus) se encuentra en el lugar 29 de esta infame lista de especies amenazadas por el cambio climático, la caza o la pesca, la contaminación y otros factores. Las tortugas del río María son sumamente raras; se separaron de cualquier otra especie hace 40 millones de años y por lo tanto representan un curso único de la evolución que estaría por perderse, ya que, según los cálculos, quedan sólo 136 en la naturaleza.

Además de caracterizarse por tener un cuerpo empotrado de algas -de allí su "pelo verde"- son capaces de respirar por su "cloaca", el orificio multiusos que les sirve tanto para respirar como para aparearse o para desechar. Pueden pasar hasta 3 días bajo el agua -presumiblemente, escuchando los riffs de guitarra de corales eléctricos-.

Las tortugas constituyen 29 de las 100 especies de reptiles en peligro de extinción. La número 1 es la tortuga cabezona de Madagascar.

 

Foto: Chris Van Wyk/ZSL